Seres vivos pluricelulares

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 8,61 KB

 

Tema 4: la materia viva y los cambios en el entorno


La idea central que preside el estudio de los seres vivos es la de “unidad en la diversidad”. Todos los seres vivos se constituyen por células.

1. LOS SERES VIVOS Y SUS CarácterÍSTICAS COMUNES

Los seres vivos son seres complejos formados por una o más células que realizan tres funciones vitales (Nutrición, relación y reproducción) A) Seres complejos Para realizar sus funciones vitales necesitan poseer un gran número de componentes químicos de diferentes tipos. Esos componentes están organizados en moléculas complejas. Los elementos químicos de la materia viva se llaman bioelementos. Los mayoritarios son: el carbono, el oxígeno, el nitrógeno y el hidrógeno. Las moléculas constituyentes de la materia viva se llaman biomoléculas. Pueden ser orgánicas e inorgánicas. Las biomoléculas orgánicas solo están en la materia viva y también se llaman principios inmediatos. Son de cuatro tipos: Glúcidos, lípidos, proteínas y ácidos nucleicos. B) todos los seres vivos tienen células. Todas las formas vivas tienen en común la célula. La célula se constituye por un complejo conjunto de estructuras supramoleculares. En el caso de los seres pluricelulares, las células se agrupan y organizan en estructuras cada vez más complejas como tejidos, órganos y sistemas.
En las plantas los tejidos son menos complejos que los de los animales. Los tejidos vegetales se agrupan en los órganos vegetativos (Raíz, tallo y hojas) y en el aparato reproductor (Las flores). C) Se nutren: La nutrición es la capacidad de intercambiar materia y energía con el medio exterior para asegurar sus otras funciones vitales, crecer y desarrollarse. D) Se relacionan: la relación es la capacidad de captar estímulos del exterior y del interior del ser vivo, y emitir respuestas adecuadas para asegurar su supervivencia. E) Se reproducen: La reproducción es la capacidad de originar nuevos individuos, iguales a su único progenitor. Puede ser asexual (sólo un individuo) o sexual (donde intervienen dos progenitores)

Tema 5: La materia viva y los cambios en el entorno


1.1 Aparato digestivo

El aparato digestivo humano está formado por un tubo que va de la boca al ano, en el que distinguimos diferentes tramos, adaptados a la función que realizan: la cavidad bucal, el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. En los diferentes tramos existen unas glándulas anejas (salivales en la boca y gástricas en el estómago). El hígado actúa como glándula pues vierte al intestino la bilis que emulsiona las grasas. En el tubo digestivo los alimentos sufren cambios físicos como su trituración en la boca y mezclas en ésta y cambios químicos lo que produce que las moléculas grandes se rompan en otras más pequeñas. Son estas moléculas más pequeñas las que pueden pasar desde el intestino hacia la sangre en el proceso de absorción para ser posteriormente utilizadas por las células de todo el cuerpo. El resto de componentes de los alimentos que no han sido digeridos pasan al intestino grueso formándose las heces fecales, que se expulsan por el ano.

Monera
(Bacterias)

Protoctista
(Protozoos y algas)

Hongos

Plantas

Animales

Tipo de célula

Procariota
(Sin núcleo celular)

Eucariota

(Con núcleo)


Eucariota

Eucariota

Eucariota

Complejidad

Unicelular

Unicelular o pluricelular

Unicelular o pluricelular

Pluricelular

Pluricelular

Tejidos

-------

No hay

No hay

Si hay

Si hay

Nutrición

Autótrofa o heterótrofa

Autótrofa o heterótrofa

Heterótrofa (Con absorción del medio externo)


Autótrofa

Heterótrofa ( Con ingestión y digestión)


1.2. Aparato respiratorio


En el aparato respiratorio distinguimos tres estructuras: las vías respiratorias, los pulmones y los músculos respiratorios. Las vías respiratorias son los conductos por donde circula el aire. Éste entra por las fosas nasales hasta la faringe, donde el aire se calienta y se humedece. Por ello es importante inspirar por la nariz. Las vías quedan separadas por la epiglotis, que actúa como una válvula. El aire sigue por la laringe, donde se encuentra con las cuerdas vocales y pasa por la tráquea, la cual, se divide en dos conductos, los bronquios (izquierdo y derecho). Dentro de los pulmones, los bronquios se ramifican en bronquiolos, al final de los cuales se encuentran los alvéolos. En ellos se produce el intercambio de gases con los capilares que los rodean. Los músculos respiratorios de la cavidad torácica y el diafragma son los responsables de la ventilación pulmonar. Una vez pasa a la sangre, el oxígeno va a parar a los eritrocitos o glóbulos rojos, donde se combina con la hemoglobina. El dióxido de carbono se acumula en las células. Al llegar a los alvéolos, el dióxido de carbono sufre reacciones inversas y pasa de la sangre al aire pulmonar.

Entradas relacionadas: