Profundidad de campo

Enviado por Chuletator online y clasificado en Plástica y Educación Artística

Escrito el en español con un tamaño de 6,76 KB

 


Cámara:

1. Ópticas: hay una gran variedad de ópticas disponibles; desde gran-
angular, normales, teleobjetivos, macro...
Muchos fotógrafos deciden que óptica usar simplemente con la idea de que un sujeto parezca tener el tamaño adecuado en el encuadre. Con esa lógica usaríamos el gran-angular para encuadrar una montaña entera y un teleobjetivo para ver en detalle un barco navegar hacía una puesta de sol. Estos motivos están bien, pero son incompletos ya que el fotógrafo debe elegir una óptica u otra con el fin de crear el efecto en la perspectiva que él o ella desee. Un angular se puede usar para expandir las distancias entre cosas y un teleobjetivo se puede usar para comprimir esas distancias. Gran Angular (16mm) - Normal (50mm) - Teleobjetivo (200mm-400mm)
.

El saber como manejar diferentes ópticas y como estas alteran la imagen, te permite usarlas de forma más imaginativa.


Gran Angular o Ojo de Pez (8mm-14mm) y Angular (de 16mm a 35mm): los angulares o grande angulares abren mucho el campo de visión para conseguir una muy amplia.

Si los sujetos están cerca de la cámara, los angulares distorsionan la perspectiva, las formas y las distancias entre ellos y el espacio. Creando una perspectiva muy dramática.


Para planos generales, además los angulares tienen una profundidad de campo* muy amplia.

*La profundidad de campo o PDC: es la distancia que hay a foco entre el punto más cercano y el más lejano que aparecen en una fotografía o imagen. Si queremos incrementar la profundidad de campo; como más angular sea la óptica y más cerrado esté el diafragma, más profundidad de campo habrá.

Óptica Normal (40mm a 55mm): las ópticas normales crear imágenes que se aproximan a lo que ve el ojo humano. La distancia entre los objeto parece ser la correcta. Tienden a poder abrir más el diafragma, con lo que permiten entrar más luz y generar una profundidad de campo menor. Óptica ideal para retratos.

Teleobjetivo Moderado (85mm a 135mm): óptica que posee una abertura de diafragma bastante abierta. También son ópticas idóneas para retratos, sobretodo porque puedes encuadrar fácilmente los sujetos desde lejos. Su reducida profundidad de campo va muy bien para aislarles del fondo.

Teleobjetivo Largo (200m-400mm): los teleobjetivos largos magnifican las imágenes. Respecto a un 50mm; un 200mm amplia la imagen por 4, un 300mm por 6 y un 400mm por 8. Tal magnificación las convierten en la opción perfecta para deportes, fotografía de la naturaleza salvaje y para atardeceres o lunas llenas en donde queremos engrandar el tamaño del sol o de la luna.

Óptica Zoom: con una óptica zoom puedes estar quieto pero a la vez cambiar el tamaño de la imagen y la cantidad de entorno que vas a incluir. Simplemente mueves el cuello de la óptica y ajustas la distancia focal. Un 15mm-85mm es un zoom muy versátil, ideal para eventos interiores con mucha gente y un 80mm-200mm es ideal para eventos deportivos, ya que sino a veces el tiempo necesario para acercarte a un plano más cerrado puede costarte la fotografía.


Entradas relacionadas: