San Agustín la felicidad y la posesión de Dios

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 3,36 KB

 

Teología


Para san Agustín, preguntarse por Dios supone preguntarse por: su existencia, su naturaleza, el origen del mundo y el problema del mal.

-La existencia de Dios se demuestra mediante la presencia de verdades en nuestra alma además de partir de la belleza y el orden mediante los cuales se rige el mundo.

 Atributos de Dios:


- Dios es uno único

- Es el ser mismo

- Dios es la esencia por excelencia

- La perfección pura a la que no se le puede añadir ni quitar nada, la inmutabilidad, esiempre de la misma manera  

- Es el bien supremo,

- Eeterno (no es temporal, no tiene ni comienzo ni fin)

-Espiritual y absolutamente simple

Por todo ello concluye en que Dios es el Ser, y nos crea; Dios es la Verdad, y nos ilumina; Dios es el Bien, y nos atrae.


-La creación: la mutabilidad de las cosas nos indica que no se han hecho por si mismas, solo Dios puede ser el origen y la causa de lo mutable.


-Origen y naturaleza del mal. En el primer momento el mal tenia una entidad positiva propia de todo lo material , pero posteriormente deja de poseer identidad, y se convierte en una privación del ser, no puede considerarse ser, del mismo modo que la oscuridad es la ausencia de luz.


Gnoseología


La teología esta dentro de la filosofía. Teología natural: el pensamiento sobre Dios surge a partir de la naturaleza y de la razón. Teología elevada: aquella que ha sido dada, un mensaje que viene por la fe.

- En que sentido se identifican filosofía y religión. El problema filosófico es el camino para alcanzar la verdad, San Agustín considera el fin de la filosofía la búsqueda de la felicidad (la verdad).
Filo y religión se identifican en su fin último, son dos formas de alcanzar la felicidad.

- Relación entre fe y razón. La fe nos ilumina solo esta nos permite alcanzar la sabiduría, nos muestra el camino y lo prepara para que sea posible. La razón por si sola puede alcanzar ciertas verdades pero no, conducirnos a la sabiduría. La razón colabora con la fe: ayudando al hombre a alcanzar a esta última, mediante la fe se aceptan las verdades que Dios revela, que orientan e iluminan la razón y por último ayuda a esclarecer los contenidos de la fe

Entradas relacionadas: