Procurador

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 2,44 KB

 
En primer lugar se encuentra la aportación del poder legal suficiente del procurador; habría un doble mandato, el del representado al representante y otro del representante en nombre de su representado hacia el procurador.

El procurador como mandatario tiene conferidas las facultades de representación al procurador (apoderamiento) a través de un documento que se llama poder. Ése poder tiene que ser legal, otorgado conforme a las normas legales (como por ejemplo en escritura pública) y ha de ser suficiente, es decir, que tiene que contener las facultades necesarias para realizar los actos que van a llevar a cabo. Se habla pues de poder general para pleitos o de un poder especial para realizar determinados actos. En principio para la demanda basta el poder general que permitirá al procurador participar en el proceso. Se requerirá poder especial cuando los actos impliquen un poder de disposición (poder especial para allanarse...).

Esto no tiene por qué ser siempre así. Hay juicios en los que no es necesaria la presencia del procurador, en cuyo caso no será necesario el poder. En segundo lugar tampoco es necesario aportar ése poder cuando se ha representado antes, si ha habido diligencias preliminares en las que se ha aportado ése poder y se a tomado constancia del mismo; no será preciso volver a aportarlo en la demanda. En tercer lugar tampoco será necesario presentar el poder cuando la representación se confiera APUD ACTA, es decir, que en vez de ir a un notario y realizar la escritura pública ésta se pueda evitar yendo al Tribunal y otorgando la representación ante el secretario judicial. Este método es mas tácito pero esa representación solo sirve para ese proceso concreto.



Si no se presenta el poder, estamos ante un defecto apreciable de oficio y causa la inadmisión de la demanda. Pero por su propia naturaleza es un defecto subsanable, se da un plazo para aportar el poder. Si el juez no lo ha apreciado de oficio o el poder no es suficiente, el demandado puede alegarlo en la contestación a la demanda; en éste caso se tratará en la Audiencia previa. Si no se subsana la ausencia del poder causará el sobreseimiento del proceso.

Entradas relacionadas: