Teatro anterior a 1936 Valle-Inclán

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,46 KB

 

La situación en Europa a finales del Siglo XIX es de crisis. La historia alcanza un ritmo vertiginoso: los viejos valores político-económicos están en decadencia, ya no existen los imperios, se suceden las guerras, se modifican los mapas, las ciencias y la tecnología se desarrollan rápidamente, El escritor está perdido ante los cambios, vive angustiado, sufre “el mal del siglo”. El indice de analfabetismo en España era muy alto, la gente no leía pero si acudía al teatro.
autores cómicos
como Carlos Arniches, los hermanos Álvarez Quintero o Pedro Muñoz Seca. Su famosa obra cómica en verso La venganza de don Mendo, una parodia del teatro ROMántico, se sigue representando

Jacinto Benavente, es otro de los autores teatrales con más espectadores. Escribíó más de 200 obras, la mayoría comedias que destacan por su ironía, sus diálogos ingeniosos y su verosimilitud Su obra más relevante es Los intereses creados.En el período de entreguerras,Brecht y Artaud rompen la tradición realista y abren las posibilidades del género. En España, fueron Valle-
Inclán y Federico García Lorca los que encarnaron ese espíritu innovador.

El teatro de
Valle-Inclán apenas fue representado en su época, Su obra maestra, Luces de bohemia, no será estrenada en España hasta 1970. En ella define el esperpento, su aportación más original a la historia del teatro.
El esperpento es la mezcla de lo trágico y lo burlesco; una deformación de la realidad en la que se exageran sus aspectos más criticables y los personajes son tratados como marionetas; un nuevo modo de representar que asocia a Valle-Inclán con el expresionismo.
tiene más de cincuenta personajes de todos los estamentos sociales, que presentan una España injusta, absurda, azotada por la miseria, el hambre, la represión policial, los problemas políticos.
El teatro de Federico García Lorca va paralelo a su obra poética: “El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana”, decía. Lleva a escena destinos trágicos, con un lenguaje cargado de simbolismo. Altolaguirre lo llamó “un Esquilo de nuestro tiempo”, por revitalizar los grandes temas de la tragedia clásica: el destino, la muerte pero la cumbre de su teatro la encontramos en tres obras protagonizadas por mujeres:
Bodas de sangre
, Yerma y La casa de Bernarda Alba. Las escribirá tras su experiencia como director de La Barraca, grupo de teatro universitario que representaba a autores clásicos, de gira por los pueblos de España

Entradas relacionadas: