Reinado de Isabel II esquema

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 6,05 KB

 
Características DEL REINADO DE Isabel II
el reinado de Isabel II presenta unos rasgos que se mantienen
invariables a lo largo de 25 años: 

-La pervivencia de un régimen de monarquía liberal de tendencia conservadora, que mostró una inestabilidad política que terminaría con el régimen político isabelino.

-Apoyo incondicional en el moderantismo político y alejamiento de cualquier otra posición política.

-La presencia constante de militares en la vida política y su función de arbitraje de la misma.

- La presencia de dos opciones políticas como garantía de gobierno y que representaban a la burguesía.

-La exclusión de la gran mayoría del país en los ámbitos políticos y sociales.

En primer lugar la pervivencia de un régimen de monarquía liberal de tendencia conservadora, cuya plasmación es la Constitución moderada de 1845. A pesar de la inestabilidad política de este reinado, en el que se sucedieron cincuenta y cinco gobiernos diferentes, con una media de un gobierno cada siete meses, y un total de quinientos cargos ministeriales.
En segundo lugar, la reina Isabel apoyó invariablemente a los sectores más
conservadores, y se alineó claramente con el moderantismo. En tercer lugar, una constante del reinado fue la presencia permanente de militares entre los gobernantes del país: Narváez, Espartero, O'Donnell, y, en segundo plano, pero no menos protagonistas, Fernández de Córdova, Serrano, de la Concha, Prim, etc. Los militares participaron en la vida política a título individual, encuadrados como líderes de los partidos y no como jefes del ejército, aunque se sirvieran de sus tropas para acceder o mantenerse en el poder (pretorianismo).  Una cuarta característica del sistema isabelino es la presencia exclusiva en la vida parlamentaria de partidos burgueses: hasta 1854, los moderados y los progresistas, y desde
entonces otros grupos, como la Unión Liberal. Estos partidos, de alguna manera se Irán alternando a lo largo del reinado.

LOS PARTIDOS Políticos: MODERADOS Y PROGRESISTAS

El partido moderado representaba básicamente los intereses de los grandes propietarios, y especialmente de los terratenientes. Rechazaba la soberanía nacional ante la que postulaba la soberanía compartida: el poder legislativo debía residir conjuntamente en las Cortes con el Rey. Los moderados propugnaban una monarquía y un gobierno con amplios poderes; unas Cortes bicamerales. Su acción cotidiana se concentraba en la vida parlamentaria, en el gobierno, en la Administración y en la prensa, cuyo control se convirtió en esencial para dominar la opinión pública. 

El partido progresista representaba, dentro de la defensa de la monarquía liberal, la tendencia reformista y los intereses de la alta burguesía financiera e industrial, más que de la terrateniente. Sus principios eran los del liberalismo progresista. Sus miembros defendían la soberanía nacional, con un poder legislativo que debía corresponder exclusivamente a las Cortes, y un poder ejecutivo fuerte, entregado a la Corona y a un gobierno que debía estar sometido al control de las Cámaras. El partido progresista se apoyaba en las clases medias urbanas: comerciantes, pequeños fabricantes, empleados públicos, profesionales liberales, oficiales del Ejército. En el terreno económico, el partido progresista reclamaba una legislación que permitiera el desarrollo de los sectores mercantiles e industriales. Para impulsar el crecimiento industrial, defendían una política de librecambio, que estimulara el comercio e impulsara a la industria a introducir innovaciones. 





































Entradas relacionadas: