Teatro de evasión de la posguerra

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,09 KB

 

El teatro de 1939 hasta los años setenta


Está marcado por las consecuencias de la guerra de 1936. Cortó todo incidió cultural y el teatro no iba a ser menos. La cultura se convirtió en un acto de provocación. La lucha entre los españoles supuso un hachazo en la producción literaria española y, en el teatro. La situación de España en el campo artístico, fue desoladora. Durante este período se representaron melodramas que hacían reír a un público asustado todavía por el acontecimiento fraticida. Hubo dramaturgos que prosiguieron escribiendo y representando sus obras como si no hubiera ocurrido nada.

/

En los 40 triunfó un teatro de evasión, de huida de la realidad, y el que más sobresalió fue el 'torradismo' es decir el estranado por José Torrado; fue el amo de los escenarios madrileños. Podíamos denominar al teatro de los 40 como de entretenimiento. Se estrena, José María Pemán; Destaquemos Yo no he venido a traer la paz, El testamento de la mariposa entre otras. Sube a los escenarios el teatro extranjero, pero son aquellas obras que llevan la marca de comedias de evasión, pero bien escritas,con un diálogo atrayente.

/

Pero existe una fecha y un nombre que da la ´raíz del teatro posterior, nos referimos al 1949 en que se estrenó Historia de una escalera.
Pero Vallejo no está solo en las 'tablas' españolas. Hay otros nombres y otros temas/
Buero Vallejo y Alfonso Sastre, representan  lo que se ha llamado “teatro de compromiso”.
El teatro de Buero Vallejo tiene como común denominador la libertad del hombre ante la existencia, que desarrolla en el tema de España-permanente en su dramaturgia-, Su primera obra caracterizó todo su teatro, aunque el dramaEn la ardiente oscuridad. Todas sus obras fueron bien acogidas por el público; recordemosHoy es fiesta(1956), Las Meninas(1960), El concierto de san Ovideo(1962),.La única obra que no pudo estrenarse en la dictadura fueLa doble historia del doctor Valmy (1968).Hubo que esperar hasta el año 1976.

/

En esta dinámica dle teatro entendido ocupa un lugar destacado Alfonso Sastre. Su obra Escuadra hacia la muerte supuso un revulsivo en su dramaturgia. Aunque según la crítica su teatro sea abstracto y demasiado riguroso en la esquematización de temas y personajes, a él le debemos un teatro sin máscaras y directo. Las obras La Mordaza, El pan de todos, Izaskun no pueden pasar desapersibidas. Es un teatro vivo, cercano a las personas.

/

Se representóun teatro llamado  “humorístico”en el que sobresalieron Jardiel Poncela, por ejemploEloísa está debajo de un almendro, Los habitantes de la casa deshabitada.Su teatro no siempre fue entendido. Aunque Jardiel Poncela se burló de sí mismo, en el fondo había siempre un deje de amargura. Torrente Ballester, admirador de su teatro, nos dijo que murió “de susto” ante los pateos con que eran recibidas sus obras. Hoy, su teatro se valora.  Alfonso Paso, conLa boda de la chica,por nombrar una de las más exitosas. La obra más significativa de M. Mihura esTres sombreros de copa.

/

No podía faltar la figura de Calvo Sotelo con la obra La murralla que batíó los récords de representación. O el teatro de ensueño, de imaginación, de Alejandro Casona con obras como La barca sin pescados, La casa de los siete balcones.

Entradas relacionadas: