La reorganización de las derechas

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 17,95 KB

 
  1. Reformas laborales

El socialista radical
Largo Caballero y el moderado Prieto llevaron a cabo una serie de mejoras en las condiciones laborales: se aprobó la Ley de Contratos de Trabajo, que regulaba la negociación colectiva; y la de Jurados Mixtos, a los que se les reconocía el poder de arbitraje en caso de desacuerdo. Estas medidas provocaron la irritación de las patronales.

  1. Reformas educativas

El objetivo era promover una educación liberal y laica y hacer del Estado el garante del sistema. Se crearon las Misiones Pedagógicas para promover el desarrollo cultural de la población. La reforma educativa no entraría en vigor.

  1. Ideologías del Bienio

    1. Anarquismo

  • Moderado CNT (Confederación Nacional del Trabajo): representado por Ángel Pestaña, tenía ciertas expectativas hacia la República.

  • Radical FAI (Federación Anarquista Ibérica):sector insurreccional y revolucionario, liderado entre otros por Durruti. Es la línea que acaba por imponer su criterio.

  1. Socialismo

La tendencia de Largo Caballero impuso su criterio en el socialismo español. Así, la Federación de Trabajadores de la Tierra (vinculada a UGT) se desplazó hacia posiciones radicales. El PC también aumentó su afiliación e influencia en la sociedad.

  1. Izquierda republicana

Fue un grupo muy poderoso, encabezado por Manuel Azaña.

  1. Derecha

Los viejos monárquicos derivaron hacia posiciones antidemocráticas:

  • CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas): partido de la derecha católica tradicional, dirigido por Gil Robles (imagen de fascista)
    .

  • Renovación Española: derecha aún más conservadora, dirigida por Calvo Sotelo (fascista).

Los carlistas se agruparon en Comunión Tradicionalista, adoptando posturas beligerantes y de rechazo a la República.

Grupúsculos de corte nacionalsocialista y fascista crearon las JONS (Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista, líder Onésimo Redondo) y Falange (1933, coincidiendo con el acceso de Hitler al poder, líder Primo de Rivera hijo). Defendían la formación de grupos paramilitares para enfrentarse a la izquierda.

Algunos sectores del ejército pretendieron recoger el descontento de los grupos más conservadores de la sociedad. Así, el general Sanjurjo protagonizó un Golpe de Estado en verano de 1932, que fracasó. En 1933 se creó la UME (Uníón Militar Española) como una organización clandestina de militares de derechas antirreformistas (Sanjurjo, Mola, Franco…).

    1. El final del Bienio transformador

Las reformas polarizaron la vida política española y el régimen se encontró con la oposición de Iglesia, Ejército, propietarios e industriales. La impaciencia de los trabajadores y su desencanto ante la lentitud en la aplicación de las reformas trajeron consigo un aumento de la conflictividad, catalizado por la crisis económica del 29-39.

Las huelgas e insurrecciones fueron en aumento, los campesinos tomaron decisiones de forma unilateral: tomar el ayuntamiento, quemar el registro de la propiedad, colectivizar la propiedad y asesinar a los sectores represores. Las insurrecciones acababan con la intervención de la Guardia Civil o de la Guardia de Asalto. La represión era muy cruenta (Casas Viejas, Cádiz).

En 1933, tras el asunto Casa Viejas, Azaña dimitíó.


Entradas relacionadas: