Rivalidad entrea adela y martirio

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 6,64 KB

 

El fragmento pertenece a la obra teatral La casa de Bernarda
Alba, de Federico García Lorca.
Este escritor (Fuente Vaqueros, Granada, 1898) fue miembro de la Generación literaria del 27, y destacó como poeta -Romancero gitano, Poeta en Nueva York- y como dramaturgo: además de ser director de “La Barraca”, compañía de teatro que se propónía llevar a los pueblos de Castilla el teatro clásico del Siglo de Oro, escribíó muchas obras teatrales como Yerma, Bodas de sangre y La casa de Bernarda Alba (1936), considerada su mejor obra. Tras ser detenido, fue fusilado el 18 de Agosto de 1936.

(si es entre adela y martirio)
Este fragmento se sitúa hacia el final del acto III, en el que Martirio, tras largas sospechas, encuentra a Adela acostándose con Pepe el Romano, prometido de su hermana mayor, pero del que Martirio misma también está enamorada. Intenta disuadir a Adela de que abandone esos encuentros sexuales, y apela a su “honra” como mujer, fruto de la envidia.

Por tanto, el tema principal del fragmento es el enfrentamiento y la envidia entre hermanas

por un lado, y la honra de la mujer por otro (concepto de honra relativa, heredado de

Bernarda, ya que Martirio desea profundamente estar en el lugar de Adela).

En cuanto al estilo, Martirio emplea oraciones exhortativas para disuadir a Adela de tales

encuentros, mientras que Adela responde con altanería, cuestionando esa orden. Lenguaje

directo, por tanto, de carácter popular.




En el texto no están presentes unas coordenadas geográficas precisas. Se habla sólo de un

«drama de mujeres en los pueblos de España». ¿Por qué Lorca, aunque advierte que su obra tiene la intención de «un documental fotográfico», no deja referencias a un lugar y a un

Tiempo concreto?


La génesis de La casa de Bernarda Alba parece surgir de un contexto socio- geográfico real: una aldea de la provincia de Granada y una familia colindante con una propiedad de los Lorca. Sin embargo, a pesar de que podamos mencionar esta referencia geográfica, y que exista una clara intención realista en la obra es evidente que el mundo dramático representado en La casa de Bernarda Alba tiene al mismo tiempo un alcance mítico y que, por lo tanto, La casa no es obra esencialmente localista. Lorca trabajó para que su última tragedia trascendiera más allá del localismo, como demuestra que sustituyera el subtítulo primitivo presente en el manuscrito autógrafo: «Drama de mujeres en un pueblo andaluz de tierra seca», por una localización más amplia e indeterminada: «Drama de mujeres en los pueblos de España». En La casa, la dimensión realista transciende totalmente el cuadro de costumbres, para adquirir una significación universal. La ausencia de referencias espaciales reconocibles confirma el propósito de conjugar la intención realista con su transfiguración simbólica. Se trata de un «Realismo poético». En La casa, el destino trágico encarnado por las mujeres de la familia Alba remite a cuestiones de carácter claramente universal, y no regionales, como el «conflicto entre realidad y deseo» y la «frustración existencial», que vertebran toda la obra lorquiana.


Entradas relacionadas: