Rousseau Hobbes

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 11,07 KB

 

Rousseau

Jean Jacques Rousseau nacíó en Ginebra en 1712. A los 15 años huyó de su ciudad natal, renunció al calvinismo y comenzó su vida errante. Prefería una vida austera y trabajadora a ese mundo de lujo y vanidad. 

Rousseau pertenece a la Ilustración, fue en uno de los pensadores más atípicos de esta, anticipándose a las tesis que mantuvo posteriormente el Romanticismo, del que fue un claro precursor. Por una parte, es uno de los principales representantes de la ilustración, pues comparte con otros destacados filósofos de la época, los ideales de tolerancia y libertad, pero, por otra parte, es uno de sus críticos más duros, pues defiende la primacía del sentimiento sobre la razón, hace una aguda crítica a la civilización y la cultura, y rechaza la idea de un progreso o mejora de la humanidad fundamentado en desarrollo de la ciencia y la cultura.Suobra, las Confesiones,autobiografía del autor; en 1756 publica Origen y fundamento de la desigualdad entre los hombres, donde desarrolla ya su idea más conocida: el hombre nace bueno y libre, y la sociedad le corrompe y esclaviza.

ANTROPOLOGÍA

A) Crítica a la idea de progreso

A partir del s. XVII, con el creciente avance del método experimental, la ciencia comenzó a tener una influencia real en la vida de los individuos. Generó una fuerte conciencia de progreso material e intelectual. Rousseau no está de acuerdo con esta tesis. El error de los ilustrados es creer que el progreso de la civilización y de la ciencia marcha paralelo al progreso de la felicidad y la moralidad del hombre, más bien ha sucedido lo contrario: el progreso de las ciencias y las artes ha contribuido a corromper las costumbres y la naturaleza humana, ha uniformizado a los hombres y deformado sus sentimientos naturales.En definitiva, las ciencias y las artes, que Rousseau relaciona directamente con el lujo y la vanidad nohan contribuido a la moralización de los hombres sino a reforzar sus vicios. Lejos de preservar y acrecentar la libertad original, han generado en los hombres un sentimiento de sumisión que les ha hecho amar la esclavitud.

B)Estado de naturaleza

Así pues, para hallar el origen de la desigualdad y depravación actual de los hombres, Rousseau intenta llegar hasta los propios fundamentos de la constitución humana y la sociedad. Recurre, para ello, a la noción de “estado de naturaleza” comúnmente utilizada en la filosofía política de su tiempo. Este “estado de naturaleza” designa el hipotético estado del hombre antes de la constitución de la sociedad, cuando no estaba sometido a ninguna autoridad política. Es un estado que “ya no existe, que quizá no haya existido y que probablemente no existirá jamás”. En el estado de naturaleza los seres humanos vagaban libremente por la naturaleza, que les ofrecía cuanto podían necesitar. El hombre natural (“el buen salvaje”) se caracteriza por su inocencia, igualdad y libertad. Este individuo originario es bueno naturalmente, pero su bondad no es más que la espontaneidad de la naturaleza. Es un ser inocente, puesto que vive en un mundo premoral. Se mueve por dos sentimientos básicos: el amor de sí mismo que lo impulsa a conservar la vida y la piedad, que lo lleva a compadecerse de sus semejantes y a colaborar con ellos. No es, por tanto, naturalmente agresivo, violento o malvado, ni está dotado de las pasiones que Hobbes le atribuía y que son sólo producto de la evolución social. No es la inteligencia lo que le diferencia radicalmente de los animales sino su instinto de perfectibilidad, que le dota de capacidad para escapar a las pautas instintivas y acumular nuevos logros. 

El fin del estado de naturaleza se produjo cuando, al aumentar la población y crecer las necesidades, los seres humanos comenzaron a formar sociedades más complejas. En ellas, se instituyó la propiedad privada, que provocó la transformación del amor de sí por el amor propio, con lo que se fomentan la envidia y el orgullo. Surgieron así la ambición, la rivalidad económica y la desigualdad social. Las relaciones del ser humano con la naturaleza fueron sustituidas por el dominio de unos individuos sobre otros, apareciendo el Estado, que, creado por los más poderosos para dominar a los débiles, impone la injusticia y la esclavitud.

Las ciencias y las artes terminan por domesticar al ser humano, usando los artificios y sutilezas de la razón, y mediante la educación eliminan cualquier resto de naturalidad en su comportamiento. Sólo el sentimiento moral, que permanece en el fondo del corazón humano y nos habla a través de la conciencia, le recuerda al hombre la libertad y bondad naturales que ha perdido y que debe tratar de recuperar.

C) La educación

En la obra de Rousseau aflora con fuerza la preocupación ilustrada por la educación.La búsqueda de una humanidad libre de prejuicios y opresiones.

 En su opinión, es imposible retornar a la situación de libertad, igualdad y felicidad originarias, pero sí es posible recuperarla en parte suprimiendo las barreras que la sociedad y la educación han levantado entre los hombres. El primer paso para regresar a la naturaleza es la transformación del individuo mediante una educación natural.

Entradas relacionadas: