Prudencia en enfermería

Enviado por Chuletator online y clasificado en Religión

Escrito el en español con un tamaño de 4,08 KB

 

Alienación: situación del ser humano que se encuentra fuera de sí, el sentido de que no es dueño de su vida ni de su historia.   

Decálogo: resumen de los principales contenidos de la ley moral natural, inscrita por Dios en el alma de todos los hombres y que el quiso revelar para protegernos de la ceguera de nuestro propio corazón. La ley de Cristo lleva su plenitud los mandamientos de la ley mosaica.  

Dignidad: valor inherente al ser humano por el mismo hecho de serlo. Se deriva de dos realidades: a) su naturaleza racional y libre; y b) su vocación a vivir la vida de la gracia.

Prudencia


: hábito voluntario por el que la razón discierne en toda circunstancia el verdadero bien y los medios rectos para alcanzarlo.

Virtud teologal: virtud infundido por Dios en el alma de los bautizados para hacerlos capaces de obrar como hijos suyos. Las virtudes teologales son tres: fe, esperanza y caridad.

La comunión de los santos es uno de los dogmas de la iglesia católica: 

En primer lugar, alude a la común participación de los miembros de la iglesia en las cosas santas es decir, la comunión de los bienes espirituales que se comparten: la fe, los sacramentos, los carismas y otros dones espirituales.. En la raíz de la comunión está la caridad que «no busca su propio interés», sino que impulsa a los fieles a «poner todo en común», incluso los propios bienes materiales, para el servicio de los más pobres.
En segundo lugar, designa la conexión o uníón entre las personas santas. La Iglesia católica sostiene que existen tres estados en la Iglesia: unos viven aún peregrinos en este mundo; otros, ya difuntos, se purifican; otros, finalmente, ya gozan de la gloria de Dios, es decir, ya contemplan a Dios cara a cara, tal cual es. Quienes pertenecen a los diferentes estados pueden permanecer en comunión unos con otros: quienes peregrinan por el mundo pueden orar por quienes se purifican, y quienes alcanzaron la gloria pueden interceder por los otros. Todos juntos forman en cristo una sola familia, la Iglesia, para alabanza y gloria de la Trinidad. 

Entradas relacionadas: