Que es el teatro cómico

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 6,16 KB

 
TEMA 4. El teatro español en el primer tercio del Siglo XX.
1. CONTEXTO HISTÓRICO Y SOCIAL.
En los últimos años del Siglo XIX, España comenzó la llamada “crisis de fin de siglo”: con el fin de la I República, llegó la Restauración Borbónica durante la que los partidos dinásticos conservador y liberal se alternaban el poder. En medio de esta incertidumbre, nacieron los nacionalismos periféricos originados por el deseo de llegar al poder en las zonas más industrializadas. El desorden se acentuó con el Desastre del 98: las pérdidas de las últimas posesiones de ultramar mostraron el atraso de España con respecto a Europa económica, política  y culturalmente – con un Ejército sin calidad, y una sanidad y educación casi nulas, así como un vacío en lo que tenía que ver con la Revolución Industrial –. 
En España, en el Siglo XIX ya se había seleccionado el público que podía ir al teatro por su capacidad económica e intelectual, y el sector estaba dominado por las grandes compañías; y mientras en el Periodo de Entreguerras se producía una renovación del teatro en Europa con el estreno de “Ubú rey”, de A. Jarry, en España solo contábamos con dos grandes renovadores: Valle-Inclán y García Lorca.
2. HERENCIA DECIMONÓNICA.
Tuvo dos vertientes:
“Alta comedia”. Se trataba de una crítica moral y social para denunciar la corrupción de la sociedad y la pérdida de valores moral-católicos como la familia, la religión, la honestidad etc. Los diálogos estaban vacíos de contenido.
Destacó Echegaray, Nobel de Literatura en 1904, muy discutido por la Generación del 98, con obras como El hijo de Don Juan.
Teatro realista. Eran dramas muy potentes que manténían interesados al público. Su representante fue Galdós, con su obra Electra.
3. TEATRO COMERCIAL.
El teatro en la época causaba muchos gastos y, por ello, se debían contrarrestar atrayendo al máximo público posible. Esto movía a crear un teatro que atrayera a la alta burguésía. Se distinguieron dos tipos:
Teatro de salón o de éxito. Caracterizado por la mesura y el Realismo, muestra las preocupaciones de la alta burguésía. Su objetivo principal era criticar los vicios del propio público, sin excederse, tal y como gustaba.
El autor que consiguió mejor este término medio fue Jacinto Benavente, Nobel de Literatura en 1922, que criticaba dichos valores con un lenguaje propio del público general, sin penetrar en la raíz de los problemas. Su obra más representada es la farsa Los intereses creados (1907) en la que actúan los personajes arquetípicos de la comedia del arte.
Teatro cómico. Este es el género “chico”, que incluía musicalidad con cantos y bailes, y variedad de especies dramáticas. Los tres autores más importantes fueron Carlos Arniches, (La señorita de TréVélez); los hermanos Álvarez Quintero, (El traje de luces); y Pedro Muñoz Seca, (La venganza de Don Mendo)

Entradas relacionadas: