El retorno a la caverna y las tinieblas

Enviado por y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 2,55 KB

 

Retorno a la caverna y las tinieblas


El filósofo que accedido a una vida y conocimiento superior se compadece de la triste existencia de sus antiguos compañeros, de ahí que decida poner en peligro su vida y descender impulsado por un deber ético-político y enseñar a sus antiguos compañeros la verdad. El filósofo abandona la vida contemplativa para tomar las riendas del poder político y administrar los bienes públicos de acuerdo a las ideas de: Virtud, Belleza, Orden y Justicia. Platón sostiene la tesis de rey-filósofo unida a un utopismo político que consiste en afirmar que cuando los que tienen el poder, los reyes, se eduquen o cuando los ya educados tomen el poder, todos los males del género humano desaparecerán. Se trata de un sistema político alejado del ideal democrático que podríamos calificar de monarquía ilustrada donde debe gobernar el más sabio y el más bueno. Sólo él ha alcanzado a completar el proceso de la educación: gimnasia, música, matemáticas y filosofía. Mientras que, productores y guardianes se han encargado de producir los bienes y útiles para la supervivencia y, de la defensa de la polis respectivamente. Esta tarea impulsada por un ideal ético-político se llama dialéctica descendente; en ella el filósofo debe impartir justicia entre aquellosque no la han visto jamás. Este descenso requiere también una adecuación de la vista, por lo que el filósofo se muestra torpe y es objeto de burlas; sobre todo cuando afirma algo que resulta ininteligible a los prisioneros, esto es, que la verdadera realidad está más allá de la caverna.
El filósofo que proviene de la verdadera luz/conocimiento se encuentra por todas partes rodeado de tinieblas. El filósofo porta consigo la Verdad (objetividad, pero se encuentra rodeado de lo que Nietzsche llama "voluntad de poder", esto es, de individuos tras cuya voluntad se encuentra un conjunto de intereses individuales, egoístasque luchan por prevalecer sobre los de los demás. Dichos intereses impiden al individuo traspasar los límites de la subjetividad y vislumbrar la objetividad más allá. Las tinieblas representan el conjunto de intereses de carácter subjetivo alejados de la objetividad y del bien común. El hecho de que en el ámbito de la polis cada individuo busque su felicidad al margen unas veces y, acosta de la felicidad de los otros, en otras ocasiones, produce violencia, tanto en el fuero interno de cada uno (en la psique), como en el inteligible en el mundo sensible que es la polis.

Entradas relacionadas: