Superhombre de niche

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,68 KB

 


La crítica a la cultura occidental.

Nietzsche critica la cultura occidental desde tres frentes

La metafísica, la moral y la ciencia. Critica la metafísica que comienza con Sócrates y Platón, ya que instauran el “error dogmático” más fuerte y duradero: creer que existen “cosas en sí,” es decir, un mundo más allá de este que, además, es más verdadero. Esta idea la recogíó el cristianismo, dándole un contenido religioso y complicándolo con la moral. Sócrates y Platón pervierten el espíritu griego original al creer que tan sólo somos razón, moderación (representada por el Dios Apolo) y renegando de nuestra parte emocional, excesiva,exagerada (representada por el Dios Dionisos.)


La crítica a la moral comienza con un análisis etimológico. Las palabras “bueno” y“malo” no tenían originariamente la carga moral que ahora tienen. En un principio se referían únicamente a lo propio de las clases poderosas y de las clases vulgares, respectivamente, en un sentido amoral de “noble” y “plebeyo.” Sin embargo, las clases vulgares trastocaron el sentido de los términos y denominaron“buenos” sus valores y “malos” los valores de la clase elevada, de tal modo que valores como el sufrimiento, el arrepentimiento, la pobreza y otros parecidos pasaron a considerarse“buenos.” Esto supuso, según Nietzsche, trastocar la forma de entender los valores y debe superarse.


La crítica a la ciencia se dirige sobre todo al mecanicismo y al positivismo. Puede decirse que Nietzsche está en contra de cualquier concepción que entienda que se puede atrapar la vida en conceptos, sean cuales sean. La vida es mucho más amplia y compleja de lo que pueda cosificar cualquier disciplina. No existe ningún orden que se presente como una verdad objetiva.









Las aportaciones de Nietzsche son tan provocadoras como sus críticas. Él parte de lo que considera un hecho fundamental para Occidente: la muerte de Dios. Con esta idea entiende que los grandes valores occidentales han caído; según él, nadie cree ya seriamente en las grandes promesas de Occidente, todo eso se ha vaciado de contenido, ese horizonte se ha borrado y en su lugar ha aparecido una moral decadente y acomodaticia que Nietzsche también critica. El Nihilismo (‘nada’ en latín) es entender que se está sin brújula en esta vida, sin valores. Esta situación puede ser negativa y positiva. Negativa porque puede acabar en mera pasividad cínica y aprovechamiento miserable de la situación. Positiva porque entender que ya no hay valores es el paso que nos permite pensar en crear un nuevo modo de entender la vida. Nietzsche es consciente de que esto es peligroso y predice guerras ideológicas.


El Nihilismo positivo es la base que permite que aparezca el superhombre.
Según él, el superhombre está aún por llegar. Debe ser una superación del hombre, que es algo intermedio: “una cuerda sobre un abismo”. El superhombre debe ser el más real de los hombres y debe saber decir sí a la vida, todo lo contrario a lo que ocurre con el último hombre, lleno de resentimientos con la vida, de amargura con esta tierra. El superhombre llegará cuando se den las tres transformaciones de las que habla Nietzsche: el camello que se convierte en león y el león en niño. El camello es el hombre con las cargas morales, el león el hombre capaz de asumir el Nihilismo positivo, el niño es el superhombre que se relaciona alegremente con la vida, como si fuera un juego, con inocencia. El superhombre posee el concepto de la integración y el desarrollo más amplios posibles del poder intelectual, la fortaleza de carácter y de voluntad, la independencia, la pasión, la habilidad y el físico.


La perspectiva del superhombre se expresa como “voluntad de poder”. La voluntad de poder es el impulso,el ser. Todo se esfuerza en ser, en crear, en vivir. La voluntad de poder es la afirmación del principio de la vida, no como algo metafísico, sino como una comprobación empírica. La voluntad de poder no es un anhelo de posesión o dominio, sino creación y aceptación del eterno retorno. Otro de los conceptos fundamentales de la filosofía de Nietzsche. El eterno retorno es la idea de que todo volverá a repetirse tal como lo estamos viviendo ahora. Esta hipótesis no es sólo física sino moral. Debemos vivir la vida deseando que todo vuelva a pasar, porque eso significa que estamos dotando de eternidad al momento presente, de una eternidad con sentido.


Entradas relacionadas: