Teatro español valle inclan

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 12,38 KB

 

TEMA 9.- TEATRO ESPAÑOL de LA PRIMERA MITAD DEL. VALLE INCLÁN.
Este género sufrió, como ningún, la crisis de fin de siglo. El predominio de un teatro intrascendente, escrito pensando en los actores, actrices,
empresarios y público, la nula influencia de los movimientos renovadores de otros países (teatro del absurdo, ... ) y la falta de grandes directores que
modificaran la situación trajeron como consecuencia un teatro comercial, tradicional, esencialmente de evasión. Junto a esta tendencia, surge otra
más moderna, renovadora, vanguardista, representada, sobre todo, por Valle Inclán y Lorca. la orientación del teatro de preguerra estuvo muy
determinada por el gusto del público, que acudía al teatro en busca de diversión, exclusivamente. Por esta razón, pueden distinguirse dos grandes
tendencias: el teatro comercial-tradicional y el teatro renovador. 1-El teatro comercial-tradicional, destinado a satisfacer las exigencias del público,
es, en general, un teatro costumbrista, cómico o melodramático que rehúye los planteamientos ideológicos y continúa las formas dramáticas
tradicionales (Los Quintero, Arniches, Muñoz Seca). 2-El teatro renovador, a contracorriente de los gustos de la época, es un teatro renovador en las
formas y en los temas, que sólo ha sido valorado en su justa medida muchos años después (Valle y Lorca). I-El teatro comercial-tradicional suelen
distinguirse tres corrientes: 1.1.- Comedia burguesa o alta comedia, máximo representante fue Jacinto Benavente, premio Nobel de Literatura en
1922. (Los intereses creados, Señora ama, La Malquerida) se caracterizan por el dominio de los recursos escénicos, la riqueza verbal y el ingenio en
los diálogos, con los que desterró el estilo grandilocuente y declamatorio de los dramas románticos. 1.2.- Teatro poético, escrito en verso y de gran
aceptación en los primeros años del siglo. Sus temas eran de carácter histórico: exaltaciones de grandes hechos o personajes del pasado. Sus
principales cultivadores fueron Francisco Villaespesa (La leona de Castilla) y Eduardo Marquina (En Flandes se ha puesto el sol). 1.3.- Teatro cómico,
basado casi siempre en la presentación de costumbres y tipos populares, que obtuvo un gran éxito de público. Los autores más representativos
fueron: 1.3.1- Carlos Arniches, conocido especialmente por sus sainetes costumbristas ambientados en Madrid, con personajes que se expresan en
habla castiza (El santo de la Isidra) y, posteriormente, por la llamada tragedia grotesca, donde mezcla lo caricaturesco con la crítica de las injusticias
(La señorita deTrevélez). 1.3.2- Pedro Muñoz Seca, creador de un subgénero cómico, la astracanada, que se basa en situaciones disparatadas y
juegos de palabras con el único fin de provocar la risa del espectador. La venganza de don Mendo. 1.3.3- Los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez
Quintero
, cuyas obras son cuadros de costumbres de la Andalucía tópica y tradicional (Malvaloca). 1.4.- El teatro social, de fuerte componente
revolucionaria, representado por Joaquín Dicenta. II-El teatro renovador Aunque en aquella época fracasó en su intento de atraer al público, hoy es,
el más apreciado. Los dos autores que más decisivamente contribuyeron a la renovación fueron Valle-Inclán y García Lorca. En esta tendencia se
incluyen también los intentos de renovación teatral de algunos noventayochistas (representados por el teatro intelectual de Unamuno o el
simbolismo dramático de Azorín), el intelectualismo teatral de Joaquín Grau y lasexperiencias renovadoras de las vanguardias, como el teatro
insólito de Ramón Gómez de la Serna (Los medios seres). También cabría incluir aquí el grupo independiente de Casona, Joaquín Grau y Max Aub,
quienes realizaron su obra en el exilio. Valle-Inclán. Valle-Inclán, nació en Villanueva de Arosa (Pontevedra) en 1866. Abandonó sus estudios, marchó
a Méjico y, de vuelta, se instaló en Madrid, donde llevó una vida bohemia. De figura inconfundible (larga barba, melena, con el brazo izquierdo
amputado), inconformista con la sociedad de su época, se dedicó por completo a la literatura hasta su muerte en 1936. En su producción (poesía,
teatro y novela, siempre con una actitud renovadora y antirrealista) se suelen distinguir dos grandes períodos: el modernista y el de los esperpentos.
Tras unas primeras obras de carácter modernista (como El Marqués de Bradomín, texto dramático sobre el protagonista de sus Sonatas), en 1907
comienzan a aparecer ¯Las comedias bárbaras? (trilogía Aguila de blasón, Romance de lobos y Cara de plata), con las que abre un nuevo cauce al
Modernismo. Ambientadas en una Galicia mítica y rural, se juzgaron, en aquel tiempo, irrepresentables. En 1920 publica su máxima obra dramática,
¯Divinas palabras?, ambientada en Galicia, donde bullen sórdidas ambiciones familiares y oscuros pecados. También en este año, dentro de su ciclo
de las farsas (obras teatrales en las que mezcla personajes de cuentos infantiles, de Cervantes y de las novelas de caballería), publica Farsa y licencia
de la Reina Castiza
, despiadada sátira contra la reina Isabel II. A partir de 1920 crea los esperpentos, nombre con el que Valle designa un tipo de
teatro basado en la deformación sistemática de la realidad (con personajes convertidos en seres grotescos y tratados como fantoches o marionetas)
con la intención de reflejar lo absurdo de la realidad y de la vida española de la época. Son obras teatrales en prosa, dialogadas, con lenguaje vivo,
chispeante, variado y con mezcla de diferentes registros, que alcanzan su más alta expresión con Luces de bohemia, Al grupo de los esperpentos
pertenecen Los cuernos de don Friolera, Las galas del difunto y La hija del capitán, agrupados bajo el título de Martes de carnaval. podríamos decir
que Valle es importantísimo por lo que de ruptura supone su teatro con respecto al que estaba de moda en esa época, por su proximidad a la
estética cinematográfica y porque rompe las convenciones estéticas vigentes, adelantándose muchos años a las tendencias imperantes en el teatro
contemporáneo, tanto desde el punto de vista estético como escénico.


Entradas relacionadas: