Rutas caravaneras en África

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,64 KB

 
CALIFATO DE CÓRDOBA: 929-1031. Abderramán III emir en 912 para reconstruir el poderío de los Omeya. 929 califa.
Independencia política y religiosa que dependía de la riqueza del Estado y la fuerza del ejército. Abderramán III y Alhakam II (su sucesor):

Restauran la unidad interna (fin rebeliones, control marcas, dominio Badajoz, Toledo y Zaragoza), reorganizan ejército (marina de guerra, protegía del peligro fatimí, rutas caravaneras que traían oro y del peligro del norte), aplacaron reivindicaciones (fatimíes norte de áfrica, éxitos militares contra León y Navarra, reyes cristianos aceptan califa y pagan tributos).
Adecuada política exterior (favorece intercambios comerciales y enriquecimiento; norte de África: rutas caravaneras de oro, reforzar lazos políticos y económicos con crist. Bizancio embajadas y relaciones políticas y con corte de emperador Otón I).
Fuerte crecimiento económico (agricultura, minerales, revitalización ciudades y comercio, impuestos).
Córdoba el más importante centro cultural de la época (califa con mayor biblioteca con más de 400.000 volúMenes).A Al-Hakem II sucede su hijo Hisam II menor de edad, tomando las riendas del Estado Al-Mansur. Alejó al califa del gobierno, eliminó enemigos políticos e impuso rigor religioso. Asaltó ciudades como Barcelona o Santiago. El botín le permitíó sanear los recursos del califato y repartíó territorios entre bereberes. A la muerte de Al-Mansur los bereberes y eslavos (casta privilegiada y de importancia) son los que nombran y deponen a los califas. De 1009-1035 periodo de confusión, crisis política, social… en 1031 un consejo de notables decretó la abolición del califato y el establecimiento de un consejo de  Estado, que ya solo gobernaba en Córdoba. 1301 las 30 ciudades más importantes tenían un gobernante más o menos independiente.REINOS DE TAIFAS: 20 pequeños reinos de taifas.
Las taifas eran los grupos étnicos más importantes en Al-Ándalus: árabes, bereberes, eslavos. Los más poderosos gobernados por árabes y muladíes; otros bajo el control de bereberes o muladíes. Esta división fue aprovechada por los cristianos en su avance hacia el sur. Toledo cayó en manos de Alfonso VI en 1085.

Entradas relacionadas: