Sociedad ilustrada

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Geografía

Escrito el en español con un tamaño de 6,53 KB

 

4.1.- NATALIDAD Y FECUNDIDAD



A-. Conceptos y definiciones: La natalidad hace referencia al número de nacimientos habidos en un lugar y momento determinado. Unido al concepto de natalidad tenemos que poner el de fecundidad que se relaciona con el número de nacimientos con el de mujeres en edad fértil (15-49 años) y no con el total de la población. Para medir la natalidad y la fecundidad se recurre a una serie de índices o tasas como son:  Tasa bruta de natalidad*: número de nacidos vivos en un año por cada 1000 habitantes en relación con la población total de ese año. Se expresa en tantos por mil. Para establecer esta tasa se usa la siguiente fórmula:
 Tasa de fecundidad es la relación entre el número de nacidos vivos en un año y las mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años) en ese mismo. Debemos tener en cuenta que se incluyen todas las mujeres en edad de procrear sin tener en cuenta su situación ni estado civil.
En 2012 la tasa bruta de natalidad era de 9,69 0/00 y la tasa de fecundidad 1,38 hijos por mujer, lo que significa que son de las más bajas del mundo.
B-. Evolución histórica: La evolución de estas tasas a lo largo del Siglo XX ha sido de un claro descenso, aunque este descenso no ha sido homogéneo ni el espacio ni el tiempo. España contaba a comienzos de siglo con una natalidad de 34‰ cifra que se irá reduciendo paulatinamente, de manera lenta primero, hasta llegar al 20‰ a mediados de los 50, hasta llegar a las cifras actuales 9,69 0/00 en 2012
Los sucesivos ascensos y descensos de natalidad hay que ligarlos con ciertas experiencias vividas a lo largo del siglo: . *
 Finales del Siglo XIX y principios del XX tenemos altas tasas de natalidad por: El predominio de una economía y una sociedad rurales, en las gue los hijos empezaban a trabajar pronto ayudando en las labores del campo, eran muy baratos de mantener y aseguraban el porvenir de los padres, dado que no había seguros de accidentes, de jubilación, etc.
La inexistencia de sistemas eficaces para controlar los nacimientos; la única posibilidad era retrasar la edad del matrimonio en las coyunturas económicas de crisis, con el consiguiente acortamiento del período fértil de la mujer y el descenso del número de hijos.

*En los años veinte (1920-1930)

la prosperidad económica permitíó un crecimiento de la natalidad.
Entre 1930 y 1956 descendió, debido a la crisis económica de 1929, la inestabilidad política de la Segunda República (1931-1936), a la Guerra Civil (19361939), y a la situación de la posguerra (1940-55), durante la cual se exiliaron miles de personas

.*
Entre 1956 y 1965 tuvo lugar una recuperación de la natalidad que algunos autores interpretan como el baby boom postbélico retrasado, gracias al desarrollo económico que siguió al final de la autarquía.
Desde 1975 la natalidad ha caído bruscamente hecho más tardío y brusco que en el resto de los países de Europa occidental. Las causas han sido la situación económica que siguió a la crisis del 75, el cambio de mentalidad y el aumento del nivel de vida y el cultural. La situación económica que siguió a la crisis del 75, con grave aumento del paro y la precariedad de los contratos lo que hizo reducir el número de nacimientos y retrasó la edad del matrimonio. El cambio de mentalidad de la sociedad española desde la transición democrática (1975),


se refleja en la disminución de la influencia religiosa, la despenalización y difusión de los anticonceptivos, la despenalización del aborto en determinados supuestos, la creciente incorporación de la mujer al trabajo. El aumento del nivel de vida y del nivel cultural ha cambiado la valoración de los hijos. El progreso de la protección social hace que estos no sean vistos como un seguro para la vejez, sino que se aprecia su formación y bienestar por lo que se prefiere tener menos hijos y atenderlos mejor. *
En los últimos 10 años (desde el 2001) la natalidad ha experimentado una recuperación poco significativa debido al proceso de rejuvenecimiento por la llegada de inmigrantes. Tendencia esta que parece que se está rompiendo desde 2009 años. En el 2012 la natalidad es 9,69 0/00 .
C. Fecundidad, numero medio de hijos por mujer
En cuanto a la evolución de la fecundidad partimos de tasas superiores a 4 hijos por mujer a comienzos de siglo para iniciar un descenso, con oscilaciones, hasta llegar a 2.3 (índice de reposición) de 1981, y al 1,32 en 2012.
Isabel Amores. Geografía 2º Bachillerato. Página 8
El índice de reposición es el que nos permite conocer si una población puede ser reemplazada suficientemente en un tipo determinado. Para que esto suceda la tasa de fecundidad debe ser igual o mayor a 2.1, por lo tanto en España no lo tenemos. Una de las causas principales es: - Retraso en el momento en que las mujeres tienen su primer hijo, la Edad Media es de más de 30 años. (si nos ponen un comentario sobre esto todas las causas de la baja natalidad)
D. Distribución espacial: Si analizamos la distribución de los valores de natalidad observamos que este descenso de las tasas de natalidad y fecundidad se ha generalizado, aunque de forma desigual según las comunidades autónomas, registrándose un acusado contraste entre las comunidades del norte (menor natalidad) y las del sur (mayor natalidad).
Las comunidades con menores tasas de (2011) fueron Principado de Asturias (7,43), Galicia (8,02) y Castilla y León (8,13). En el otro extremo se hallan la Regíón de Murcia (12,16), Cataluña (11,42), la Comunidad de Madrid (11,38) y Andalucía (11,21), además de las ciudades autónomas de Ceuta (15,10) y Melilla (18,63).
E. Nacimientos de madre extranjera:
El porcentaje de nacidos de madre extranjera es el 19,2% en el año 2012, uno de cada cinco nacimientos es de madre extranjera. Este porcentaje se ha reducido en los dos últimos años. Las mujeres marroquíes son las que más contribuyen a esta cifra, seguido de las mujeres de Ecuador. Las causas son que tienen pautas distintas de comportamiento, pues mantienen en España la actitud ante la natalidad de sus culturas de origen. Además muchas proceden de zonas rurales con tasas de natalidad muy altas y mantienen esta inercia demográfica en España, sobre todo a principio. Al cabo de pocos años terminan adoptando también medidas anticonceptivas

Entradas relacionadas: