Semiótica del circulo

Enviado por Chuletator online y clasificado en Ciencias sociales

Escrito el en español con un tamaño de 85,54 KB

 

—La Semiótica.

 Serrano Podemos definir la semiótica como una ciencia que estudia las diferentes clases de signos, Así como las reglas que gobiernan su generación y producción, transmisión e intercambio, Recepción e interpretación. Es decir, que la semiótica está vinculada a la comunicación y a la significación y, en última instancia, a la acción humana. Hasta hace pocos años sólo la actividad lingüística dentro del ámbito de la comunicación Era susceptible de estudio.
Hoy pensamos que no solo es el lenguaje el que está organizado Sino toda la actividad comunicativa. Hace falta por tanto una disciplina que se encargue de Este dominio , que ultrapasa el ámbito del lenguaje hablado, el objetivo de la cuál será en Concreto el estudio de las situaciones comunicativas y en general la organización del Comportamiento comunicativo.
La semiótica tiene como dominio natural este espacio comunicativo general que hasta Ahora nadie había configurado más que de una manera muy superficial.
 —La Semiótica como "Teoría de la mentira". Eco La semiótica se ocupa de cualquier cosa que pueda considerarse como signo.
Signo es Cualquier cosa que pueda considerarse como sustituto significante de cualquier otra cosa. Esa Cualquier otra cosa no debe de hecho necesariamente existir ni subsistir en el momento en el Que el signo la represente. En ese sentido, la semiótica, es en principio, la disciplina que Estudia todo lo que puede usarse para mentir. 1 Si una cosa no puede usarse para mentir, en ese caso, tampoco puede usarse para decir la Verdad: en realidad no puede usarse para decir nada. La definición de teoría de la mentira podría representar un programa satisfactorio para una Semiótica general. A la semiótica se la acusa hoy de ser una especie de disciplina imperialista, que quiere Ocuparse de todo, de las novelas policíacas como de las relaciones de parentela, de las Ideologías políticas como de de las obras de pintura, de los coches como de la gramática. Si la Semiótica fuese esto, constituiría una especie de utopía neorrealista, algo así como la Esperanza de una ciencia universal que resolviese todos los problemas. En cambio, yo diría Que la semiótica tiene un objetivo científico extraordinariamente reducido. Es lo que Román Jakobson ha llamado relación de reenvío. Es decir, yo tengo una relación de reenvío, y por Tanto, una relación de significación, cuando una cosa presente, físicamente observable, puede Ser un sonido, un objeto, un dibujo, me reenvía a algo que no existe. Y aquí volvemos al Problema de la posibilidad de mentir o de nombrar objetos ausentes. ¿Cómo es que me Reenvía a algo que no existe? Evidentemente, sobre la base de algunas reglas o convenciones. Yo diría que este es el objetivo de la semiótica. Se da la casualidad de que ese objetivo está Presente en toda actividad humana, en cualquier disciplina. Consideremos a la semiótica más bien como un método de estudio de las reglas generales De las relaciones de reenvío, al cual también el médico, el economista, el físico o cualquiera Deben prestar atención. Todos tenemos que vérnoslas con el problema del signo.
 —Interdisciplinariedad de la Semiótica. Serrano Un interés cada vez mayor por la interdisciplinaridad. La comunicación es un campo donde Confluyen los intereses de diferentes disciplinas como la lingüística, LA PSICOLOGÍA, la Sociología, la teoría matemática de la información, etc. Estudiar una situación comunicativa quiere decir describir y explicar un cúmulo de Conexiones entre personas, palabras, objetos, espacios...Pensemos que una comunidad Comunicativa no es un conjunto de seres ideales que mantienen unas relaciones ideales Establecidas también por alguien ideal. La estructura de estas relaciones, verdaderamente Complejas, configura un dominio que por unos conceptos pertenece a una disciplina científica Y por otros a otra. Es un dominio de intersección, que, epistemológicamente, pertenecía a 2 Todos y a nadie. Sobre este dominio de intersección se edifica la semiótica. Esta Interdisciplinaridad misma pide un dominio propio. Toda actividad artística, científica o cotidiana, es esencialmente lingüística . Aún hay más, La omnipresencia del lenguaje nos lleva a la omnipresencia de los signos. Y vuelta a comenzar. Reconstruímos el lenguaje y el signo como un fenómeno comunicativo. Formular la unicidad Del acto comunicativo, la creatividad de la facultad de comunicación y la originalidad de los Sujetos comunicantes parece todo un reto a la posibilidad de sistematización. El reto de la Semiótica. La situación comunicativa, por tanto, implica la coexistencia y complementariedad De los elementos verbales y no verbales, y esto parece pedir un ámbito de encuentro de los Dos, al tiempo que evidencia su interdependencia. El estudio de la comunicación no verbal ha añadido un nuevo interés a la semiótica a la vez Que la ha relacionado con el mundo de la zoología y la biología. Hasta el punto de que cada Vez hay más investigadores que piensas que la semiótica comienza y acaba en la biología y Que ciencia de los signos y ciencia de la vida se coimplican. El desarrollo de unos ámbitos y unas técnicas casi no conocidas hasta ahora y por tanto Inclasificables en la red epistemológica clásica; así, la fotografía , el cine, la publicidad, los Objetos, el espectáculo o la televisión. A la hora de situarlos en un marco en un marco los Añadimos al de la comunicación y su estudio al de la semiótica. Creo que las razones enumeradas son suficientes para mostrar por una parte la existencia De un espacio epistemológico susceptible de ser estudiado y recubierto por nuestra disciplina, Y por la otra el interés cada vez mayor en que esta disciplina alcance el nivel teórico con el fin Y afecto de llegar a ser el fundamento de la interdisciplinaridad. En sentido estricto, su objeto Son los signos, verbales y no verbales. 
—Dispersión e institucionalización de la Semiótica. Casetti Parece fácil deducir que la semiótica se ocupa de signos, de sistemas de signos, de Procesos comunicativos, de funcionamientos lingüísticos, etc.: un abanico de fenómenos Bastante amplio que, sin embargo, por lo menos en una primera aproximación, parecen Bastante identificables. Podríamos también resumir este campo de maniobra de la semiótica Diciendo que coincide con el lenguaje: un cometido que frecuentemente se hace con el Objetivo de designar un campo frecuentemente unitario pero que sería útil solamente en la Medida en que pudiera señalar un cierta complejidad de las cosas. Se debe recordar que por 3 Lenguaje se puede entender tanto una facultad general como el ejercicio concreto de esta Facultad, tanto un fenómeno específico y en el fondo circunscrito como hechos más amplios Que recuerdan al primero. Hay una gran variedad de direcciones de investigación, o, si se prefiere el de la diversidad De puntos de referencia, sean estos metodológicos, teóricos o empíricos. De todos modos es Un dato real el de que si hoy la semiótica presenta un solo rostro, éste es el de la dispersión. Dispersión de métodos, por ejemplo: es fácil observar como al viejo matrimonio de Estructuralismo y semiótica se añadieron otros binomios poniendo en juego un número de Materia muy amplio. Esta amplitud y variedad la valíó a la semiótica el calificativo de ciencia Imperialista. Dispersión finalmente en cuanto a que la semiótica aparece como una ciencia aficionada a Las situaciones fronterizas. Se interna en territorios que corresponden a otras ciencias. La dispersión es un dato real y la contrapartida de otro no menos real que es el de la Institucionalización, que se da a dos niveles: 1. Institucionalización en el sentido propio: asociaciones, estudios, revistas. 2. Institucionalización en el sentido restringido: La semiótica es hoy día un Discurso que va más allá de las apariencias y que posee referencias precisas, un o unos Objetos de análisis, una problemática definida, etc. Unidas están entre sí estas dos institucionalizaciones. Sería cuestión de señalar que es También en el lugar de confluencia de este doble vector donde se sitúa de hecho el problema De la unidad, o de la legitimidad, o de la identidad de la semiótica: es aquí donde se plantea la Cuestión de qué es la semiótica, o por lo menos del qué es en cuanto discurso científico. Desplazando el problema y recurriendo a Khun se puede decir que justamente es la relación Recíproca de estas dos institucionalizaciones de donde pueden y deben emerger los Paradigmas y líneas que en la semiótica se han dado y deben darse.
 —Los umbrales de la Semiótica. Eco Una teoría semiótica general está destinada a encontrar límites, o, mejor, umbrales. Algunos de dichos límites se establecen mediante una especie de acuerdo transitorio, otros Irán determinados por el propio objeto de la disciplina. A los primeros vamos a llamarlos 4 Límites políticos; a los segundos límites naturales. Hay además un tercer tipo de límite, este Sería de carácter epistemológico. LOS LÍMITES POLÍTICOS: estos límites pueden ser de tres tipos: límites académicos, Límites cooperativos y límites empíricos. Los límites académicos refieren a desarrollos e investigaciones sobre temas que son Propios de la semiótica, pero también de otras disciplinas. El semiótico debe moverse en el Reclamo de un hueco para su disciplina en el tratamiento de estos temas, al tiempo que Incorpora los resultados a su propia perspectiva. Los límites cooperativos refieren a las teorías o descripciones que todo el mundo Reconoce como típicamente semióticas pero que han sido desarrolladas por otras disciplinas (lingüística, teoría de la información, cinésica o proxémica, entre otras) En este caso la Semiótica ha de proponer simplemente un conjunto unificado de categorías con el fin de Volver más fructífera esa colaboración, mientras que debe eliminar la mala costumbre de Traducir, mediante substituciones metafóricas, las categorías de la lingüística dentro de marcos De referencia diferentes. Los límites empíricos más allá de los cuales se encuentran grupos de fenómenos todavía No analizados, fenómenos cuya importancia semiótica es indudable: piénsese en el universo De los objetos de usos y de las formas arquitectónicas, de que ya hemos hablado en otros Lugares, pero en relación con los cuales debemos hablar todavía de semiótica preliminar. LOS LÍMITES NATURALES: Son aquellos que la semiótica no puede traspasar, porque En ese caso entraríamos en un terreno no semiótico, en el que aparecen fenómenos que no Pueden entenderse como funciones semióticas. Pero el mismo término podría abarcar también Un conjunto de fenómenos cuyo carácter semiótico se ha negado hasta la saciedad sin Demasiado fundamento. Hay dominios en que sentimos la tentación de no reconocer la Presencia de códigos subyacentes o de no reconocer la naturaleza semiótica de dichas códigos O bien su capacidad de generar funciones semióticas. Dichos territorios deberán ser objeto de La presente investigación. LOS LÍMITES EPISTEMOLÓGICOS: Son límites que no vienen determinados por el Objeto de estudio de la semiótica, sino que tienen que ver con la pureza teórica de dicha Disciplina. Es decir, son límites que vienen dados por la forma en la que la semiótica se Entienda, la forma en la que se entienda su pureza. Así, esta puede ser entendida como: una 5 Teoría abstracta de la competencia de un productor ideal de signos (competencia que puede Formularse de modo axiomático y profundamente formalizado) o si es el estudio de Fenómenos sociales sujetos a cambios y reestructuraciones. Por tanto, si el objeto de la Semiótica se parece más a un cristal o a una red móvil e intrincada de competencias Transitorias y parciales. En otros términos vamos a preguntarnos si el objeto de la semiótica se asemeja más a la Superficie del mar, donde, a pesar del continuo movimiento de las moléculas de agua y los Flujos de las corrientes submarinas, se establece una especie de comportamiento medio que Llamamos el mar o bien a un paisaje cuidadosamente ordenado, en el que sin embargo, la Intervención humana cambia constantemente la forma de la sinstalaciones, de las Construcciones, de las culturas, de las canalizaciones, etc. Aceptando la segunda hipótesis queda claro que la investigación semiótica estará regida Por una especie de principio de indeterminación: puesto que significar y comunicar son Funciones sociales que determinan la organización y la evolución cultural hablar de los actos Del habla, significar la significación o comunicar sobre la comunicación tienen por fuerza que Influir en el universo del hablar, del significar, del comunicar. En las ciencias humanas se incurre con frecuencia en una especie de falacia ideológica que Consiste en considerar la propia exposición como inmune a la ideología y, al contrario, `objetiva´ y `neutral´. Desgraciadamente, todas las investigaciones están motivadas de algún Modo. Si la semiótica es una teoría, ha de quedar claro que, en nuestra perspectiva, se presenta Como una teoría que debe permitir una interpretación crítica continua de los fenómenos de Semiosis. Puesto que la gente comunica, explicar cómo y por qué comunica hoy significa Fatalmente determinar el modo como, y las razones por las qué, comunicará mañana. 
—El dominio de la Semiótica: límites políticos. Eco Son innumerables las zonas de investigación que pueden atribuirse al dominio Semiótico. Entre ellas encontramos: La Zoosemiótica: Atiende al comportamiento comunicativo de comunidades no humanas. El estudio de los sistemas olfativos: entre el mundo animal y el humano se trata de ver las Significaciones atribuídas a distintos olores. 6 La comunicación táctil: considera comportamientos sociales en los que se da un contacto Corporal. Los códigos del gusto: presente indudablemente en las costumbres culinarias. La paralingüística: Estudia los rasgos lingüísticos suprasegmentales, tales como: Diferencias entre fonemas, formas de entonación, ritmos, cadencias... La semiótica médica: que interesa al estudio de los signos en dos aspectos: 1.- relación Motivable entre determinadas alteraciones externas e internas del paciente, y 2.- estudia la Relación comunicativa entre paciente y médico. La cinésica y la proxémica: Los gestos, las posturas, la comunicación espacial entre los Cuerpos, etc. Los lenguajes formalizados: tales como el álgebra, la lógica o la química. Los sistemas gramatológicos: códigos secretos o lenguajes cifrados. El estudio de las lenguas naturales: estudio que pertenece por naturaleza a la semiótica. Los sistemas musicales: o al cualquier tipo de sistemas de notación. El Universo de las comunicaciones visuales: en el que se incluyen los diagramas, los Códigos iconográficos, el lenguaje de los objetos, la comunicación arquitectónica, etc. Las gramáticas narrativas y las gramáticas textuales: que incluyen la estructura formal de La sobras literarias. La lógica de las presuposiciones Las diferentes ramas de la Retórica Las tipologías de las culturas: en las que la semiótica desemboca en la antropología Cultural y ve los comportamientos sociales, los mitos, los ritos, las creencias, las subdivisiones Del universo, como elementos de un vasto sistema de significaciones que permiten la Comunicación social. Temas estéticos y de comunicación de masas: Al llegar aquí, podría parecer que, si el dominio semiótico es el que acabamos de delinear, La semiótica es una disciplina de ambiciones imperialistas insoportables, que tiende a ocuparse 7 De todo aquello de lo que, en épocas diferentes y con métodos distintos, se han ocupado las Ciencias naturales o las llamadas ciencias humanas. Pero delinear un dominio de temas en que se presta atención o vigilancia no significa Confeccionar la lista de los problemas definitivos sobre los que solo la semiótica puede dar Respuesta. Se trata de ver en dicho dominio de intereses si puede ejercerse una observación semiótica De acuerdo con sus propias modalidades. Así el problema del dominio remite al de la teoría o Del sistema categorial unificado desde cuyo punto de vista todos los problemas enumerados en Este apartado pueden tratarse `semióticamente´. 
—Culturas gramaticalizadas y textualizadas. Lotman El concepto de extracodificación permite utilizar en este contexto la diferencia entre Culturas gramaticalizadas y culturas textualizadas. Esta diferencia puede referirse a distintos Modos de organización de los códigos y más adelante podrá sernos útil para distinguir Diferentes tipos de producción de signos. Lotman afirma afirman que existen culturas regidas por sistemas de reglas y otras Gobernadas por repertorios de ejemplos o modelos de comportamiento. En el primer caso, la Combinación de unidades discretas es la que genera los textos y se considera correctos a éstos Si se ajustan a las reglas de combinación; en el otro caso, la sociedad genera directamente Textos que se presentan como macrounidades las cuales proponen ante todo modelos a los que Imitar. Un buen ejemplo de cultura gramaticalizada podría ser el derecho romano, que prescribe Minuciosamente las reglas para cada caso y excluye toda clase de desviación; mientras que un Ejemplo de cultura textualizada podría ser la Common Law anglosajona, que propone las Sentencias anteriores como textos en los que inspirarse para resolver de modo análogo casos Análogos. Para Lotman la cultura gramaticalizada descansa en el Manual, mientras que la Textualizada lo hace en el Libro (Sagrado). Un manual proporciona reglas para construir un Número indefinido de objetos, mientras que el libro es un texto que produce modelos a los que Imitar. 8 Lotman recuerda la experiencia común del aprendizaje lingüístico e identifica dos Caminos: Los adultos suelen aprender una lengua de forma gramaticalizada, es decir, Aprendiendo sus reglas. En cambio los niños las aprenden de manera textual, absorbiendo Poco a poco una competencia sin ser conscientes de todas las reglas que estas suponen. Está claro que la adquisición lingüística en el niño parte de actos de hipocodificación y Pasa por etapas de codificación gramatical sucesivas para llegar por último a dominar Fenómenos de hipocodificación. Las sociedades primitivas suelen estar por regla general textualizadas, basándose en la Mayoría de los casos en procesos de hipocodificación, mientras que las sociedades científicas Están gramaticalizadas. Pero la descripción no puede ser tan simplista porque una sociedad Científica resulta estar profundamente gramaticalizada sólo a nivel conceptual, mientras que al Nivel de los comportamientos parece, en cambio, carácterístico de las sociedades más Desarrolladas que se refieran a masas de textos hipocodificados, a modelo de tolerancia, a Reglas muy abiertas; por el contrario es típico de las sociedades primitivas que tengan Comportamientos rituales y de etiqueta mucho más gramaticalizados que los nuestros. En cualquier caso, no vamos a afirmar que los dos pares hipo- e hiper codificación, por un Lado, y textos y gramática, por otro, constituyan dos oposiciones homólogas y coextensivas. La actividad de estracodificación está en conexión con el movimiento que va de la producción De signos hacia los códigos y llega a constituir una categoría de la teoría de los códigos, Mientras que la oposición gramática vs textos se refiere a la teoría de la producción de signos Tout court. 
—Semiótica: ¿moda, dominio, disciplina? Eco Es frecuente la pregunta de si la semiótica es una disciplina específica con su propio objeto Y métodos o un dominio de estudios, un repertorio de intereses todavía no unificados y quizá No del todo unificable. Si la semiótica es un dominio de intereses, en ese caso los diferentes estudios semióticos se Justificarán por el simple hecho de existir; y sería posible extrapolar una definición de la Disciplina semiótica extrayendo de una serie unificable de tendencias un modelo de Investigación unificado. En cambio, si la semiótica es una disciplina, en ese caso el modelo Deberá establecerse deductivamente y deberá servir de parámetro capaz de sancionar la Inclusión o exclusión de varios tipos de estudio del dominio de la semiótica. 9 Indudablemente, no se puede hacer investigación teórica sin tener el valor de proponer una Teoría y, por consiguiente, un modelo elemental que guíe la exposición posterior. No obstante, Cualquier investigación teórica debe tener el valor de especificar sus propias contradicciones, Volvíéndolas explícitas en los casos que no se revelen a primera vista. Por tanto, ante Deberemos considerar el dominio semiótico tal como aparece hoy, en la variedad y en el Propio desorden de sus formas; y así será posible proponer un modelo de investigación Aparentemente reducido a los términos mínimos. Hecho esto, deberemos impugnar constantemente dicho modelo, revelando todos los Fenómenos que no se adapten a él, obligándole , por tanto, a reestructurarse y a ampliarse. De Ese modo quizá consigamos, aunque sea provisionalmente, trazar los límites de una Investigación semiótica futura y sugerir un método unificado para el estudio de fenómenos Que aparentemente difieren unos de otros, como si fueran mutuamente irreductibles. Por tanto, la semiótica es un dominio tendente a la disciplina. Es un dominio que trata de Delimitarse para convertirse en disciplina, pero aún no lo es, puesto que este sigue creciendo y Ampliándose. Eco reconoce la existencia del dominio y pretende conducir la semiótica hacia La disciplina. Sin embargo, la disciplina solo puede darse cuando el objeto de estudio esté tan Perfectamente delimitado que pueda decirse que algo es o no es objeto de estudio de la Semiótica. A punto está pues de constituirse como disciplina y de excluir de forma deductiva a Todos aquellos estudios que no sean de su incumbencia. Aunque, mientras sigan surgiendo Contradicciones en tanto a la concepción de la semiótica y a sus diversísimos objetos de Estudio, esta será una dominio. Un dominio tendente a la disciplina, pues. En cuanto a la semiótica como moda no podemos dejar de señalarlo como un rasgo Biológico de la sociedad. Pues, cuando nace una nueva actividad científica, nace una moda, un Nuevo núcleo de intereses. Las modas culturales no son en sí un hecho negativo. Es normal Que aparezcan. Por ejemplo, en Francia se ha denominado estructuralismo a una serie de Investigaciones, de argumentos, diversísimos entre sí. En este sentido, en estructuralismo en Una atmósfera, es una moda. Una moda paulatinamente se va depurando, va generando Prácticas científicas correctas y honestas, dejando caer sus propias escorias. Las modas llegan Como la lluvia, como el granizo, y tienen la función de abono. En este sentido la moda sirve Como difusión. Lo malo es cuando se convierte en un puro juego snob. No hay que Escandalizarse demasiado por las modas. 10 
2. Semiótica/s y Semiología —Semiología y Semiótica/s Un problema abierta en el panorama de la ciencia semiótica es aquel que atiende a la Denominación teórica de la disciplina (futura). Así encontramos dos denominaciones Principales: semiótica y semiología. En torno a la noción de semiótica se pueden originar Diversas orientaciones filosóficas, y por tanto, no hay una semiótica, hay varios modos de Estudiar ese fenómeno de reenvío. Hay una gran variedad de acercamientos. Existen varias Semióticas, existen varias formas de afrontar el problema y hay que tener en cuenta todo. Un No identificar la semiótica con una sola corriente, con una sola teoría. Así está la visión de los Lógicos polacos, la de los analistas del lenguaje ingleses, la de los estructuralistas franceses o La de los comportamentistas americanos, entre otros. En cuanto a la cuestión semiótica- semiología puede tener un valor filosófico, un valor Histórico y un valor puramente lexical. Históricamente, nosotros sabemos que el término Sémiologie ha sido introducido por Saussure, y, que más que nada, ha sido usado por lo Semiólogos de orientación lingüística; mientras semiótica ha sido usado por Pierce y los Norteamericanos, y ha sido usado más por los semióticos de formación filosófica. Así pues, Durante un cierto tiempo, semiología indicaba más que nada el acercamiento lingüístico, y Semiótica el acercamiento de tipo filosófico. Últimamente el término semiótica se ha impuesto gracias a la influencia de los rusos y También de algunos expertos franceses. Y luego se ha producido la decisión de la Asociación Internacional de Semiótica de escoger semiótica en vez de semiología, y, al final, la mayor Parte ha apostado por semiótica, y actualmente se entienden estos dos términos como Sinónimos. Sin embargo, en el fondo hay una diferencia que cuenta para algunos, una entre las Muchas diferencias, porque para algunos la semiología es una ciencia general, y las semióticas Son los territorios específicos; para otros, existen otras distinciones. Y en este punto, como Siempre que nace una disciplina nueva, antes de que se llegue a una cierta uniformidad de los Términos, deberá pasar mucho tiempo. La verdadera fractura es la siguiente: de ordinario los que usan semiología están influidos Mayormente por la tradición lingüística. Piensan que la semiología debe estudiar ese tipo de Signos que han sido producidos artificialmente por seres humanos, y que son usados Conscientemente, como el lenguaje verbal, las imágenes, las señales de tráfico, etc. Quienes 11 Han usado semiótica, como Pierce, en cambio consideraban signos a los fenómenos naturales, Como los síntomas, las huellas, que no son producidas por nadie, y que, sin embargo, Despliegan una función de significación. Sobre esto hay una gran batalla. Algunos dicen: no, La semiología se ocupa solo de los signos internacionales, los demás no son signos son Síntomas; si queréis hablar de semiótica, hablad. Yo por mi parte, en mi libro, acepto Plenamente la posición de Pierce, corregida por una frase de Morris, que dice: no hay nada Que necesariamente sea en sí un signo, pero cualquier objeto puede convertirse en un signo Cuando se usa como signo. Entonces, para mí, lo que convierte cualquier cosa en signo no es El hecho de que alguien lo haya producido como signo, sino de que alguien lo use como tal. 
—Denominador común de las semióticas. Casetti Casseti va a abordar las distintas concepciones semióticas que tienen un denominador Común. Son puntos de acuerdo provisionales, temporales, alterables y criticables. Pero, Incuestionablemente, existen y como de introducción se trata en esta obra, los esbozaremos: 1.- La semiótica trata de ser un conocimiento riguroso: Se intenta continuamente Trascender el subjetivismo individual al mismo tiempo que la acumulación desordenada de Saberes. Como cualquier disciplina que pretende aventurarse en el conocimiento científico, la Semiótica intenta ser un todo soherente y organizado que se dota a sí misma de unos Procedimientos de autocrítica y de control. 2.-No trata de un tipo concreto de signo, sino de cualquier signo 3.-Distingue entre el signo arbitrario y el motivado: Signos motivados serían aquellos en los que entre lo representado y el representamen Existiría una relación de causa-efecto. Signos arbitrarios son los que prescinden de esa relación porque son esencialmente Convencionales y responden a fines comunicativos. 4.-La semiótica complementa el análisis lógico y el análisis semántico: 5.-Finalmente, en semiótica se reconoce la facultad metalingüística del lenguaje (de Los lenguajes), hasta el punto de que la propia teoría semiótica se proyecta como un Metalenguaje descriptivo de los diferentes lenguajes objeto: 12 Un lenguaje, sobre todo el natural, puede referirse a sí mismo, es decir, funcionar Reflexivamente. Parece esta una facultad esencial del lenguaje: hacerse cargo de sí mismo y, por tanto, Autoanalizarse.
 —Semiótica/s y Semiología. Casetti  «Eu chamo semiótica... á doutrina da natureza esencial das variedades fundamentáis De toda posible semiose» (Peirce).  «Pódese, pois, concibir unha ciencia que estude a vida dos signos no seo da vida Social... Nós chamarémola semioloxía» (Saussure).  «A semiótica pode definirse como o estudo dos procesos de comunicación, é dicir, Dos medios utilizados para influír aos outros e recoñecidos como tales por aquel a quen se Queré influír.» (Buyssens). Podríamos continuar con una larga lista de señalizaciones, recurriendo, quizás, al juego Siempre de moda de buscar la cita más bella. Sin embargo, nos detenemos aquí: en primer Lugar, porque no es la acumulación la que puede resolver nuestro problema. Los datos que nos Interesan por ahora son lo que hacen aparecer ciertas cuestiones preliminares. Por ejemplo, un Problema de terminología: se habrá notado como algunos autores usan el término semiótica, Otros, el cambio, el de semiología. La distinción revela sólo una simple diferencia de ámbitos: Por una parte se hace referencia a un uso desarrollado a la par de Pierce, especialmente en Norteamérica; por otra, a un uso más europeo que se remonta a Saussure. Se debe añadir, sin Embargo, que también se han introducido en este binomio precisiones teóricas y Metodológicas: recordemos, entre otras, las propuestas de Rossi-Landi: en la que semiótica Significa la ciencia general de los signos y semiología la ciencia particular que se ocupa de los Fenómenos post y trans-lingüísticos. También tenemos la de Alvalle en la que semiología es la Ciencia que se ocupa del estudio de los símbolos, de los signos intencionales y arbitrarios y la Semiótica la que se ocupa de los índices, síntomas e indicios. Actualmente, una Homologación institucional ha permitido terminar con el conflicto: semiótica ha sido Asumida como término de conjunto y neutro, y es en ese sentido en el que lo usaremos Nosotros. 13 
—El dominio de la Semiótica. Serrano El dominio de la semiótica es complejo y heterogéneo, podemos distinguir tres formas de Afrontarlo: La semiótica teórica: Tiene como tarea fundamental definir las primeras nociones, los conceptos básicos. Estos Conceptos son dos y están interrelacionados: signo y sistema. ¿Qué es un signo?, es la primera Pregunta. ¿Cómo se organizan los signos?, otra. El concepto de signo se nos hace difícil de precisar ya que, como es natural, su Omnipresencia se hace notar incluso a la hora de definirlo. Solamente lo podemos fijar si Introducimos el concepto de comunicación como previo. Este creo que es el concepto Primero. Y como tal el concepto marco de la semiótica. Comunicación no es ni el signo ni el Efecto producido en el receptor sino la relación entre los dos y el emisor. Es decir que si una Persona ( o un ser vivo en general) emite un signo y otra persona ( o ser vivo) contesta, no se Ha producido comunicación hasta que la probabilidad de respuesta del receptor ha sido Alterada, es decir, ha sido diferente de la que habría dado en ausencia del signo. La semiótica teórica, se encargará de delimitarse y definirse ella misma, al delimitar su Objeto y construir un mínimo aparato teórico con el cual tratarlo. Dará respuesta a aquellas Preguntas que llamamos preguntas fundamentales y fijará el marco en que las podemos Contestar. El marco en la comunicación. Los conceptos: signo, sistema, información, Cambio...Además se habrá de fijar los criterios para definir y para clasificar, que son Fundamentales para hacer buenas descripciones. Es por esto que la semiótica teórica tiene un Interés interdisciplinario tan grande. De la lingüística a la biología. Las dos disciplinas Necesitan del concepto de sistema como una gramática o como un programa. Si en el origen De la vida hay un programa, en el origen de la hominización hay otro, la gramática de una Lengua natural. Por esto la teoría de sistemas tiene hoy un interés tan grande. La semiótica descriptiva: Su tarea fundamental será la descripción de las situaciones comunicativas. Esta descripción Se hará por los procedimientos de análisis habituales que consisten fundamentalmente en Segmentar y clasificar, por tanto la semiótica descriptiva es taxonómica. Describir una Situación lingüística y un acto lingüístico es complejo. Tenemos una idea general del orden de 14 Las secuencias. Esta idea de orden es fundamental. El espacio de comunicación es un espacio Ordenado. Este orden no se contradice, como veremos, con la creatividad. Ahora bien, puede que de una forma intuitiva, describamos por los procedimientos citados Situaciones comunicativas complejas, como puede ser una fiesta o espectáculo y situaciones Comunicativas más sencillas como un saludo. Con frecuencia la descripción consiste en Enumerar de una manera absolutamente intuitiva los diferentes momentos de la secuencia Según un orden temporal. Describir, por tanto, quiere decir establecer unidades, clasificarlas y ofrecer reglas Combinatorias, la organización secuencial. La descripción lleva a la teoría en el sentido que Solamente sistemas con unidades bien definidas y clasificadas según criterios también bien Definidos y clasificados son susceptibles de una explicación rigurosa y también de Explicación. Por consiguiente el mismo concepto de descripción es hoy objeto de análisis, en Semiótica. Ligazón necesaria entre descripción y teoría: descripción y teoría. Descripción y Explicación son dos caras de la comprensión de un fenómeno, son las dos coordenadas de la Comprensión del universo del conocimiento. Por esto no se pueden desligar y la una se Proyecta encima de la otra. La semiótica aplicada Al ser la semiótica un campo de dominio interdisciplinar sus aplicaciones a diferentes ámbitos de variadas disciplinas son múltiples. Del lenguaje al urbanismo y de la biología al Cine, o del folklore a la publicidad. Con frecuencia el dominio de aplicación es suficiente para Configurar una semiótica. Es por esto que hoy encontramos libros y trabajos sobre semiótica Del cine, semiótica de la lengua, del vestido...Quizás, a grandes rasgos, sería interesante Señalar una semiótica de los fenómenos verbales y otra de los fenómenos no verbales. Si antes hablábamos de la pareja epistemológica teoría/descripción, ahora propondría que Aplicásemos el universo semiótico hasta llegar al triedro epistemológico teoría-descripciónaplicación Ya que los tres conceptos están bien relacionados y cuando utilizamos uno, los Otros siempre están presentes aunque de forma virtual. De esta propuesta de tres coordenadas Puede salir entre otras consecuencias la del ámbito de la semiótica comparada a la que nos Referimos al comparar el lenguaje ordinario a los otros sistemas de signos. 15 3. Semiótica: significación, comunicación y producción —Semióticas: significación, comunicación, producción. Casetti Con frecuencia emergen en el campo de la semiótica una subdivisión relacionada con el Uso de los términos comunicación, significación y producción. La fisionomía, los intereses y los objetivos de cada uno de estos tres puntos de atención Son bien explícitos: el primero, afluyendo sobre la comunicación se ocupa del acto concreto En que se intercambia y se reparte una información entre un emisor y un receptor. El segundo, Centrándose, en la significación, se ocupa del modo en que se estructura un signo, o si se Quiere, del por qué un signo dice lo que dice; el tercero, apuntando a la producción, se ocupa Del proceso a través del cual se construye un objeto significante y del roll que esta fabricación Juega sobre el producto final. Habría que añadir, sin embargo, que su diversidad aparece subrayada también por las Diversas "entidades" o "unidades" sobre las que estos se focalizan: así, para la comunicación Es la estructura general de un acto de palabra; la significación, es el signo en sus relaciones Privilegiadas con un sistema; para la producción, es el discurso tomado en su materialidad, o Mejor, como un construido específico. La relación recíproca de estas tres categorías y el estatuto de cada una de ellas ha sido Definido en términos de complementariedad, o mejor, como un construido específico. Se ha tratado de fijar para cada ámbito un objeto teórico específico, o en general, tratando De individualizar un paradigma particular separándolo de la acción de los otros. En tercer Lugar, digamos que comunicación, significación y producción han marcado, paso a paso, los Confines de la semiótica o sus puntos de fuga, se han revelado como referente concretos o Como simples perspectivas de estudio, se han presentado como sectores de especialización o Como principios de explicación. Ellos han significado sobre todo una especie de repartición Del amplio dominio de la semiótica en territorios "regionales". Se dibuja nítidamente, entonces, algo que podríamos llamar una topología: una dislocación de Los hechos, por una parte, "real", por otra parte teórica: tres diversas denominaciones de lo Que en el fondo es una misma indagación. Tenemos por la tanto una topología, una 16 Definición de algunas zonas que, aunque mantienen entre ellas relaciones muy precisas y Estrechas, son distintas. 
—Semiótica, significación y comunicación. Eco Una teoría semiótica general debe ser capaz de explicar toda clase de casos de función Semiótica1 Desde el punto de vista de sistemas subyacentes relacionados por uno o más Códigos. Un proyecto de semiótica general comprende una teoría de los códigos y una teoría De la producción de signos. Abarcará también la distinción entre significación y Comunicación. Digamos ya que, en principio, una semiótica de la significación es la Desarrollada por la teoría de los códigos, mientras que una semiótica de la comunicación Incumbe a la teoría de la producción de signos. No es casual que las se use significación y Comunicación. Hay sistema de significación cuando existe una posibilidad establecida por una Convencíón social de generar funciones semióticas, independientemente de que los funtivos De dichas funciones sean unidades discretas llamadas o "signos" o grandes porciones del Habla, con tal de que la correlación haya sido estableida precedente y preliminarmente una Convencíón social. En cambio, hay proceso de comunicación cuando, se aprovechan las Posibilidades previstas por un sistema de comunicación para producir físicamente Expresiones, y para diferentes fines prácticos. La diferencia es la de la regla vs proceso. A primera vista, la descripción de un campo semiótico podría parecer una lista de Comportamientos comunicativos, con lo que sugeriría sólo una de las hipótesis que guían la Presente investigación: la semiótica estudia todos los procesos culturales como PROCESOS DE COMUNICACIÓN. Y, sin embargo, cada uno de dichos procesos parece subsistir sólo Porque debajo de ellos se establece un SISTEMA DE SIGNIFICACIÓN. Es de todo punto cierto que existe una gran diferencia entre una semiótica de la Comunicación y una semiótica de la significación, pero no por ello debe dicha distinción Acabar en una oposición sin posibles mediaciones. Definamos, entonces, un proceso comunicativo como el paso de una señal (lo que no Significa necesariamente un signo) desde una fuente, a través de un transmisor, a lo largo de Un canal, hasta un destinatario (o punto de destino) 1 Signo= función semiótica: El concepto de signo es problemático porque puede ser entendido Como representante o significante. Mejor es el de función semiótica, que hace referencia, Como en matemáticas a dos términos relacionados entre sí: el significante y el significado. 17 En un proceso entre una máquina y otra, la señal no tiene capacidad significante alguna, Sino que solo hay estímulos. En tal caso no hay comunicación solo paso de información. En Cambio cuando el destinatario es un ser humano ( y no es necesario que la fuente sea también Un ser humano, con tal de que emita una señal de acuerdo con reglas conocidas por el Destinatario humano), estamos ante un proceso de comunicación, siempre que la señalm no se Limieta a funcionar como simple estímulo, sino que solicite una respuesta INTERPRETATIVA DEL DESTINATARIO. El proceso de comunicación se verifica solo cuando existe un código. Un código es un Sistema de significación que reúne entidades presentes y entidades ausentes. Siempre que Una cosa materialmente presente a la percepción del destinatario representa otra cosa a partir De reglas subyacentes, hay significación. Debe quedar claro, no obstante, que el acto perceptivo del destinatario y su Comportamiento interpretativo no son condiciones necesarias para la relación de significación: Basta con que el código establezca una correspondencia y lo representado, correspondencia Válida para cualquier destinatario posible, aun cuando de hecho no exista ni pueda existir Destinatario ninguno. Por lo tanto un sistema de significación es una construcción semiótica Autónoma que posee modalidades de existencia totalmente abstractas, independientes de Cualquier posible acto de comunicación que las actualice. En cambio, (excepto en procesos simples) cualquier proceso de comunicación entre seres Humanos – o entre cualquier aparato inteligente mecánico o biológico- presupone un sistema De significación como condición propia necesaria. Aunque no deseable es posible establecer una semiótica de la significación independiente De una semiótica de la comunicación, pero imposible una de la comunicación sin la de la Significación. Una vez admitido que los dos modos de enfoque siguen líneas metodológicas diferentes y Requieren aparatos teóricos y categoriales diferentes, es necesario reconocer, por otro lado, Que, en los procesos culturales, los dos fenómenos van estrechamente ligados. 18 
2-NOCIONES BÁSICAS DE LA SEMIÓTICA 
1. Semiótica de la comunicación —Semiótica de la comunicación
 La semiótica de la comunicación se especifica en este campo de estudio, el proceso Comunicativo. Esta disciplina se remonta ya a Saussure, con su análisis del circuito de las Palabras, que definía al lenguaje como un instrumento fundamentalmente comunicativo. Más Tarde, Morris estudia el signo partiendo de éste casi como un "estímulo de conducta", Definíéndolo en un contexto comunicativo. Buyssens especializa toda la Semiótica en el acto Comunicativo (toda Semiótica es semiótica de la comunicación). Según él, el objeto de la Semiótica es el sema, «procedimiento convencional cuya realización concreta, el acto sémico, Permite la comunicación». La comunicación sería el proceso por el cual se concretizan los Semas. Además, la finalidad de la comunicación es «actuar unos sobre otros» por lo que Excluye del estudio semiótico el lenguaje natural y hechos independientes de la presencia de Un receptor. A este tenor, Buyssens, junto a L. J. Prieto, distingue la «señal» del «indicio». Un indicio Es definido por prieto como una significación, «cuando de la pertenencia de un hecho a una Clase determinada se deduce la pertenencia de otro hecho a otra clase determinada», y Siguiendo una interpretación variable. La señal vendría a ser un indicio intencional, con una Interpretación más o menos fija regida por un código convencional. Prieto la considera el eje Sobre el que se articula la comunicación: el emisor trata de dar una indicación al receptor Produciendo una señal. La intencionalidad comunicativa es un concepto clave para la Semiótica de la comunicación, pues muchas veces resulta un criterio excluyente a la hora de Establecer su dominio: si se acepta tal criterio, no entraría dentro de su estudio la gesticulación Involuntaria, por ejemplo. Por otro lado, el lingüista Martinet establece como objeto de Análisis lingüístico aquellos elementos que el emisor utiliza en un contexto con una intención Comunicativa, y en los que el auditor reconoce tal intención; es decir, aquellos que cumplen Una función en la transmisión de información. Para él, todo sistema de comunicación es Necesariamente un lenguaje, y supone una intención comunicativa, de modo que debe Obedecer a su teoría de la doble articulación del lenguaje: éste se compondría de unidades con Sentido (por ejemplo, las palabras) y unidades sin sentido o no significantes que se combinan Para dar lugar a las primeras (por ejemplo, los fonemas). Esta concepción excluye también del Campo de la semiótica de la comunicación la comunicación animal, porque o bien carece de 19 Unidades con sentido independientes (como en los bailes de las abejas), o bien no existen Unidades no significativas (como los graznidos de los cuervos), y por lo tanto no sería un Lenguaje, propiamente. A este tipo de visiones se oponen otras como la de Noam Chomsky, según el cual la Función prioritaria del lenguaje no es la comunicación, sino la organización y estructuración Del pensamiento. 
 —La comunicación. Serrano y La nueva comunicación La comunicación ha sido definida de distintas formas a lo largo de la historia. Del latín Communicare, la Edad Media lo había relacionado con 'comulgar'; sin embargo, en el siglo XIV francés ya se vinculó a "participar" y "poner en relación varios elementos". Desde el s. XVI, la comunicación hace referencia directa al medio de participación y relación, y con ello A un proceso de transmisión. En el s. XIX, en EE.UU. Ya se comenzará a aplicar el término a Las grandes industrias de la información (prensa, radio, etc.). Podemos observar la distinción Relación-transmisión en el s. XX. W. Wienner, en Cybernetics (1948) apela al primer modelo Relacional comparando la comunicación con un proceso de feedback o retroalimentación a Partir de un esquema circular, de forma que la respuesta al mensaje tiene un papel Fundamental. Así, pretendía que la cibernética fuese una ciencia que estudiara el control y la Comunicación en el animal y la máquina. Mientras, C. Shannon, en The mathematical theory Of communication (1949) se sitúa en el modelo transmisor con un esquema lineal, que influirá En referentes tan importantes en el estudio de la comunicación como R Jakobson: la Comunicación se produce cuando el mensaje es recibido correctamente por el destinatario, Según el esquema que sigue: Fuente—(mensaje)—>Emisor—(señal)—>Receptor—(mensaje)—>Destino (ruído) La teoría de la información estudia, sin embargo, la señal desde una perspectiva "cuantitativa", es decir, no asociada a un significado, sino como un significante puro, como la Mera parte material transmitida o transmisible durante un proceso comunicativo. Por ello, esta Escuela aporta a la semiótica simplemente datos mecánicos sobre el sistema comunicativo, no Pudiendo hablar de una semiótica de la significación propiamente dentro de la teoría de la Información. Estas dos últimas teorías (de la información y del texto) se basan en el estudio del lenguaje Hablado, pero dejan a un lado otras dimensiones, como la cinésica y la proxémica, que juegan 20 Un papel importante en el proceso comunicativo, y que hoy entran dentro del campo de Estudio de las teorías de la comunicación. Volviendo a la caracterización central Relación/transmisión, ambas concepciones son complementarias, y podemos dar una noción De "comunicación" que contemple las dos dimensiones, poniendo a dos sujetos (emisor y Receptor) de un proceso de transmisión de información como sujetos activos en una relación Dinámica. 
—Comunicación lingüística. Martinet A. Martinet es un lingüista que, en el estudio Semiótica distingue la señalización del Lenguaje. La señalización sería, según él, una articulación simple basada en la sucesión de Unidades con valor semántico propio. El lenguaje, por el contrario, se caracteriza por la doble Articulación, que se compone a partir de un plano de unidades con sentido independientes (los «morfemas» o palabras) y un plano de unidades sin sentido ( los «fonemas»). La Señalización tiene, además, en palabras de Buyssens, un carácter sustitutivo, pues se refieren Siempre al lenguaje doblemente articulado, careciendo de autonomía propia. Según él, la comunicación requiere obligatoriamente del elemento lingüístico, además de Una intencionalidad por parte de los actores del proceso. En este sentido, el análisis de la Lingüística abarca los elementos que el emisor utiliza en un contexto determinado y con una Intención comunicativa (es decir, de transmisión de información), y en los que el auditor Reconoce tal intención. Esta concepción excluye del campo de la semiótica de la Comunicación la "comunicación" animal, porque o bien carece de unidades con sentido Independientes (como en los bailes de las abejas), o bien no existen unidades no significativas (como los graznidos de los cuervos), y por lo tanto no sería un lenguaje, propiamente.
 —El sema. Buyssens Según Eric Buyssens, el objeto de la Semiótica es el sema, procedimiento convencional Cuya realización concreta, denominada acto sémico, permite la comunicación. De esta forma, La comunicación es el proceso por el cual los semas se concretizan como fenómenos. Buyssens ahonda su estudio en una clasificación de los semas que nos pretende hacer ver que La Semiótica, aunque sólo sea una semiótica de la comunicación, no nos restringe al lenguaje (a diferencia de Martinet), sino que la comunicación se da más allá de la comunicación Lingüística. La taxonomía de los semas sería ramificada, en función de tres divisiones Sucesivas: 21 Sistemático asistemático Extrínseco E S PA Cía L E S Intrínseco extrínseco intrínseco Direct O Sustitutiv O Direct O Sustitutiv O Direct O Sustitutiv O Direct O Sustitutivo Los semas sistemáticos son aquellos cuyas unidades significativas básicas pueden Separarse en formas estables y constantes carentes de significado; por ejemplo, el código de Circulación (color rojo, azul, amarillo; forma circular, triangular,…). En los semas Asistemáticos es muy complejo encontrar estas unidades no-significativas; por ejemplo, los Iconos (ilustraciones, rótulos, etc.). Esta distinción está relacionada con la teoría de la doble Articulación del lenguaje de Martinet, según el cual los semas asistemáticos no conformarían Lenguajes. Los semas extrínsecos son aquellos que guardan una relación arbitraria entre el significante Y el significado. Los semas intrínsecos, en cambio, relacionan uno y otro de forma motivada. Existe aquí un claro paralelismo con la división de Saussure entre signos motivados e Inmotivados. Los semas directos son aquellos en los que, una vez creado el sistema de comunicación, se Asocia significante y significado sin la mediación de otro sistema "traductor"; por ejemplo, el Lenguaje hablado o el mismo código de circulación una vez esté bien aprendido. Los semas Sustitutivos o indirectos, en cambio, sí necesitan de otro sistema mediador para vincular Significante y significado; por ejemplo, la telegrafía por sí sola no puede mediar entre Significado y significante, sino que necesita una lengua que medie entre uno y otro. Aquí se Puede asociar la división que hace Mounin del bilingüismo en subordinado, cuando una Lengua es aprendida por mediación de la otra; y puro, cuando son aprendidas simultáneamente Y no es necesaria, como diría Buyssens, una mediación. Por último, dentro de los semas sistemáticos, Buyssens añade la excepción de los semas Espaciales (mapas meteorológicos, geológicos, de carreteras,…), que incorporan componentes De sistemas intrínsecos, como el perfil costero de un territorio, y extrínsecos, como las Isobaras o las cotas de altitud.
 —Elementos de la comunicación. Casetti 22 En la obra de Casetti, Introducción a la semiótica, se explicitan los elementos principales Que se contemplan en las diversas teorías de modelos comunicativos. El emisor es un actor social y sujeto del intercambio comunicativo. Su intención determina El rango del proceso comunicativo, frente al indicativo o mecánico. La teoría de la Información distingue el emisor humano (fuente) del aparato técnico que emite señales (transmisor). El receptor es un actor social que constituye el término del acto comunicativo. No es un Sujeto pasivo, sino que en la recepción del mensaje filtra la intención del emisor a través de Unas intenciones propias. La teoría de la información distingue también el receptor humano (destinatario) del mecánico (receptor). El mensaje es el objeto sígnico que pasa del emisor al receptor en el acto comunicativo. En él se distinguen el plano de la señal, aquello directamente perceptible por el receptor y que El emisor produce para establecer el vínculo con el receptor; y el plano del sentido, la relación Social que pretende establecer el acto de comunicación en primer lugar. El canal es el medio que permite el contacto entre el emisor y el receptor. Se distingue de La señal en que éste es tan sólo el soporte material del mensaje, y no nos puede decir más que Que se está llevando a cabo un acto comunicativo; mientras que la señal implica la posibilidad De reconocer un mensaje determinado. El contexto es la situación global en la que se realiza el acto comunicativo. La teoría del Texto agranda este concepto general de contexto referencial al contexto accional, compuesto Por: la producción comunicativa, la recepción y el reconocimiento del mensaje y de su Intención, y la situación espacio-temporal del acto comunicativo. Este es un ejemplo de la Diferencia entre el contexto, que es un sistema abstracto únicamente lingüístico, y la situación, Concreta, que comprende también elementos extralingüísticos que condicionan la Comunicación. Una cualidad importante del contexto es que determina el éxito o el fracaso de La comunicación. Un código es un conjunto de reglas para la formación de un mensaje. Se distinguen los scódigos, Códigos en forma de sistema, de los códigos propios, como la asociación de una Señal a un sentido. Según la teoría de la información, serían instrucciones dadas a un Transmisor para convertir un mensaje en señal, y a un receptor para convertir una señal en Mensaje. 23 Los esquemas de comunicación son muy variados, e intentan explicar los elementos y los Procesos fundamentales que se producen durante la comunicación. Están los de Saussure (circuito de las palabras) y Jakobson, que mostraremos más adelante. También es importante El esquema de la teoría de la información: una Fuente produce un Mensaje que es convertido Por un TRansmisor en Señal, que es transmitida por un Canal hasta un Receptor que lo Reconvierte en Mensaje y lo hace llegar a un Destinatario; el código vincula al TRansmisor y Al Receptor: ————código———— F—M—TR—S—C—S—R—M— D La función comunicativa es la que define las tareas de un acto de comunicación, Entendido como instrumento. Este carácter fue visto ya en Martinet y Jakobson (a destacar Este último por la especificación de las funciones y los elementos de la comunicación y la Relación entre ambos), pero previamente es relevante la concepción instrumental del lenguaje Por parte del Círculo de Viena en 1929. La información es una magnitud física que pertenece a la transmisión del mensaje. Según La teoría de la información, participa en el emisor, en relación a una opción que éste realiza de Entre varias posibilidades, y en el receptor, en relación a un estado de incertidumbre de éste Que solventa el acto comunicativo. En base a esta explicación, la información sería todo Aquello que reduce un estado de incertidumbre a través de una serie de opciones que indican Unas posibilidades y eliminan otras. La unidad de medida de la información es el bit, definido Como "unidad de información en un sistema que comporta dos unidades probables". Otros dos Elementos del proceso comunicativo que tienen que ver con la información son el ruído y la Redundancia. El ruído es una molestia que dificulta el paso de señales e impide un intercambio óptimo de la información. Se refiere generalmente al canal, pero afecta directamente a la Información (es decir, al mensaje). La redundancia designa la presencia de elementos que son Repeticiones de opciones ya suficientemente explicitadas, pero que se introducen en el Mensaje con el fin de reforzar la comprensión del mismo. Es una forma de salvar el ruído. Observado estas explicaciones, se hace notorio que la teoría de la información aborda la Comunicación de un modo más "cuantitativo" que "cualitativo" y, en este sentido, se hace Necesaria una semiótica de la significación que ascienda sobre este umbral inferior de la Semiótica en el que se encuentra esta teoría. 24 
—El contexto El contexto puede definirse como la situación global en la que se realiza el acto Comunicativo. Sin embargo, no ha sido estudiado de la misma forma por todos los teóricos de La comunicación. En Van Dijk y Petöfi, por ejemplo, el contexto tiene un nivel propiamente lingüístico que Refiere a los mensajes mismos (el contexto en Van Dijk y el co-texto en Petöfi); y, a su vez, un Nivel extralingüístico, las circunstancias concretas (factores físicos, espaciales, temporales, Psicológicos,…) que rodean la emisión, transmisión y recepción del mensaje (la situación en Van Dijk y el contexto propio en Petöfi). En Parret se diferencia un contexto accional de un contexto referencial. El contexto Accional tiene una dimensión pragmática (es decir, en referencia a la relación entre el Mensaje y los actores de la comunicación) y compone la producción intencional del mensaje, La recepción y reconocimiento de esa misma intención, y el soporte situacional espaciotemporal. El contexto referencial tiene, en cambio, una dimensión semántica (es decir, sobre La relación entre significante y significado) y compone el mundo real o posible al que refiere El mensaje, y que es el sentido del enunciado. En Serrano se muestra una división que también sigue el tipo pragmático-semántico. Habría un contexto de acción, que corresponde a la relación entre el mensaje, el emisor y la Realidad; y un contexto presuposicional, que sólo contempla la relación mensaje-realidad. 
—Teoría de la información. Guiraud y Pignatari La teoría de la información es una parte fundamental del estudio de la comunicación, Porque estudia los fenómenos que fundamentan y permiten la transmisión de información, que Es la base de todo proceso comunicativo. En este sentido, es un estudio de realidades Cuantitativas y estadísticas, ya que su campo de estudio no abarca el plano del sentido: Simplemente señales que van de un emisor a un receptor a través de un canal. Pertenece a lo Que Eco denomina el umbral inferior de la Semiótica. Pierre Guiraud es uno de los estudiosos de la teoría de la información (a veces llamada Teoría de la comunicación). La teoría de la información estudiaría sólo la parte cuantitativa o Formal de la información (la probabilidad), dejando a un lado la parte cualitativa (el sentido). Su noción de información es que es una "medida de imprevisibilidad". Cuanto más Redundante es un sistema, más previsibles son sus signos. La probabilidad de un fenómeno es Lo que determina su grado informativo: +improbable = +informativo. La probabilidad de un 25 Sistema se averigua con un logaritmo en base dos (log2n; sistema binario) que nos permite Saber cuál es el número de operaciones necesarias para identificar una forma. Por ejemplo, en Una baraje de 32 cartas, la probabilidad de cada carta es de 1/32, y en información eso supone Log235 = 5 (operaciones necesarias para aislar y diferenciar esa carta del resto). Décio Pignatari es otro teórico de la información, que afirma que su disciplina abarca el Dominio de los aspectos sintácticos, formales y estructurales de la organización y transmisión De los mensajes. A pesar de que abarque parte de lo correspondiente a una teoría de la Comunicación, se centra en la economización y cuantificación del proceso comunicativo, Dejando a un lado el plano del sentido. La teoría de la información es un estudio cuantitativo y Mensurador de tasas de información, un estudio puramente sintáctico (no semántico ni Pragmático). Las nociones de entropía (medida de desorganización de un sistema con Elementos equiprobables) y entropía negativa (medida de organización de un sistema cuyos Elementos han sido seleccionados y ya no son equiprobables) están relacionadas con este Análisis matemático de la comunicación, refiriéndose incluso a un mensaje con sentido y Significado, según aporte más información o menos: hay más información cuanta menos Entropía (equiprobabilidad) haya entre sus elementos, es decir, cuanta más organización Funcional tengan éstos. La información, así entendida como probabilidad, se mide en bits, Unidad mínima de diferenciación de probabilidades (1/0; sí/no). En resumen, la teoría de la información estudia también los procesos comunicativos pero Desde una perspectiva fundamentalmente sintáctica, funcional y estructural basándose en Nociones como probabilidad (relación entre el número de casos efectivamente dados y el Número de casos posibles) e información (grado de probabilidad de un fenómeno en un Sistema equiprobable). 
—Modelos de comunicación. R. Jakobson A la hora de determinar cuáles son los elementos y fenómenos participantes en el proceso Comunicativo, ha habido varias teorías, pero casi todas han seguido una estructura básica. Comenzando por Saussure, éste escribe sobre el «circuito del habla» o «circuito de las Palabras» como actividad concreta del sujeto hablante, distinguiendo en él tres procesos: el Psíquico, que consiste en la asociación entre un concepto y una imagen acústica; el Fisiológico, que consiste en la transmisión del impulso correspondiente a la imagen acústica Hasta los órganos fonadores; y el físico, que supone el traslado de las ondas sonoras de la boca Del emisor a la oreja del receptor. Los dos primeros procesos se repiten en el oyente, que 26 Traduce los impulsos de las ondas en una imagen acústica que llega al cerebro, y luego el Cerebro traduce la imagen en un concepto. Un modelo estructuralmente parecido es el diseñado por Karl Bühler, que distingue tres Elementos en el acto de la comunicación: el hablante (1ª persona), el oyente (2ª persona) y el Referente (3ª persona). Este esquema fue el inspirador del modelo de Román Jakobson, que Estructura el proceso comunicativo en seis elementos fundamentales, a cada uno de los cuales Asocia una función del lenguaje. Este modelo comunicativo es el referente de muchos otros, y Contempla seis dispositivos: ·Referente (Contexto) ·Contacto (Canal) ·Destinador (Emisor) ·Mensaje ·Destinatario (Receptor) ·Código Las funciones de la comunicación que Jakobson asocia a cada dispositivo de su modelo Son: Emotiva: el emisor expresa su actitud ante aquello sobre lo que se está hablando. Por Ejemplo: interjecciones, exclamaciones, la entonación,… Referencial: el mensaje remite a un referente del contexto, a la realidad no-lingüística Existente. Su modelo son las aserciones (enunciados aseverativos con valor de verdad). Se correspondería al "uso del lenguaje" (lo que en el Medievo se llamó suppositio Formalis). Conativa: se busca una respuesta por parte del receptor. Su modalidad por excelencia Sería la vocativa e imperativa (sin valor de verdad). Poética: el mensaje se refiere al propio mensaje. El ejemplo más claro es la lírica. Fática: su finalidad es establecer, mantener o interrumpir el contacto comunicativo. Son Ejemplos: «Vale», «¿Me escuchas?», «Ajá»,… Metalingüística: el mensaje hace referencia a los elementos del código que se está Utilizando. Se correspondería a la "mención del lenguaje" (lo que en el Medievo se llamó Suppositio materialis). Este modelo ha sido desarrollado por varios lingüistas y teóricos de la comunicación, como La lingüística del texto o teoría del texto y la teoría de la información. 27 Por último, cabe hablar de un último esquema, el de la teoría de la comunicación, cuyos Elementos ya se explicaron anteriormente (Fuente, Mensaje, TRansmisor, Señal, Canal, Receptor, Destinatario, código, ruído): ————código———— F—M—TR—S—C—S—R—M— D (ruído)
 —El modelo comunicativo elemental. U. Eco Umberto Eco, a diferencia de otros teóricos, considera que la semiótica de la comunicación Y la semiótica de la significación deberían ser disciplinas complementarias, y no enfrentadas. Se basa en una distinción entre proceso de comunicación y sistema de significación, en el Cual el primero depende de la existencia del segundo. En oposición a la teoría de la Información, cree que la comunicación no se produce entre máquinas aunque haya un paso de Información, porque la comunicación requiere una acción interpretativa. Sin embargo, los Mecanismos de este simple "paso de información" son el fundamento físico-mecánico para Que una comunicación interpretativa se produzca; por ello, también deben ser objeto de Estudio de una semiótica de la comunicación, de un estudio del umbral inferior de la Semiótica que tratase los requisitos mínimos para que se produzca el proceso de Comunicación. En el umbral superior se localiza el universo del sentido, la comunicación Entre seres humanos con un emisor con intención, un mensaje con sentido y un receptor También con intención que interpreta y reconoce el sentido del mensaje. Para empezar, la estructura comunicativa básica sería «el paso de una señal a partir de una Fuente a través de un transmisor a lo largo de un canal hasta un destinatario». La señal no es Lo mismo que el signo: ésta no tiene por qué tener sentido o significado, simplemente es una Unidad transmitida. En un paso de información entre máquinas no trabaja un sistema de Significación, necesario para la comunicación, ya que la información de la señal actúa como Mero estímulo (sin necesidad de interpretación; en este sentido, su teoría se relaciona con las Apreciaciones de Buyssens y Prieto sobre señales e indicios). Umberto Eco distingue también La comunicación de la indicación: en la primera, la interpretación se da en ambos actores del Proceso; en la segunda, el receptor es el único que interpreta la señal recibida. La Interpretación sólo puede darse con un sistema de significación, y éste sólo se produce en Presencia de un código, por lo que éste elemento también es imprescindible en el proceso Comunicativo. El código es definido por Eco como «un sistema de significación que reúne 28 Entidades presentes y entidades ausentes», teniendo como significación el hecho de que una Cosa material-perceptible represente a otra cosa a partir de unas reglas subyacentes (un Sistema de significación/código). La comunicación requiere que tanto emisor como receptor Compartan un mismo código, el uno para codificar el mensaje, y el otro para descodificarlo Aquí se presenta una distinción importante: el proceso de comunicación necesita tanto de la Actividad interpretativa de los sujetos como de la correspondencia entre lo representante y lo Representado (establecida por el código); sin embargo, el sistema de significación no depende De una actividad interpretativa, sino que se basta con la correspondencia Representante/representado. La relación no es, pues de interdependencia: el proceso de Comunicación depende de la existencia de un sistema de significación, pero no a la Inversa. Sin embargo, la relación entre ambos es insalvable. Cuando Eco estudia el proceso de comunicación, lo hace partiendo también de esta Necesidad de un código, para elaborar un modelo comunicativo elemental. Así, determina Un modelo semejante al expuesto anteriormente y adjudicado a la teoría de la comunicación (con la excepción de que no hay mensaje entre la Fuente y el TRansmisor de la Señal). Su Paralelismo con esta teoría se debe a que Eco intenta elaborar el esquema más básico posible Para todo proceso comunicativo, y por ello lo estructura sobre ejes elementales que coinciden Con el llamado umbral inferior de la Semiótica, donde se sitúa la teoría de la información: ————código——— F—TR—S—C—S—R—M— D Ruído Eco habla también del problema del ruído, y su solución para evitar perturbaciones es un Código más rico y complejo que incluye, en muchas ocasiones, la redundancia también Mencionada anteriormente, pero que apareja una abundancia (variedad) de señales muy útil Para solucionar las interferencias. El ruído se sitúa generalmente en el canal, como un ruído Técnico. Sin embargo, también existe el ruído psicológico (más propio del umbral superior), Interferencias por parte del propio emisor o del receptor que igualmente impiden la correcta Transmisión del mensaje. 2. Significación y comunicación 
—Semiótica de la significación 29 Como ya vimos, según Umberto Eco la semiótica de la comunicación y la semiótica de la Significación, si bien tienen objetos separados (una se ocupa de la teoría de la producción de Los signos, y la otra de la teoría de los códigos o sistemas de significación), son dos "disciplinas" que se complementan, ambas necesarias para una teoría semiótica completa. Sin Embargo, hay posiciones que se alejan de esta concepción, como Roland Barthes, LeviStrauss O Georges Mounin. 
—Función-signo y tanslingüística. R. Barthes La obra semiológica de Barthes supone una extensión de las nociones saussureanas en Torno al concepto de signo. En primer lugar, sobre el fenómeno de la significación, afirma que El significante no tiene por qué estar compuesto por materia fónica (como afirmaba el Lingüista) ni la significación tampoco tiene por qué tener función comunicativa. Él define la Significación como un proceso de constitución del signo; si para Saussure la 'significación' Sólo hacía mención al significado, Barthes añade a su definición la conexión del significado Con el significante (acercándose así a la noción de "función semiótica" de Eco, de la que Hablaremos más adelante). Si deben destacarse dos aspectos de la teoría semiótica de Barthes, Estos son la noción de translingüística y la de función-signo. En primer lugar, Barthes habla del lugar de la disciplina semiótica como translingüística, Ya que todo sistema de significación necesita ser, según él, traducido al lenguaje verbal para Entenderlo como tal. Se observa aquí la conexión que existe entre la Semiótica y la Lingüística, que ya defendía Saussure. Sin embargo, Barthes afirma que la Semiótica toma Criterios más inclusivos que la Lingüística, y estudia también sistemas de significación no Necesariamente creados con una finalidad comunicativa. Se podría decir también que en Barthes, según la clasificación de Buyssens, todos los sistemas de significación serían por Fuerza semas sustitutivos. Por otro lado, Barthes habla también del fenómeno función-signo. Toda significación Tendría un doble trasfondo o movimiento. La semantización es la "significación primigenia": El primer significado asociado a un objeto/significante es el relativo a su función específica. La relación entre este significado utilitario y el objeto funcional es una funcionalización Auténtica, siendo siempre signos el objeto de la función y viceversa. Sin embargo, todo objeto En un entorno humano se carga de nuevos significados además de esa auténtica Funcionalización significativa. Al significante se ligan significados simbólicos o culturales: Por ejemplo, un abrigo de piel significa "cubrirse del frío", pero también "poder adquisitivo". 30 Barthes, realizando una crítica social, propone una refuncionalización de la significación, Ocultando o disfrazando el significado cultural para naturalizarlo y volver a la significación Utilitaria como única significación. Esta relación significado función es próxima a las Hipótesis de la cultura de Umberto Eco acerca de los instrumentos y útiles. 
—El código. U. Eco Hasta ahora, Umberto Eco nos ha dejado claro que la comunicación se fundamenta en un Proceso significativo fundamental: el código. Sin embargo, el término "código" puede Entenderse de muy diversas maneras. Si es simplemente una serie de señales reguladas por Leyes combinatorias, pero no necesariamente conectadas con fenómenos de la fuente de Información o del destinatario (tradicionalmente, una "respuesta"), entonces hablamos de un Sistema sintáctico. Cuando hablamos de unas nociones o realidades susceptibles de ser Transmitidas en forma de información (sin necesidad de que se haya producido realmente esa Transmisión), entonces es un sistema semántico. Si hablamos de una serie de posibles Respuestas o reacciones sistematizadas que se diesen en el destinatario cuando recibiese el Mensaje, esto son sólo respuestas de comportamiento. Sin embargo, cuando es una regla que Vincula elementos de un sistema sintáctico con otros elementos del sistema semántico o de un Sistema de comportamiento, entonces sí podemos hablar propiamente de un código. Umberto Eco distingue este código propiamente de los s-códigos anteriores (sistema Sintáctico/semántico/de comportamiento). Mientras que el código constituye en sí mismo un Sistema de significación, los s-códigos son independientes de toda clase de sistema de Significación o procesos comunicativos mientras estén aislados unos de otros. Sin embargo, es La conexión entre los s-códigos la que constituye códigos propios y, por tanto, procesos de Significación. Para Eco, los s-códigos son sistemas en los cuales los valores se establecen Mediante posiciones y diferencias, y que se revelan sólo cuando diferentes fenómenos se Comparan en base a un mismo sistema de relaciones. El código binario es un buen ejemplo: Los valores se establecen en base a la posición de los dígitos (01/10) y a la oposición entre Ellos (0/1), y los distintos dígitos hacen referencia en conjunto a un mismo sistema de Relaciones (sean 0 ó 1, estén aquí o allá,…). Todo s-código (sintáctico, semántico o de Comportamiento) tiene este mismo fundamento, lo cual permite la interrelación entre ellos de Forma sistemática y la construcción de códigos. Esta estructura básica sería objeto de estudio De una matemática de la información, o gramática informacional, situado su dominio en el Umbral inferior de la Semiótica. Este dominio se limitaría a los s-códigos, pero no abarcaría el Estudio del código significativo y comunicativo, pues la teoría de la información es sólo una 31 Teoría de posibilidades combinatorias abstractas, y no de procesos de significación y Comunicación. Es por ello que su estudio suele encuadrarse en la transmisión de información Entre máquinas no inteligentes. —Información, significación y comunicación. U. Eco A la hora de hablar de la información, Umberto Eco distingue hasta cuatro sentidos, Divididos en: A] la capacidad estadístico-cuantitativa de la fuente, pudiendo ser información (a1) disponible de una fuente natural o bien (a2) procesada y filtrada por un s-código; y B] la Cantidad transmitida y recibida efectivamente, considerada o bien como (b1) la transmisión de Señales en forma de estímulos mecánicos o naturales (no comunicativa), o bien (b2) de Señales codificadas y significadas (comunicativa). Así, tenemos cuatro campos de estudio Correspondientes a la teoría de la información, de los cuales, sin embargo, sólo los Correspondientes a las propiedades generativas de un s-código (a2) y a los procesos de Transmisión de unidades significativas con un fin comunicativo (b2) entrarían dentro del Campo de la Semiótica. Sin embargo, también (a1) y (b1) proporcionan elementos útiles para El estudio semiótico, de manera que forman parte del umbral inferior de la Semiótica. La información como potencialidad de la fuente (a1) indica la "informatividad", o Capacidad de información, de la misma. Su estudio es un estudio de la equiprobabilidad de los Elementos informativos (bits; esto quiere decir que todos los elementos transmisibles tienen la Misma probabilidad de convertirse en parte del mensaje, están en la misma situación de Posibilidad transmisiva), y, como tal, vinculado a la noción de entropía. (La entropía es el Estado de equiprobabilidad al que tienden los elementos de un sistema. La negentropía, estado Contrario, está relacionada con la noción (b1) de información ya filtrada y transmitida.) La Información, en ocasiones, pasa por el filtro de un s-código (a2) para economizar el tránsito De información y facilitar la comunicación. Pues, si bien la equiprobabilidad de una fuente Informativa supone una ingente cantidad de mensajes posibles, no siempre es posible la Transmisión de toda esa información, de manera que a esa equiprobabilidad es necesario Superponerle una sistematización que limite todas las posibilidades a una menor cantidad, de Manera que la haga más manejable. 3. Semiótica de la producción 
—La producción de signos 32 Prácticamente desde su nacimiento, la Semiótica ha dejado a un lado el elemento Significante para centrarse en la dimensión del significado (en términos de Saussure). Sin Embargo, la reciente rama de la semiótica de la producción se propone estudiar esta parte Material del signo (entendida normalmente como un simple medio, instrumental) y su Producción. En sí, supone una inversión de las prioridades saussureanas ("lengua" como "sistema", "sincronía") por sus opuestos diádicos ("habla", "proceso" de una lengua, "diacronía"). Casetti afirma que hubo motivaciones internas y externas que impulsaron el Nacimiento de este estudio. Las razones externas a la Semiótica son nexos ideológico-políticos con el marxismo (con Las nociones de "trabajo", "medio de producción",…) y el psicoanálisis (con el "trabajo Onírico") que hacen referencia al territorio de la praxis. Hablan de un proceso de Transformación de una materia prima en un producto, efectuado por el trabajo humano a través De unos medios de producción. Las razones internas suponen un intento de retomar lo que Saussure, en su Curso de Lingüística General, dejó de lado al hablar del valor lingüístico: el modo de producción Material del signo en el proceso de significación. Autores como Ferruccio Rossi-Landi, el Grupo Tel Quel (con Julia Kristeva), Jacques Derrida, Umberto Eco o G. Bettetini pretenderán Asumir el trabajo de tratar, bajo el dominio semiótico, aquello que Saussure dejó "fuera de Campo". —La producción lingüística. 
--Rossi-Landi Ferruccio Rossi-Landi se encargó de estudiar la producción de signos bajo una óptica Marxista. Para él, las palabras surgen de un trabajo lingüístico desarrollado en base a Relaciones de trabajo y producción establecidas a través de un proceso comunicativo; y son Materia prima no-natural de otro trabajo lingüístico destinado a construir mensajes. Este Trabajo lingüístico, proceso de producción de palabras y mensajes, está en el mismo plano que La producción material económica: ambos se mueven en la esfera del trabajo humano, fuera Del ámbito de lo natural. Así entendido, el lenguaje no es un producto, sino un trabajo: la Producción de signos es una institucionalización de relaciones de trabajo y de producción. El trabajo lingüístico da lugar a un producto que toma vida aparte de ese sistema de Producción, que Rossi-Landi entiende como capital. La producción lingüística genera un Capital constante, que son los idiomas, y un capital variable, que es el habla individual 33 (concreción necesaria del idioma en cuestión). Su suma, como capital lingüístico complejo o Total, permite la comunicación. Ésta es entendida como la producción y circulación de Mensajes dentro de una comunidad lingüística —paralela al concepto de mercado— en la cual Palabras y mensajes son mercancías de intercambio. Tales mercancías tienen un valor, que Puede ser un valor de uso, cuando depende de su capacidad para satisfacer una necesidad (expresiva o comunicativa); o un valor de cambio, dependiendo de las relaciones entre las Palabras de un idioma y su coste de producción. 
 —La deconstrucción y la différance. Derrida Jacques Derrida es un filósofo deconstructivista que elaboró una crítica al logocentrismo Occidental en su De la gramatología (1967). La cultura occidental había puesto en relieve la Importancia del significado sobre el significante, debido a la univocidad del primero (fundamentado en "afecciones del alma" comunes a todos) frente a la multiplicidad del Segundo (hay varios significantes en varias lenguas para un mismo significado común). Él le Da importancia al significante revalorizando la escritura no como sustitución de la lengua Hablada, sino como fijación diacrónica de la oralidad. Su análisis se sitúa en los límites de la Cosmovisión occidental, buscando nuevos terrenos para la racionalidad. Según Saussure, las diferencias son las que constituyen una lengua como sistema formal: Relacionado con esta noción, para Derrida las cualidades particulares del significante son las Que determinan el significado. En base a esto, acuña el término différance, una mezcla entre Los términos 'diferir' (retardar) y 'diferencia', que hace referencia a la traza o huella en un Elemento del sistema lingüístico. Este elemento, que puede ser un término, determina su Significado a través del sistema lingüístico (el valor lingüístico de Saussure, en su análisis Sincrónico), pero también a través del paso del tiempo. La diferencia entre los elementos no Sólo es fruto de una oposición en el momento preciso de su formulación presente; sino que Esta diferencia se constituye también, como un texto de significado, en la relación diacrónica Entre las palabras, dentro de un análisis diacrónico. 
—La producción de signos. U. Eco En función de la metodología usada, Umberto Eco divide la Semiótica en: semiótica de la Significación, que abarca la teoría de los códigos (como sistemas de significación); y Semiótica de la comunicación, que incluye la teoría de la producción de signos. En cuanto a Este último bloque, estructura una tipología del trabajo en la comunicación (producción 34 Sígnica). Este trabajo supondría, entre otras cosas: la selección, por parte del emisor, de Información para transmitir un mensaje dentro de un código; cotejar la información recibida Por el receptor con la información real (i. E., comprobar la verdad o falsedad de la Información), etc. 4. La materia de la Semiótica 
—La crisis del signo. Casetti El signo ha sido, desde el primer momento, el elemento que consolidaba y aunaba el objeto De estudio de la Semiótica. Sin embargo, esto ha supuesto centrar la atención en torno a la Definición de este término 'signo', levantando numerosas polémicas. "Signo" ha sido asociado A veces con la intencionalidad, excluyendo por tanto del conjunto sígnico los indicios y los Síntomas. Otro criterio ha sido la arbitrariedad de la relación significante-significado, que Dejaba a un lado la significación "motivada". Pero la crisis del signo se produce con el Cuestionamiento de las dos principales bases sobre las que se asienta la Semiótica para Disponer de esta noción como eje central de su estudio: su naturaleza empírica señalable (esto O aquello es un signo) y la multiplicidad de fenómenos que abarca bajo la unidad de ese Término. Estos fundamentos han sido removidos para dar cuenta de que el signo es tanto una «entidad teórica», que aporta un marco referencial para el estudio teórico, como una «entidad Empírica», a la hora de dirigir la observación a tal tipo concreto de fenómenos, de forma que Su naturaleza diverge en dos caras de una misma moneda. Pero la crisis supone también una Desfragmentación del signo "atomizado", como unidad, siendo redescubierto como Constituído por elementos más pequeños (por ejemplo, las unidades no significativas de Martinet) y constituyente de elementos más grandes (un texto es un conjunto articulado de Signos), generado por y generante de múltiples interrelaciones. 
—La función semiótica. U. Eco Para distinguir signo y señal, Umberto Eco parte de la noción de "código" como aquello Que asocia los elementos de un sistema transmisor con los elementos de un sistema Transmitido, contexto en el cual el primer sistema será la expresión del contenido del segundo. Cuando expresión y contenido están en relación, es cuando se produce la función semiótica Del signo. Para empezar, un estímulo no denomina una relación entre el plano del contenido y El plano de la expresión, sino que es una cosa que simplemente se sufre, es puramente del Plano de la expresión (ahora bien, un estímulo sí puede interpretarse como función semiótica 35 Siempre que sea desde una perspectiva externa, es decir, que no sea simplemente sufrido). Es En este sentido en el que se centra Eco para distinguir también el signo de la señal: ésta sería Un "signo en potencia pero no en acto", un estímulo que, si bien es causa de algo, no tiene por Qué correlacionar expresión y contenido, es decir, no tiene por qué estar en lugar de otra cosa, Aunque podría. Una concepción tal de signo, como correlación entre el plano de la expresión y el plano del Contenido, parece basarse en las consideraciones saussureanas. Sin embargo, suprime algunas Nociones como la de signo como entidad física (que lo reduce al plano de la expresión) o Como la entidad semiótica unificadora (pues es, en sí, una correlación entre dos realidades Distintas, de manera que se asocia más a una función semiótica que a una entidad "signo"). La Función semiótica se vuelve así una correlación provisional de funtivos, y por tanto una uníón Transitoria y convencional; y el código no organiza ya signos, sino que regula su creación. 

Entradas relacionadas: