Subgénero periodístico

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,1 KB

 
2.9 OPINIÓN PÚBLICA
La opinión pública consiste en la suma teórica de las opiniones sostenidas por un público en cierto momento. Este punto de vista tiene dos enfoques: uno la considera como algo estático, como un conjunto de creencias y puntos de vista; y el otro toma en cuenta el proceso de la formación de la opinión pública.  La opinión pública aparece cuando las costumbres y los sentimientos que la sustentan son puestos en cuestión, o cuando surge algún conflicto acerca de un valor. 

A)Etapas básicas
El autor Kimball Young distingue cuatro etapas básicas en el proceso de formación de la opinión pública: **Algún tema comienza a ser propuesto por alguna persona/s  como un problema que exige solución. En esta primera etapa se delimita una cuestión en términos que provoquen discusión.**Surgen las preguntas en torno al asunto propuesto. Se convierte en tema de conversación, se organizan charlas, aparecen noticias en los periódicos...Aquí interviene el periodismo de investigación. **Madura el ambiente para que se propongan soluciones y haya quien se oponga a ellas. Los elementos irracionales de la cuestión cobran cada vez más importancia. **Se forma un cierto consenso, las opiniones se han concentrado. Si la cuestión puede decidirse por el voto, se vota. Así, el problema previamente planteado ha encontrado una solución a través de la participación intelectual y efectiva de un número crecido de personas. 
B)Resonancia. La intervención del público en el fenómeno de resonancia sobreviene en el momento en que se han cumplido las demás condiciones y cada uno encuentra un motivo moral, intelectual, social o cultural para participar en una controversia reflejada siempre por los medios de comunicación. 
C) Opinión ligada al día.
Como instrumento de la información publicística, el periódico debe llevar a la acción; y puesto que su cometido es reproducir los más recientes acontecimientos partirá de la opinión ligada al día. Una de las misiones del periódico es la de canalizar los acontecimientos diarios hacia una opinión más firme, preparando así la madurez responsable de unas convicciones comprometidas con el ideal democrático. Por tanto, la tarea del periodista es la de llevar al lector a través de una información correcta en su forma, apoyado siempre en la conexión de las causas internas, desde la opinión del día a día y pasajera a juicios firmes y bien fundados. 
D) La función política del comentario periodístico. El fenómeno de la información lleva consigo dos aspectos: uno técnico- económico y otro político.
Sin embargo, el aspecto más serio del Derecho a la Información es únicamente el político. Es necesaria una verdadera posición jurídica que ocasione una ventaja al ciudadano, como el reconocimiento real del derecho de todo ciudadano de dar y recibir noticias, exponer ideas, defenderlas, enseñarlas, publicarlas, etc. Aunque todo ello parezca obvio, nos encontramos con el problema de la libertad del receptor y con otro muy vinculado a éste: la objetividad y la interpretación de las noticias. 
Para que exista verdadera información es necesario que exista libertad para los promotores y receptores de opinión. Si falla alguna de las dos, nos encontraremos con el fenómeno de la propaganda y relaciones públicas. 
E) Propaganda, relaciones públicas y anuncio. Estos términos, según el profesor Juan Beneyto, constituyen tres aspectos de una misma realidad: la publicidad, la cual pretende acercar y adherir a las masas a algo. 
F) Libertad de adhesión. De acuerdo con el profesor Martínez Albertos, el respeto a la libertad del receptor tiene dos ámbitos. Por un lado, en la información: los datos aportados deben ser susceptibles de comprobación; los textos deben ser elaborados con arreglo a unas normas lingüísticas. Por otro lado, respecto a la opinión, el comentario debe ser claro, distinto e identificable. En la medida que se respeten estas normas, seremos los periodistas merecedores de respeto. 
G) Mediación. El periódico transmite al ambiente político la demanda del ambiente social y al social las decisiones del político. En este sentido, el periódico cumple un papel de mediador, tiene dos tareas: la propia, que es la de información, interpretación y juicio; y la política, que es la de mediación. De su tarea de mediador se espera que comprenda la actitud del otro cuya pretensión expresa; que la considere y que haga que, sin ser contrario al propio interés, sea favorable al del otro. Según Lorenzo Gomis, las funciones del comentario periodístico como reflejo de la opinión de la sociedad en una democracia son: informar a los gobernantes, impugnar o contestar (lo ideal sería aportar soluciones a los problemas políticos), elaborar y adoptar opciones; y participar y hacer consens.

Entradas relacionadas: