Singulares incendio

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 14,63 KB

Incendio es el resultado de una reacción química de oxidación-reducción fuertemente exotérmica que conocemos con el nombre de combustión. Elementos para que se pueda producir el fuego: combustible, comburente (oxigeno), y energía (calor). Fuego es el proceso mediante el cual progresa la reacción en el seno de la mezcla comburente-combustible. Esto da lugar a la propagación del incendio en el espacio y en el tiempo. En toda extinción de incendio se debe actuar sobre: Eliminación del comburente, del combustible y del calor. La eliminación del comburente se realizará por medio de algún sistema para separar o eliminar el contacto entre el combustible y el anhídrido carbónico CO2) oxigeno. (Anhídrido carbónico CO2): Desplaza el oxígeno y elimina la llama. CLASIFICACION D COMBUSTIBLES: Clase A: Combustibles sólidos, generalmente arden produciendo rescoldos. (Maderas, papel, tejidos, plásticos, etc. Retienen su oxigeno en el interior formando brasas, “fuegos profundos” Clase B: Fuegos de materiales líquidos (lubricantes, gasolinas, alcoholes, pinturas, pegamentos, etc. Los gases que desprenden al evaporarse, los puede hacer más peligrosos. Necesitan temperaturas mayores de 55 º C. Clase C: Son los fuegos combustibles gaseosos (butano, propano, etc.), son muy peligrosos. En normativa americana (NFPA); Clase D: Fuegos producidos o generados por metales combustibles metálicos sólidos o líquidos (uranio, aluminio, magnesio, sodio, etc.), arde al entrar en contacto con otros metales y otros al humedecerse, riegos de productos tóxicos. Clase E: Se corresponde con cualquiera de los fuegos anteriores en presencia de electricidad, no utilizar agua. INSTALACION CONTRAINCENDIOS: Detectar un conato de incendio en el plazo de tiempo más cortó para que se puedan tomar las medidas y acciones necesarias, todo principio de fuego debe ser sofocado desde su comienzo, Es fundamental disponer de una detección eficaz que pueda realizarse de dos formas “Humana y automática”. OBJETIVOS; Descubrir, determinar (situación, tamaño), comunicar (interior y exterior) y actuar (evacuar, extinguir). CENTRAL DE INCENDIOS: Constituyen la parte central del sistema de Detección de Incendios, que alimenta a los detectores y realiza las siguientes funciones: Comunica con los detectores, pulsadores y otros dispositivos de la instalación, indicando las situaciones de alarma, fallos y lugar donde se encuentran. Transmite la señal de alarma, activa los dispositivos de alarma, alerta y mando de las instalaciones, vigila la instalación y avisa de cortocircuitos, cortes en la línea, fallos de alimentación, etc. Detector de humos; Son dispositivos sensibles a la presencia de partículas de combustión visibles o invisibles. Tipo Iónico: se caracteriza por ser el más adecuado para la detección de incendios con humo y llamas. Detecta tanto partículas visibles como invisibles, y tanto humo negro como blanco. Tipo Óptico o Fotoeléctrico: se caracteriza por ser el más adecuado para la detección de incendios con mucho humo y poca llama. Detecta partículas de humo blanco y visible. La superficie de vigilancia por detector varía entre los 60 - 80 m2 dependiendo de la altura de colocación, siendo la altura máxima admisible de 12 metros. DETECTOR DE Tº; Son dispositivos sensibles a una elevación de la temperatura ambiente. Se distinguen dos tipos de detectores: Detector Térmico-Termovelocimétrico: Se activa cuando el incremento de la temperatura excede de un cierto valor durante un tiempo determinado, o se llega a un tope de temperatura prefijado. Detector Térmico: Se activa cuando la temperatura ambiente excede de un determinado valor. La superficie de vigilancia por detector varía entre los 30 - 40 m2 dependiendo de la altura de colocación, siendo la altura máxima admisible de 7 metros. Detector de llamas: Detectan las radiaciones emitidas por el fuego abierto, siempre que esto no sea impedido por algún obstáculo. Son de aplicación preferente en el ámbito industrial. Infrarrojo: Uso exclusivo en interiores, ha sido diseñado para proporcionar un aviso rápido a los incendios con llama con materiales orgánicos (vapores y combustibles de hidrocarburos), se ha incorporado un microprocesador y algoritmos de detección avanzados para proporcionar una sensibilidad de detección excelente con una gran resistencia a las falsas alarmas. Consta de un sensor infrarrojo y un filtro óptico para evitar falsas alarmas producidas por emisiones ambientales (luz solar).Instalar en cabinas de pintura, imprentas e industrias químicas. Ultravioleta: ha seleccionado minuciosamente para garantizar el grado máximo de coincidencia con las emisiones de energía radiante del fuego y el grado mínimo de coincidencia con los estímulos ajenos al fuego, incorpora un circuito lógico especial que ayuda a evitar las falsas alarmas causadas por la radiación solar, son especialmente útiles para la detección de llamas invisibles procedentes de combustibles inorgánicos, se debe utilizar exclusivamente en interiores y no debe estar expuesto a fuentes de radiación UV, tales como arcos eléctricos, chispas, soldaduras, etc. Instalar en industria aeroespacial, industrias farmacéuticas. Combinado Infrarrojo-ultravioleta: Están diseñados para detectar incendios con combustibles a base de hidrocarburos, hidróxido e hidrógeno y metales o materia inorgánica, estos equipos detectan la energía radiada por el fuego en la banda ultravioleta e infrarroja del espectro electromagnético, incorpora un circuito lógico especial que ayuda a evitar las falsas alarmas causadas por la radiación solar. Instalar en Industrias petroquímicas - producción, almacenaje y transporte. Óptico de triple infrarrojo (IR3) es un equipo de detección independiente de última tecnología y máxima fiabilidad de respuesta ante incendios con llamas. Ofrece una distancia de detección dos y tres veces superior a la de cualquier detector convencional infrarrojo (IR) o ultravioleta e infrarrojo (UV/IR), es aplicable a una amplia variedad de instalaciones comerciales e industriales en las que existe el riesgo de producirse incendios accidentales con combustibles de hidrocarburo como gasolina. Detector de humo laser: El detector de humo combina la tecnología de detección óptica e incorpora un diodo Láser extremadamente brillante y una lente de espejo enfocada al haz, garantiza la detección de partículas de humo de tamaños hasta 50 veces inferiores a las detectadas por los detectores ópticos estándar. Ideal para proteger riesgos de alto valor y donde se requiere detección de humo ultrarrápida o en salas hiperventiladas, Dispone de dos leds para la indicación de alarma y salida para indicador remoto. Área de cobertura en general: 60 a 80 m2, altura máxima 12 metros, área de cobertura en salas con 20 renovaciones por hora: 40 m2, área de cobertura en salas con 40 renovaciones por hora: 20 m2. Óptico puntual: El diseño de la cámara impide que en estado de reposo, al foto-receptor le llega la señal precedente del emisor, cuando las partículas de humo entran en la cámara e inciden en el haz de luz son reflejadas o refractadas sobre un foto diodo receptor. Óptico lineal: En estado de reposo la señal incide totalmente sobre el receptor, en estado de Alarma la señal que llega al receptor disminuye, cuidado con la obturación total que produce una avería.


 Óptico por rayo infrarrojo: Consta de un transmisor y un receptor independientes, el transmisor infrarrojo genera un rayo de luz modulado no visible hacia al receptor del detector que, una vez captado, lo envía a la unidad de control donde se realiza un análisis de la señal recibida. Puede ser instalado a grandes alturas, Su cobertura máxima será pues de 1.400m2. Detector lineal de humo analógico por reflexión: Funciona, basándose en el principio de oscurecimiento, utilizando un haz de luz infrarrojo. El transmisor infrarrojo genera un rayo de luz no visible hacia el reflector de alta eficacia y éste devuelve el haz al receptor del detector, donde se realiza un análisis de la señal recibida. El cambio en la potencia de la señal recibida determina la condición de alarma. La sensibilidad se puede ajustar entre el 25% y el 50% de oscurecimiento. Esta opción flexibiliza su adaptación a los diferentes ambientes en los que se instala. Detección Óptica sistema de aspiración. El sistema consta de una unidad de detección LASER de alta sensibilidad, provista de un ventilador y unos tubos de muestreo, el aíre es aspirado del ambiente, a través de los orificios realizados en el tubo de aspiración (puntos de muestreo), este aíre es analizado por una cámara láser de alta sensibilidad, garantizando un nivel de máxima detección. En la unidad de detección se encuentra la cámara de detección, que consiste en un tubo rígido con un espejo especial en su interior y un foto receptor en el lado opuesto al espejo, que tiene un pequeño orificio por el cual se dirige un potente haz de luz láser, sin que el foto receptor le llegue señal procedente del haz láser. Las partículas de humo, son aspiradas y conducidas hasta la apertura del espejo, pasando a través del haz láser, Al pasar las partículas de humo por el orificio del espejo y coincidir con el haz láser, se produce un dispersión de la luz que es reflejada en el espejo, permitiendo que sea recibida por el foto receptor colocado en el lado opuesto al espejo. Se ha diseñado para proporcionar todos los beneficios de la detección de humo por aspiración, es ideal para la protección en altura (atrios, iglesias, almacenaje en altura...) y ambientes agresivos con un gran nivel de contaminación o temperaturas extremas, como por ejemplo, cámaras frigoríficas, industrias papeleras, áreas de producción, etc. Detector de conductos para sistemas analógicos: Es una caja de análisis para la detección de humos en conductos de ventilación y aire acondicionado. Detectan el incendio a través del humo que se propaga por los conductos de ventilación, evitando, mediante maniobras de cierre de compuertas y paro del sistema de ventilación, que el humo y los gases tóxicos se propaguen a otras zonas. Electroquímicos: Usan componentes que reaccionan químicamente con compuestos generados por el fuego, generalmente gases, y de entre ellos el CO. Combinados: Detectores que combinan más de una tecnología de detección del humo e incluso otros principios de detección diferentes. Un rociador de incendios (en inglés fire sprinklers) es un dispositivo para la extinción de incendios.Red Húmeda se encuentra llena de agua a presión. Sistema Seco; el sprinklers primero hace una descarga de aire a presión, que genera una bajada de presión en toda la red, incluido el puesto de control donde está la válvula de alarma, esta abre y activa la alarma permitiendo el paso de agua hasta los rociadores que se han activados. Sistema de preacción; se monta en casos donde en el área que vamos a proteger hay objetos de gran valor económico. Primero el detector de humo da la señal de alarma a la central, la cual activa la electroválvula que abre la válvula la cual deja las tuberías llenas de agua preparadas para cuando los rociadores se activen. Detectores Bimetálicos: Consisten simplemente en un par bimetálico de diferente coeficiente de dilatación que, por deformación mecánica de la pieza, cierra un contacto eléctrico al alcanzar la temperatura del nivel preestablecido. Bimetálico de compensación; El metal de la envolvente tiene un mayor coeficiente de dilatación que las varillas. Al elevarse la temperatura, el conjunto se dilata, pero, debido a la diferencia de coeficiente de dilatación, la envolvente se dilata más, reduciéndose la compresión de las varillas hasta que se unan los contactos, cerrándose el circuito y dando origen de alarma. Cable térmico: consta de 2 conductores, con pobre aislamiento que cuando aumenta bruscamente de Tº se derrite el aislamiento, los conductores se unen y provocan un cortocircuito que es que da la señal de alarma. Cable termovelocimetrico: tiene una estructura rígida, con unas pequeños circuitos híbridos colocados a lo largo del cable y son encargados de tomar la Tº y dar la señal de alarma. Sistema convencional: Se basa en una central de control por zonas a la cual se le asocia un número de detectores y pulsadores, de los cuales no tenemos información solo sabemos si las zonas están en reposo o están en alarma. Inconvenientes: en caso de incendio solo sabemos la zona no sabemos qué detector es el que ha dado la señal de alarma, no sabemos el nivel de suciedad ni podemos regular la sensibilidad de los detectores. Otro inconveniente el exceso de cableado ya que necesita para cada zona 2 hilos para la detección y otros dos si se necesita una señalización o aviso. Sistemas convencionales direccionable: necesidad de dar al usuario mayor información y más precisa sobre el inicio y localización del incendio, también por la evolución de la tecnología micro procesada. Los detectores se agrupan también por zonas pero en este caso sabemos cuál es el detector que ha dado la señal de alarma, también permite crear más zonas al tener mayor capacidad de procesado. Sistema analógico: mejora el factor tiempo (respuesta más rápida), mayor control sobre los equipos, mantenimiento más eficaz, ecuaciones de control más potentes.

Entradas relacionadas: