Requisitos de la presunción

Enviado por Chuletator online y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 5,95 KB

 
El artículo
1567 CC. En el titulo XIV del Libro IV “De los modos de extinguirse las obligaciones, y primeramente de la solución o pago efectivo”, hace una enumeración de los modos de extinguir las obligaciones, que contiene 10 numerandos.
Toda obligación puede extinguirse: Por una convencíón en que las partes interesadas, siendo capaces de disponer libremente de lo suyo, consienten en darla por nula.
Las obligaciones se extinguen además en todo o parte:
1º Por la solución o pago efectivo;
2º Por la novación;
3º Por la transacción;
4º Por la remisión;
5º Por la compensación;
6º Por la confusión;
7º Por la pérdida de la cosa que se debe;
8º Por la declaración de nulidad o por la rescisión;
9º Por el evento de la condición resolutoria;
10º Por la prescripción.
De la transacción y la prescripción se tratará al fin de este Libro;
De la condición resolutoria se ha tratado en el título De las obligaciones condicionales.”
Observaciones:
Si bien tiene 10 numerados, contiene 11 modos de extinguir, en el inciso 1º se establece uno más: la resciliación o mutuo disenso;
No es una enumeración taxativa, pues hay otros modos de extinguir que ella no contempla como, por ejemplo: El plazo extintivo, que el mismo legislador considera al tratar de la extinción de algunos contratos de tracto sucesivo. La dación en pago y La voluntad de una sola de las partes como ocurre con el desahucio en el arrendamiento, la revocación y renuncia en el mandato La muerte del deudor o del acreedor en las obligaciones intransmisibles y en los contratos “intuito persona”, como el mandato (artículo 2163 Nº 5º), la sociedad (artículo 2103), comodato (artículo 2180 Nº 1).

CLASIFICACIÓN DE LOS MODOS DE EXTINGUIR
En doctrina suelen clasificarse los modos de extinguir desde un doble punto de vista:
I.- En primer lugar se distingue si el modo de extinguir la obligación satisface o no el interés del acreedor. Sí lo hacen, por ejemplo, el pago, la novación y la compensación. Por el contrario, el acreedor no verá satisfecho su interés si la obligación se extingue, por ejemplo, por la pérdida de la cosa que se debe o por prescripción.
II.- Por otra parte, se distingue entre aquellos modos que extinguen directamente la obligación de aquellos que lo hacen en forma indirecta o consecuencial. En la mayoría de los casos el modo extingue directamente, produciendo el efecto inmediato de disolver la obligación. Sin embargo, también hay casos en que el modo extingue la fuente de la obligación, y consecuencialmente disuelve la obligación. De esta última clase son la nulidad y la resolución de un contrato.

I. RESCILIACIÓN O MUTUO DISENSO
CONCEPTO
Está establecido en el artículo 1567 inciso 1º: “Toda obligación puede extinguirse por una convencíón en que las partes, siendo capaces de disponer libremente de lo suyo, consientan en darla por nula”.
La resciliación es un acuerdo de voluntades (convencíón) en que las partes dotadas de capacidad de disposición, dejan sin efecto un acto anterior, extinguiendo de esa manera, las obligaciones pendientes provenientes de ese acto.
Si bien esta disposición habla de “toda obligación”, es indudable que la resciliación sólo tiene cabida tratándose de obligaciones contractuales, es decir, emanadas de un acuerdo de voluntades pues, precisamente, se funda este modo en que habiéndose generado la obligación por un acuerdo de voluntades, por un nuevo acuerdo, las partes lo dejan sin efecto.
No recibe aplicación la resciliación, si la fuente de la obligación es otra (delito, cuasi delito, Ley.), pudiendo dar lugar la voluntad de las partes a otros modos de extinguir: remisión de la deuda, novación, transacción, renuncia, etc., según el caso.

REQUISITOS DE LA RESCILIACIÓN.
1.- Consentimiento en la resciliación
Las partes tienen que consentir, convenir en dejar sin efecto en todo o parte un acto jurídico anterior. Las partes son, por cierto, las mismas que celebraron el acto jurídico que por medio de la resciliación dejan sin efecto, o sus herederos o cesionarios.
2.-Capacidad para resciliar
El artículo 1567 CC, exige capacidad de disposición.
3.- Para que haya resciliación tienen que existir una obligación pendiente.
4.- La resciliación sólo opera en los contratos patrimoniales
No cabe en el Derecho de Familia, por cuanto no cabe allí la renuncia de derechos artículo 12 CC.

EFECTOS DE LA RESCILIACIÓN
El artículo 1567 CC, al dar el concepto de resciliación, señala que las partes consienten en «dar por nula una obligación». Esto es un error. Para que haya nulidad debe existir un vicio originario, esto es, existente al momento en que se formó el consentimiento, ej. Fuerza, dolo, incapacidad, etc. En el caso de la resciliación, el acto no nacíó viciado, luego no cabe hablar de nulidad. Tampoco son las partes las que podrían declarar la nulidad de un acto, sino una decisión jurisdiccional. En definitiva, en la resciliación las partes no puedan dar por nula una obligación.
El art. 1567 del CC, se refiere a que con la resciliación las partes acuerdan dejar sin efecto el acto.
La resciliación no opera retroactivamente, sino hacia el futuro y ello, con el objeto de proteger a los terceros que pudieran haber celebrado algún contrato sobre la cosa objeto del contrato resciliado.


Entradas relacionadas: