Repercusiones DE LOS CAMBIOS Políticos E INTELECTUALES EN LA CRISIS DEL Imperio ESPAÑOL

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,81 KB

 

De Este modo, la crisis del 98 fue fundamentalmente una crisis moral e Ideológica, que causó un importante impacto psicológico entre la Población. La derrota sumíó a la sociedad y a la clase políti­ca española en un estado de desencanto y frustración porque signifi­có La destrucción del mito del Imperio español -en un momento en que Las potencias europeas estaban construyendo vastos imperios Co­loniales en Asía y África- y la relegación de España a un Papel de potencia secundaria en el contexto internacional. Además, La prensa extranjera presentó a España como una "nacíón Moribunda", con un ejército totalmente ineficaz, un sistema político corrupto y unos polí­ticos incompetentes. Esa visión Cuajó en buena parte de la opinión pública española.

3.- El regeneracionismo

El Fracaso de la revolución de 1868 había dejado una huella Im­portante en los intelectuales progresistas, que consideraban Que se había perdido una gran ocasión para modernizar el país. Éste era el sentimiento de un grupo de intelectuales reunidos en la Institu­ción Libre de Enseñanza, creada en 1876, cuando muchos Cate­dráticos abandonaron la universidad al no permitírseles la Libertad de cátedra. La institución, que tenía en sus filas a Intelectuales de la talla de Francisco Giner de los Ríos y estaba Profundamente influida por el krausismo, fue una gran impulsora de la Reforma de la educación en España.

Algunos Intelectuales formados en la Institución Libre de Ense­ñanza Consideraban que la sociedad y la política españolas, en exce­so Influidas por la doctrina católica, no favorecían ni la Moderniza­ción de la cultura ni el desarrollo de la ciencia. Esta corriente, que molaba con insistencia de la regeneración de España, acabó cono­ciéndose como regeneracionismo. Su mayor Exponente fue el ara­gonés Joaquín Costa, que no sólo era un Prolífico escritor sino también el creador de instituciones Sociales y económicas como la Liga Nacional de Productores y el Inspirador de un partido políti­co, la Uníón Nacional, de Carácter popular y muy crítico con la Restauración.

Asimismo, Un grupo de literatos y pensadores, conocidos como la Generación del 98, intentaron analizar el "problema de España" en un Sentido muy crítico y en tono pesimista. Pensaban que tras la Pérdida de los últimos restos del Imperio español había llegado El momento de una regeneración moral, social y cultural del país.

El desastre de 1898 significó el fin del Sistema de la Restauración, tal como lo había diseñado Cánovas, y La aparición de una nueva generación de políticos, intelectuales, Científicos, activistas sociales y em­presarios, que empezaron a Actuar en el nuevo reinado de Alfonso XIII. Sin embargo, la política Reformista de tono regeneracionista que in­tentaron aplicar los Nuevos gobiernos tras la crisis del 98 no llevó a ca­bo Las profundas reformas anunciadas, sino que Se limitó a dejar que el sistema siguiese funcionando con cambios Mínimos.










Entradas relacionadas: