Supremacía de la administración publica

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 5,72 KB

 

Tema 2- Organización administrativa el derecho administrativo como derecho estatutario: el derecho administrativo como el derecho relativo a la administración pública.

2.1. La administración pública y sus órganos. La administración pública como persona jurídica: significado y consecuencias.

El derecho administrativo es más exactamente el derecho relativo a alguna administración pública, porque en efecto no existe una única administración pública, sino una pluralidad de ellas.

La expresión administración pública no ha de interpretarse sino como un género que a su vez engloba pluralidad de especies , no obstante, lo cual todas ellas poseen una última carácterística esencial que les es común, como es a la postre la personalidad jurídica que tienen reconocida.

No puede olvidarse que las administraciones públicas se adscriben al grupo de las denominadas “personas jurídicas” y que estas están compuestas de órganos pero los órganos de unas y otras no son equivalentes. La personalidad jurídica es de la administración y no de cada uno de sus órganos pero expresan la voluntad de esta, son quienes en realidad actúan y toman unas decisiones que después mediante el fenómeno de “imputación” se atribuyen a la propia administración.

La relevancia jurídica de los órganos administrativos impone profundizar sobre su régimen jurídico propio y resaltar algunas de sus notas carácterísticas.

2.2. Unidad y pluralidad de administraciones públicas

A) Destaca la amplia variedad de administraciones públicas reconocidas por nuestro ordenamiento jurídico. Es un dato carácterístico de nuestro tiempo que contrasta con el de otras épocas históricas y pone en cuestión lo que dice O. Mayer que la constitución pasa pero la administración permanece.
Las estructuras administrativas se mantienen incólumes y siguen siendo las mismas, cualquiera que sea la forma constitucional de estado o de gobierno según se afirma superficialmente. Pero no es cierto y para demostrarlo, no hay sino que desarrollar la idea precedente.

1. En otras épocas históricas dominaba prácticamente una administración pública


2. Durante el siglo XIX cabe admitir la existencia de un segundo escalón administrativo concretamente en el ámbito local y más exactamente en su nivel básico (ayuntamientos, municipios) porque la organización administrativa provincial formaba entonces parte de la administración estatal.
Pero escaso era el papel del único nivel municipal existente, diferente al estatal dentro del conjunto del sistema, la práctica totalidad de su actividad estaba sujeta a un amplísimo sistema de controles administrativos a cargo de la administración del estado. La posición de los municipios podía ser equiparada a la de un menor de edad o a la de un incapaz y para suplir su falta de capacidad, el establecimiento de los controles administrativos y la formación de un sistema que venía a denominarse tutela administrativa.


3. Conforme avanzaba el Siglo XIX comienzan a emerger nuevas formas administrativas. A medida que la organización administrativa estatal ganaba en tamaño y las tareas que tenía encomendadas se ampliaban, dicha organización se vio desbordada para atender a aquellas con la necesaria eficacia. Surge así la “descentralización administrativa” o de “servicios”, primero en los ámbitos de la asistencia (la actual sanidad) ,la educación y la beneficencia(los actuales servicios sociales) se extiende después por el ámbito laboral y termina instalándose en el conjunto de la ordenación de la economía en un proceso que culmina ya en el Siglo XX. Hay que señalar que la personalidad jurídica se manifiesta sobre todo en las relaciones externas de estas entidades (“ad extra”) porque lo cierto es que en sus relaciones internas con la administración estatal se desdibuja y hasta desaparece ante la presencia de controles administrativos y bajo un sistema de tutela estrecho e intenso.


4. A lo largo del Siglo XX, el panorama administrativo no varía sustancialmente. Si acaso bajo el franquismo llega a su punto máximo de exacerbación. Administraciones junto a la del estado están sometidas a una intervención constante en su actuación que prácticamente dejaba sobre el papel la personalidad jurídica que formalmente tenían reconocida.


5. Todo ello va a dar un vuelco completo a partir de la nueva etapa democrática que empieza en España, tras la dictadura. Se consolida un panorama completamente diferente con la constitución española.
Junto a la administración estatal comienza a instaurarse a escala regional o autonómica a partir de la aparición primero de las denominadas preautonomías y de las comunidades autónomas más tarde. Este es el dato más importante y se trata de la creación de un escalón administrativo a un nivel desconocido.

También como carácterística importante destacamos el fortalecimiento de la administración local. Al escalón más básico el nivel municipal vienen a sumarse escalones nuevos, como el provincial aunque apenas adquiere la más mínima consistencia. Pero lo más importante con todo es el reconocimiento constitucional de autonomía para las entidades locales básicas, es decir, los municipios lo que excluye la típica tutela administrativa ejercida sobre ellas.

Entradas relacionadas: