El Sistema Político de Francia

Enviado por Chuletator online y clasificado en Ciencias sociales

Escrito el en español con un tamaño de 4,84 KB

 

4-El concepto de sistema político frente al de régimen político. Similitudes y diferencias:


 Al leer las diferentes formulaciones del concepto de sistema político frente al de régimen político, podemos ver como no hay una definición común. Easton define que “un sistema político es un conjunto de interacciones que se orientan hacia la asignación con autoridad de valores a una sociedad”. En ese conjunto de interacciones el sistema político recibe inputs (demandas y/o apoyos) que se encarga de procesar para producir outputs (resultados) vinculantes, generando un proceso de retroalimentación. Algunos autores han explicado que cabe una esfera propia para cada uno de los términos, siendo más inclusivo uno que el otro. Así, “la noción de régimen político sirve para dar cuenta de la manera específica como son organizados los poderes públicos, es decir, su modo de designación, sus competencias respectivas y las reglas jurídicas y políticas que gobiernan sus relaciones”. Consideran que debe distinguirse con respecto al concepto de sistema político que tachan de “más amplio”, pues “incluye no solamente la organización constitucional de los gobernantes, sino también otros actores y otros procesos tales como, por ejemplo, el régimen de partidos, las libertades públicas y los medios de comunicación, los mecanismos de socialización política de los ciudadanos, etc…”. Por tanto, son conceptos diferenciables. Entonces partiendo de una perspectiva sistémica, cabe pues preguntarse si existe alguna esfera propia para el concepto de régimen. A este respecto ambos conceptos pueden entroncar de la siguiente manera: En su concepción más amplia, un sistema político es un medio a través del cual las necesidades de los miembros de una sociedad se convierten en decisiones vinculantes. Para sostener un proceso de conversión de este tipo una sociedad debe proporcionar un contexto relativamente estable para la interacción política, un conjunto de reglas básicas para la participación en todas las partes del proceso político. Podemos describir este contexto de diversas maneras como un orden constitucional, un conjunto de normas fundamentales, o los procedimientos habituales para la solución de diferencias.


Pero independientemente de cómo se define este contexto, por lo general incluye tres elementos: algunas restricciones mínimas sobre los objetivos generales de sus miembros, las reglas o normas que rigen el comportamiento y estructuras de autoridad a través del cual los miembros del sistema actúan para confeccionar e implementar los resultados políticos. A estos objetivos, normas y estructuras podemos darle el nombre tradicional de “régimen político” o de orden constitucional en el sentido más amplio. De esta manera observamos que el régimen político constituye una parte importante del sistema político, llamada a durar si dicho sistema tiene visos de permanencia. Podemos añadir que, si bien el régimen se refiere especialmente a los valores y las estructuras e instituciones del poder, el sistema político incorpora además los actores y procesos que operan en la arena política e interactúan entre sí. Partiendo de las definiciones anteriores, dentro del enfoque sistémico podemos detectar tres momentos clave en el desarrollo del sistema político, en los que el régimen constituye el marco de desenvolvimiento. El primero de ellos es el procesamiento de las entradas, es decir, con qué tipo de apoyos cuenta el sistema y cómo se canalizan las demandas; el segundo es la producción de resultados, es decir, acciones (o inacciones)vinculantes destinadas a responder a las demandas; el tercero es el efecto de retroalimentación que vuelve a insuflar el proceso. El concepto de sistema político nos permite comparar realidades políticas que son distintas si atendemos únicamente a los elementos institucionales. Esto es fundamental cuando se trata con sistemas autocráticos que carecen en muchas ocasiones de elementos institucionalizados, funcionando con estructuras de poder no regladas jurídicamente. Asimismo, incorpora al modelo de análisis a los actores, otro de los elementos clave en este estudio al tratar fundamentalmente con los militares no sólo en tanto que institución sino en cuanto actores que intervienen ocasionalmente en la arena política. Pero, al mismo tiempo, al tratar tan estrechamente los elementos institucionales que tradicionalmente se han asociado al concepto de régimen, es importante un concepto como el de sistema que delimita los elementos estáticos de aquéllos más dinámicos del sistema político.

Entradas relacionadas: