Rubén Darío y la Generación del 98

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 5,13 KB

 

Considerada como la mejor poesía finisecular, destacan autores americanos como José Martí con su obra Versos Libres y el escritor nicaragüense Rubén Darío con Azul y Prosas Profanas, que causaron un enorme impacto en los escritores españoles.

En España resaltan nombres como Manuel Machado cuya obra más reconocida es Alma, Antonio Machado con su obra Soledades, Valle-Inclán con Sonatas y Juan Ramón Jiménez con Arias Tristes y La soledad sonora.


Siguiendo esta línea de fin de siglo, hay que destacar un grupo de autores nacidos en España entre los años 1860 y 1875, que cultivaron un tipo de literatura con rasgos comunes casi opuestos al Realismo decimonónico. Como carácterística principal vamos a citar el gusto por el estilo depurado y antirretórico de la prosa, y la búsqueda de la palabra precisa descubriendo en el austero paisaje castellano, un motivo de inspiración compartiendo una visión pesimista de la sociedad. Predomina la novela como género literario y va a tener carácterísticas propias de la lírica finisecular.


Es quizás José Martínez Ruiz “Azorín”, quién más contribuyó a la creación del concepto “Generación del 98” con obras como La voluntad; donde no hay ni acción, ni trama estructurada, ni un final cerrado al estilo realista, y Castilla; dónde filosofía y poesía se funden en un estilo propio e inconfundible. Sus obras son consideradas como “antinovelas”, con una acción escasa llena de descripciones en la que abundan los diálogos.


Otro autor importante fue Miguel de Unamuno. En libros como El Cristo de Velázquez, plasma sus inquietudes vitales en torno a la lucha entre la fe y la razón. Igual de interesantes se consideran sus ensayos, donde introduce conceptos tan universales como la intrahistoria, pero, sin ninguna duda, su obra más conocida y destacada es Niebla, que narra la vida de los pensamientos cotidianos de un personaje acerca del problema existencial.

El último autor a citar va a ser Pío Baroja, conocido por la preocupación sobre los temas sociales y la narrativa de acción y aventuras. Su obra más importante es El árbol de la ciencia. Tiene un estilo antirretórico y de carácter abierto. En la lírica, destaca con su obra Femeninas dónde destaca la belleza formal y la ornamentación estética.

Entradas relacionadas: