Sociedad y política de Hume

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,13 KB

 
*Escepticismo y fenomenismo. Desde el punto de vista filosófico no cabe pues decir que conocemos que hay un yo, ni una realidad externa a las percepciones, ni un Dios. Como no podemos saber que las hay, la filosofía de Hume se declara escéptica en relación a la posibilidad de saber que tales entidades existen, es decir, sostiene que no sabemos si las hay. No obstante tampoco dice dogmáticamente que no las haya. Además, la filosofía de Hume reduce la realidad a fenómenos en sucesión, pues propiamente sólo se conoce que hay percepciones en la mente que se suceden unas a otras, sin que se sepa qué las causa ni quién las tiene.

4-3. La ética


Hume sostiene que la razón no puede determinar nuestro comportamiento, y siendo, sin embargo, verdad que la moral sí determina nuestro comportamiento, concluye que de la razón no dependen nuestras apreciaciones morales. La razón produce juicios que establecen relaciones entre ideas o refieren a cuestiones de hecho, pero las apreciaciones morales no son de ninguno de estos dos tipos. Las apreciaciones morales no son semejantes a los juicios de la matemática ni de la lógica, además de que en estas dos ciencias no se encuentra prescripción alguna que exija la acción. Por otro lado, en las cuestiones de hecho que la razón descubre no se halla de ningún modo ni la virtud ni el vicio, pues todo lo que podemos describir como presente en un suceso de los que llamamos morales se limita a acciones, movimientos, accidentes, voliciones, etc., sin que jamás aparezcan el bien y el mal como tales. Según Hume, la moralidad, la virtud y el vicio, el bien y el mal, no dependen pues de la razón ni de los hechos, sino más bien del sentimiento. Es cuando volvemos los ojos a lo que ocurre en nuestro interior cuando presenciamos un suceso moral, cuando descubrimos la moral como sentimiento de agrado o desagrado, aprobación o rechazo. La razón queda entonces al servicio de la pasión (sentimiento), y virtud y vicio pueden ser entendidos como hechos, pero interiores. Dado que la naturaleza humana es tal que nos hace sentir simpatía y compasión por la humanidad, nos agrada lo que es útil a la mayoría, y nos desagrada lo que es perjudicial para la mayoría, de modo que el sentimiento moral es desde el punto de vista particular, desinteresado. La filosofía moral de Hume se encuentra, de este modo, en el camino de las éticas emotivistas y utilitaristas.

4-4. Sociedad y política

La teoría política de Hume está basada en el análisis de los hechos, con el correspondiente rechazo de hipótesis filosóficas y de toda explicación que no sea congruente con los hechos, y encuentra en la noción de utilidad, en el sentimiento de interés o de ventaja, el fundamento explicativo de la vida social y de la comprensión de sus instituciones y de las leyes por las que se regula. El carácter empírico de su filosofía política es lo que le permite, precisamente, considerarla como una ciencia, llegando a incluirla, en ocasiones, en el grupo de la física y la química. Hume está convencido de que analizando adecuadamente la experiencia, se pueden extraer conocimientos generales y seguros sobre la sociedad, semejantes a los que nos ofrecen las
ciencias empíricas. El carácter empírico y científico que confiere a la filosofía política le aleja de consideraciones descriptivas acerca de lo que debe ser la sociedad futura,Si Hume reflexiona sobre lo que podría mejorar esta o aquella forma de organización social, lo hace exclusivamente desde el análisis de las ventajas y la utilidad que podrían reportar determinadas medidas (como la reforma de la constitución). Las teorías políticas del contrato o pacto social supónían una existencia previa a la existencia social del ser humano, a la que dieron en llamar "estado natural o de naturaleza". En dicho estado de naturaleza cada cual sobrevivía utilizando sus propios recursos, de forma individual,sin ningún tipo de existencia social, por lo tanto, de relación comunitaria con los demás. La sociedad surgiría merced a un contrato o pacto establecido por los individuos mediante el que abandonaban el estado de naturaleza y se integraban en la comunidad, comprometíéndose a renunciar a su propio poder y a acatar las normas sociales. Hume, por el contrario, considera que la existencia de un estado de naturaleza no es más que una ficción filosófica, que no tuvo nunca lugar ni puede tener realidad alguna. La "sociedad" no puede deslindarse de la vida del ser humano, al haber un deseo natural que empuja a unirse a los seres de ambos sexos y a mantenerse unidos para criar a sus descendientes. La familia constituye el núcleo básico de la sociedad, que se va ampliando al constatar los beneficios quederivan de tal asociación natural. La sociedad no se genera, pues, gracias a la  reflexión que losseres humanos, en el supuesto estado de naturaleza, realizan sobre su situación y las ventajas deasociarse, sino que es el resultado de un deseo natural (apetito sexual) de uníón que se plasma inicialmente en la familia

Entradas relacionadas: