Reltado de muerte como consecuencia de la omisión del deber de socorro

Enviado por Chuletator online y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 18,41 KB

 

1.Consideraciones Generales sobre el deber de socorro

                La omisión del deber de socorro es un delito que aparece por Primera vez en el Código penal alemán, incorporándose al español por Ley 17 de Julio de 1951 (en el Título IX)
Que introdujo también el Tipo sobre omisión de impedir Determinados delitos o ponerlos en conocimiento de la autoridad (actualmente previsto en el art. 450)
. Ambos preceptos son Carácterísticos de una concepción social del Derecho y responden a una Misma fundamentación, la idea de que el Estado no sólo debe intervenir para Ordenar a los ciudadanos que se abstengan de llevar a cabo determinadas Acciones, sino que, realicen conductas encaminadas a evitar situaciones de peligro.

                Para la mayoría de la doctrina El bien Jurídico protegido es la solidaridad Humana: el deber que tenemos todas las personas de prestar ayuda o socorrer A quien se hallare en una situación de peligro. Ahora bien, se sanciona la no prestación de auxilio cuando estén en Peligro determinados bienes, lo que unido a que la solidaridad no puede Entenderse como una obligación jurídica, por ello no se actúa por solidaridad Sino por deber. Por lo que el bien jurídico para algunos autores es en realidad El peligro para la vida e integridad Físicas de las personas.

                El ámbito de aplicación de los arts. 195 y 196 se reduce a los supuestos de peligro para los bienes jurídicos vida e integridad física ya que la puesta en peligro de otros Bienes como la libertad sexual o la libertad en general a lo que da lugar es a La aplicación del tipo de omisión de impedir determinados delitos previsto en El art. 450 CP (castiga A quien, pudiendo hacerlo, no impida la comisión de un delito contra la vida, Integridad o salud, libertad o libertad sexual). Por ejemplo, quien se encuentra a un Herido cometerá omisión de socorro si no lo socorre (al margen de que esté Herido porque se ha caído o porque alguien disparó contra él); y también quien No avisa a un tercero de que si sigue andando hacia atrás sin mirar, va a caer Por un precipicio. Pero si el peligro para la vida o la salud procede de un Delito que se va a cometer o que se está cometiendo y que se puede y se debe Impedir, habrá omisión del deber de impedir delitos del art.
450. El no prestar Socorro a una mujer que está a punto de ser víctima de una agresión sexual, o a Alguien que va a ser víctima de una detención ilegal o un homicidio, no puede Castigarse por el art. 195, sino por el art. 450, porque estos hechos son Constitutivos de delito y la omisión del deber de impedir la comisión de estos Delitos es lo que constituye la esencia del art. 450.

                El Código Penal de 1995 sólo presenta dos novedades respecto a la legislación Anterior: la modificación del supuesto del art. 195.3 y la creación de un nuevo Tipo sobre omisión de deberes sanitarios (art. 196)
.

Dentro del art. 195 se distinguen tres supuestos:

I. Omisión de socorro personal

La conducta prevista en el primer Párrafo del art. 195 consiste en no socorrer, es decir, en una conducta Omisiva, pero se trata de una omisión pura, el delito se consuma con La mera inactividad de no prestar socorro y no se requiere que se produzca Ningún resultado; si éste se produce, el sujeto activo no tendrá que responder Por dicho resultado, ya que la Ley no le impone ningún deber de evitarlo, sino Meramente el deber de socorrer. La responsabilidad por el resultado de muerte o Lesiones sólo podrá fundamentarse a través del expediente de la comisión por Omisión, siempre que el sujeto tuviese posición de garante.

                El sujeto Pasivo es la persona que se hallare desamparada y en peligro Manifiesto y grave.

·
Persona desamparada (la que no puede Prestarse ayuda a sí misma)

·
Peligro (la probabilidad De que se produzca un resultado lesivo). El peligro debe ser además manifiesto (que cualquier hombre medio puede comprobar su existencia) y grave (capaz de producir un resultado perjudicial para la vida o la integridad). El Peligro tiene que ser objetivamente actual. Es indiferente la causa, Voluntaria o involuntaria, externa o interna, de la situación peligrosa, salvo Que el peligro consista en sí en un ataque delictivo o provenga de la actuación Del propio sujeto activo.

En cuanto al sujeto activo es La persona que viene obligada a la prestación de socorro y la obligación surge Desde el momento en que se tiene conocimiento directo y personal de la Situación de desamparo del sujeto pasivo sin que sea suficiente la mera Noticia. Así, Por ejemplo, comete este delito, o el del tipo cualificado del art. 196, el médico Que, requerido para asistir a un enfermo, no le presta asistencia.

En el aspecto subjetivo, En la actualidad ya sólo es posible la comisión dolosa y el dolo debe abarcar La situación de desamparo y de peligro en que se encuentra el sujeto pasivo.

Tipo subjetivo

El dolo debe abarcar la situación de Peligro y desamparo en que se encuentra otra persona.

Antijuricidad

La conducta puede estar justificada en El caso de que se omita el socorro para cumplir otro deber de mayor Importancia, como, por ejemplo, en los casos de estado de necesidad entre Bienes de desigual valor (art. 20,5.). El error vencible sobre la existencia de Los presupuestos del estado de necesidad o de cualquier otra causa de Justificación puede atenuar la culpabilidad (art. 14,3).

Sólo se exige prestar socorro cuando Pueda hacerse sin riesgo propio ni de Terceros, cláusula que se trata de una causa de no exigibilidad de otra Conducta. Significa que si existe verdadero peligro para el autor o para una Tercera persona sería impune la conducta de no prestar auxilio. Por ejemplo, si No socorremos al accidentado porque su coche se ha incendiado y hay peligro Real de perecer en el intento.

Resulta admisible la tentativa Inidónea cuando el socorro resultó no ser objetivamente necesario por Haber muerto el sujeto pasivo accidentado.

II. Omisión de petición de auxilio

                La pena De multa de tres a doce meses prevista en el art. 195.1 se extiende a quien no pudiendo por sí mismo prestar Socorro (por ejemplo, persona inválida) no demande auxilio ajeno; se trata de un tipo Autónomo en el que la conducta consiste en no Requerir a otras persona el auxilio que uno mismo no puede proporcionar siempre Que esté en condiciones de poder solicitarlo y donde los restantes elementos Típicos son los mismos del tipo básico anterior.

                La petición de auxilio ha de realizarse En todo caso con urgencia, es decir, lo más rápidamente posible según las Circunstancias de cada caso y basta con actuar en la creencia de que se han Puesto todos los medios para no incurrir en el delito. Se trata de un tipo de mera Omisión que se consuma con la mera inactividad sin que se responda del Posible resultado lesivo.

III. Omisión de socorro por accidente del omitente

                Por último el tercer párrafo del art. 195 contiene un tipo agravado que Alude a los supuestos en que la víctima Lo fuere por accidente causado por quien omitíó el auxilio. El deber de Socorro se fundamenta en la solidaridad Humana y también en la injerencia, Es decir, en la idea de que el sujeto activo que ha sido el causante de la Situación de peligro debe, por tanto, conjurarlo o paliarlo con su auxilio.

                Según La doctrina Mayoritaria, se trata de una omisión Pura o, según la STS de 25 de Octubre de 1993, de omisión propia agravada por la injerencia, Pero donde en todo caso se castiga al autor independientemente del resultado Que pueda producirse.

                Sujeto Activo es la persona que ha ocasionado el accidente y omite el Auxilio a la víctima. Se entiende que es de aplicación la exigencia de que la Víctima debe hallarse desamparada y en peligro manifiesto como se exige en el Tipo básico. Por ejemplo, no se aplicaría si la víctima ha fallecido en el Accidente u otras personas la han atendido de inmediato.

                Sobre El término típico accidente sobre el cual había una gran polémica, la cual se ha Solventado con el nuevo art. 195 que se refiere tanto a los casos en que el accidente Se causó de manera fortuita como cuando deriva de una actuación imprudente Imponiendo en cada caso una distinta penalidad. Esta posición ha sido Recientemente modificada por la LO 15/2003, de 25 de Noviembre, que va de seis A dieciocho meses y de 6 meses a cuatro años respectivamente.  

                Lo que No cabe es que el accidente se hubiera ocasionado con dolo. Si se crea Dolosamente el peligro y el sujeto que lo ha creado omite también dolosamente El auxilio debido se tratará de un supuesto de comisión por omisión (art. 11 CP) donde cabe la imputación del resultado. La creación de un peligro de forma Fortuita o imprudente rompe el nexo causal de la injerencia y no cabe imputar El resultado a esa acción inicial que fortuita o imprudentemente crea el peligro Para la vida o la integridad.

Cabe que la acción de no socorrer no Sólo dé lugar a la aplicación del art. 195.3º
si, por ejemplo, además De no auxiliar a la víctima se impide que otros puedan socorrerla y así el Supuesto contemplado por la STS de 21 de Diciembre de 1977, donde el autor del Accidente esconde a la víctima en un cobertizo durante varios días sin proporcionarle Asistencia médica hasta que fallece; en tal caso, habrá un concurso real de delitos entre La omisión de socorro cualificada y el homicidio consumado tanto si éste se Debe a imprudencia como a dolo.

2. Denegación y abandono de asistencia sanitaria

Dice el art. 196:
«El profesional que, estando Obligado a ello, denegare asistencia sanitaria o abandonare los servicios Sanitarios, cuando de la denegación o abandono se derive riesgo grave para la Salud de las personas, será castigado con las penas del artículo precedente en Su mitad superior y con la de inhabilitación especial para empleo o cargo Público, profesión u oficio, por tiempo de seis meses a tres años.»

                Se Trata de un tipo agravado de omisión de socorro que sólo concurre cuando el Sujeto omitente tenga la cualidad de profesional sanitario lo que le convierte En un delito especial impropio de estructura similar al tipo previsto en el Art. 195 pudiendo ir referido tanto a su nº 1 como al nº 2 (omisión personal y omisión de petición de auxilio), Como al nº 3: cuando el propio omitente sanitario es quien ha creado, fortuita o imprudentemente, el peligro.

                La conducta Típica consiste en denegar la Asistencia médica o en abandonar los servicios sanitarios; es un tipo de mera inactividad. En Cuanto al elemento subjetivo, se trata de un tipo exclusivamente doloso donde el dolo debe abarcar el Conocimiento de la situación de peligro en que se encuentra el paciente (cabe El dolo eventual pero no la imprudencia por lo que muchos casos debidos a Negligencia quedarán impunes y así, por ejemplo, cuando por error profesional Sanitario no cree que exista peligro).

                Para Que la conducta resulte típica han de darse dos elementos normativos, según el art. 196:

-que el sujeto Esté obligado a auxiliar o a No abandonar el servicio

-que de su Omisión se derive un riesgo grave Para la salud de las personas

                1. El requisito De la obligación del sujeto debe vincularse a su cualidad de profesional sanitario y serán las normas Administrativas que regulen esta profesión las que determinen cuándo existe Obligación de prestar auxilio o de no abandonar el servicio; luego el requisito Es una norma penal en blanco que remite a una normativa fuera del ámbito Penal.

                Por Otro lado, la obligación puede referirse tanto a la prestación de auxilio como al no abandono del servicio. En este último caso, no se Presentarán normalmente problemas por cuanto esta obligación suele estar Establecida reglamentariamente en cuanto a tiempo, lugar y contenido de la Prestación incluso, en caso de ejercicio del derecho de huelga.Mayores Dificultades puede presentar la modalidad consistente en denegación de Asistencia cuya obligación debe referirse a la situación en que el profesional Sanitario esté de servicio lo que incluye, los avisos para asistencia en la vía Pública o domiciliaria.

La valoración de la situación de riesgo Grave admite diferentes grados de concreción en relación a cada una de las Modalidades típicas. Mientras que en los supuestos de denegación de asistencia Sanitaria la contextualización de la omisión tras una previa demanda de auxilio Supone una situación de peligrosidad concreta, en el caso de abandono de los Servicios sanitarios son imaginables supuestos en los que la situación de Peligrosidad, si bien existíó abstractamente, no se haya actualizado. Es lo que Sucederá cuando no se presente ningún requerimiento de asistencia.

El tipo incorpora un elemento referente A la antijuricidad de la conducta al exigir que el profesional esté obligado a La prestación de la asistencia sanitaria. Se pretende así garantizar de modo Expreso el derecho de huelga del personal sanitario, impidiendo que esta Cualificación pudiera actuar restringiendo su ejercicio. Conforme a ello, Quedarían fuera del precepto los médicos huelguistas que no estuvieran en <servicios mínimos>.

                2.En Cuanto al segundo de los requisitos típicos, que de la omisión del profesional sanitario se derive un riesgo para la Salud de las personas, debe tratarse de un peligro concreto que Ha de ser grave, es decir, de importantes consecuencias para la vida o La integridad de la persona a la que no se ha auxiliado.

                Respecto A los concursos, el art. 196 es ley especial Frente al art. 412 que sanciona la denegación de auxilio por funcionario Público y al 409 donde se contemplan los supuestos de dirigir o tomar parte En el abandono colectivo de un servicio público (sin embargo en este último Caso para Muñoz Conde debe apreciarse un concurso Ideal de delitos). Como el tipo lo que únicamente sanciona es la puesta En peligro si a consecuencia de la omisión se produce un resultado lesivo (muerte o lesiones) por dolo o imprudencia cabe imputar este resultado en comisión por omisión y el tipo de Homicidio o lesiones absorbería al de denegación o abandono del 196.

Entradas relacionadas: