La represión franquista.

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,64 KB

 


8.- LAS CONSECUENCIAS DEL CONFLICTO: EL TERROR AZUL Y EL TERROR ROJO



            La consecuencia más importante son las víctimas del conflicto, difícil de cuantificar. El bando vencedor ocultó las atrocidades cometidas por ellos y por el contrario dieron publicidad a las del bando contrario,  documento llamado “Causa General”, y además quedaron testimonio a través de placas conmemorativas en fachada de Iglesias  bajo el título de “Los gloriosos caídos por Dios y España” y por el  monumento “El Valle de los Caídos”.
A los asesinados por el Franquismo no sólo se les olvidó sino que se les negó.


            En las dos zonas se produjo una gran represión.
No obstante las matanzas de civiles, denominadas “paseíllos” tuvieron un carácter totalmente distinto en una zona y otra.



En la zona republicana: “Terror Rojo” estos paseíllos fueron protagonizados por grupos de descontrolados radicalizados,  ajenos al gobierno, especialmente dirigidos contra  la iglesia, oligarquía terrateniente, industrial y financiera, militantes de la Falange, la CEDA, etc. Especialmente destacar las matanzas de clérigos en Lérida, la matanza de 12.000 presos políticos en Paracuellos del Jarama y Torrejón de Ardoz.



            En el bando nacional, la represión “Terror Azul” se llevó a cabo controlada por el ejército y tenía un objetivo militar, desmoralizar al enemigo.
En el territorio sublevado se ejecutaros a los políticos adversarios, masones, profesores, maestros, intelectuales o artistas, o simplemente sospechosos de izquierdismo. Como ejemplos, citar las matanzas de 2.000 trabajadores en la plaza de Todos de Badajoz, o el asesinato de García Lorca.



            Los historiadores oficiales del régimen, reconocían una cifras de represión posterior a la guerra entre 8.000 y 23.000, cuando en la realidad se superaron los 40.000 ejecutados, además se defendían con la expresión “hemos matado, pero menos que ellos”.
Pero a partir de los años 60, la historiografía  hispanista inglesa,  colaboró y sus estudios dieron con más exactitud las cifras reales, a la que ha seguido la historiografía española, que demuestran que las matanzas del bando franquista fueron muchos más elevadas que las republicanas. La guerra, en total,  se calcula,  en torno a 300.000 o 500.000 serían las victimas de la guerra, a la que hay que unirle más de 500.000 exiliados. A ellos se une, un número elevado de huérfanos, mutilados, viudas…, la generación  perdida, como consecuencia de la caída de la natalidad durante la guerra, y la represión moral de los vencidos.



            A la víctimas, hay que sumarle las destrucciones materiales de viviendas, medios de transporte, de la producción agropecuaria, vías de comunicación y las reservas de oro del banco de España. España se enfrentaba a la reconstrucción total.



Entradas relacionadas: