Los procesos de urbanización e industrialización en la España de la restauración

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Geografía

Escrito el en español con un tamaño de 14 KB

 

La Demografía


La población constituye unos de los factores mas relevantes e una estructura económica, ya que estudia la población, sus carácterísticas y su evolución a lo largo del tiempo. Las principales causas de ambos indicadores fueron, sin lugar a duda las mejoras de las condiciones de vida de las personas, aunque no generales si en la gran mayoría, sobretodo en las ciudades. La mejora de los hábitos higiénicos personales, tales como ducharse con frecuencia ( gracias a las redes de agua potable ), el que la dieta alimenticia comenzara a diversificarse fruto del aumento de la cantidad y variedad de productos en el mercado,el uso del jabón de sosa, mucho mas barato que los tradicionales y que puede permitirse mayor cantidad de gente, el uso de la ropa interior por su abaratamiento, etc. Y la generalización en las ciudades al menos, de infraestructuras de saneamiento, y sanitarias.

El proceso de urbanización


Va a ser también durante la Restauración cuando se consolide en España el modelo de desarrollo urbano contemporáneo. Las ciudades crecen en general, aunque Madrid y Barcelona lleguen a superar el millón de habitantes, la mayoría de las capitales e provincias de la periferia peninsular registran crecimientos muy considerables. Hacia 1915 Zaragoza, Valencia, Málaga, Sevilla, Bilbao y A Coruña superan los 500.000 habitantes al abrigo del desarrollo comercial e industrial. A pesar de ello la mayoría de la población hasta casi la segunda década del siglo XX sigue siendo rural.

Las migraciones


Es carácterístico de la demografía española históricamente las migraciones.
Durante la Restauración algunas se van a agudizar y surgirán otras nuevas consecuencia del cambio de modelo productivo. Esa migraciones fueron: el éxodo Rural que era el trasvase de población de las zonas rurales, o de campo, a las ciudades; su principal causa la búsqueda de trabajos fijos y asalariados en las ciudades frente al paro y la sumisión en las zonas rurales a los Caciques; la migración Centro - Periferia que deja el centro peninsular casi despoblado, con la excepción de Madrid, a lo largo de los dos primeros tercios del Siglo XX a favor de la periferia peninsular que será donde se desarrolle con fuerza la industrialización y terciarización económica; la última será la emigración al extranjero o migración exterior, que se nutre de las regiones mas pobres de personas que se dirigen fundamentalmente a Cuba, Venezuela o Argentina, también en busca de una vida mejor. La mayoría de los emigrantes proceden de zonas rurales y su situación económica es pésima en el momento de su marcha. A aquellos que retornan habiendo conseguido una posición económica acomodada en España se les llama Indianos.

El cambio energético y los avances tecnológicos


El cambio energético del carbón ( carácterístico de la primera fase de la Industrialización ) con el que funciona la máquina de vapor, al petróleo y sus derivados, con los que funcionan los motores ( de explosión- gasolina, y diésel - gasoil y carácterísticos de la segunda fase de la industrialización 1850 en adelante ) se produce en España con considerable retraso en relación a los países europeos de nuestro entorno. Dos son las principales causas: una la falta de iniciativa privada de la burguésía española y la inestabilidad política que caracterizo el período de 1850 a 1875. Las novedades tecnológicas ( telégrafo, radio, teléfono, automóviles, etc. ) llegan a España con una media de 30 años de retraso. Primer telégrafo en 1872, la Radio ( la primera inaugurada por Alfonso XIII Radio Ibérica en Madrid ) en 1923, el teléfono 1921, etc.







La situación del sector primario


La agricultura y la ganadería en España apenas sufren variaciones desde la Edad Media; las carácterísticas generales de la agricultura, que es el principal sector de la economía, ocupando a finales del Siglo XIX a mas del 65% de la población activa son:
Escaso desarrollo técnico; se siguen usando los sistemas de cultivo tradicionales, que incluyen la rotación y el barbecho, y el utillaje sigue siendo manual.

··La producción sigue centrada en los cereales, que siguen constituyendo la base de la dieta alimentaria de la mayoría de la población. La única novedad la constituyó la ampliación del cultivo del maíz. La producción de cereal es protegida por el estado con una política arancelaria proteccionistas.

··El sistema de propiedad de la tierra que se caracterizaba por el predominio en el norte peninsular del minifundio, y en el centro sur peninsular del latifundio. Ambos tipos de propiedad son un lastre para la mecanización; el minifundio porq1ue no resulta rentable la introducción de maquinaria, y el latifundio porque los caciques quieren seguir manteniendo el control sobre la población.

··El alto precio de los cereales detrae de la mayoría de la población un importante porcentaje de sus salarios, dejando muy poca renta libre para poder adquirir productos industriales o servicios, lo que constriñe bastante el mercado interior español.

··Se producen algunas excepciones en la agricultura mediterránea sobre todo del centro sur peninsular; estas excepciones son la Vid ( Penedes Cataluña, Rioja, Riberas de Duero ) y el olivo ( Andalucía y Castilla la Mancha ) que conocen una expansión importante de la superficie cultivada, debida a la demanda de vino y aceite por parte de productores italianos que lo embotellan como suyo y lo exportan para abastecer el mercado norteamericano, en continua expansión desde principio de Siglo XIX.

La Ganadería también sigue anquilosada en el pasado, predominando la pastoril y trashumante ( traslado estacional de los ganados para pastar ). Sin embargo alrededor de las grandes ciudades aparecen las primeras granjas con ganadería estabulada para abastecer los mercados urbanos, tanto de carne, como de derivados ( leche, huevos, etc. ).
La Pesca también permanece sin muchos cambios, predominando la pesca artesanal, realizada a mano, desde pequeñas embarcaciones, y de bajura ( cercana a la costa y en aguas poco profundas ).

El sector secundario ( industrial )


El desarrollo industrial en España sufríó un considerable retraso en relación a los países de nuestro entorno; los principales productos industriales se debieron a la minería y fueron el hierro, y el carbón. La explotación de estos minerales la realizan hasta principios del Siglo XX compañías extranjeras en exclusiva, que pujan en las subastas de concesiones que el estado hace para permitir la explotación de los yacimientos.
El carbón se explota sobretodo en Asturias, siendo de mala calidad.

El Hierro se explota en la cabecera de la Ría del Nervión, en el País Vasco, este es de gran calidad ya que es pobre en fósforo y eso lo hace ideal para la aleación con el níquel para hacer acero, el metal estrella de la segunda fase de la industrialización.

Otro sector industrial destacado y anterior al auge de la minería lo fue el textil en Barcelona, formado por un entramado de medianas y grandes empresas de industria ligera, que conoce una gran expansión con el abastecimiento del mercado interior y el de las colonias, incluso el protectorado en Marruecos. El cinturón industrial de Barcelona, como el de las grandes ciudades y capitales de provincia se expande con pequeñas y medianas empresas industriales de elaboración final, como embotelladoras, enlatadoras, etc. Para el abastecimiento de los mercados urbanos.

la industrialización viene de la mano del capital extranjero, y se va a caracterizar por la fuerte dependencia tecnológica del exterior, consolidándose durante la Restauración la estructura económica española.

La expansión del sector terciario


El sector servicios conoce también un considerable desarrollo durante la etapa de la Restauración, paralelamente al crecimiento de las ciudades en España. Uno de los principales sectores de servicio que crece son los transportes. Aparecen en las ciudades españolas, tranvías, trolebuses, y en los años 20 del Siglo XX el primer metro de España, el de Madrid. Los automóviles también comienzan a generalizarse en las ciudades, como artículo de lujo solo en manos de la clase media acomodada y ricos.

El principal sector transportes, el ferrocarril, conoce también un importante crecimiento, por las grandes inversiones que el estado se ve obligado a realizar, para construir la red ferroviaria básica.

El sector comunicaciones también se expande durante la Restauración, conectándose todos los núcleos de población de cierta entidad telegráficamente hacia principios de Siglo XX. El teléfono no llega hasta los años 20 lo mismo que la Radio, primer medio de comunicación de masas, y cuya primera emisora se inaugura en Madrid, por Alfonso XIII.

Otros servicios aparecen durante la Restauración como los centros educativos con planes de estudio modernos, la mayoría en manos de órdenes religiosas, y en las ciudades exclusivamente. Los primeros hospitales médicos, de los que no se dotan todas las capitales de provincia hasta bien avanzada la segunda década del Siglo XX.

El sector comercial, ve novedades solo en las ciudades, donde la tradicional tienda queda atrás sustituida por las tiendas especializadas ( zapaterías, perfumerías, sombrererías, sastrerías, boutiques, etc. ).En los años 20 aparece el primer gran almacén de la historia comercial de España.


















La economía de Canarias. El crecimiento comercial


La economía de Canarias durante la Restauración sigue siendo predominantemente agraria y rural. Mas del 70% del PIB de las Islas se debe a la agricultura, que emplea a mas del 65% de la población activa. Sin embargo podemos distinguir dentro del sector agrario dos tipos distintos:
··La agricultura de autoconsumo y subsistencia, que se da en la zona de medianías ( entre los 300 y 1200 metros de altura ), dedicada a producir los productos alimenticios que se consumen dentro de las islas. Se caracteriza por el policultivo ( cultivo de varios productos en la misma parcela ), y cuyos principales productos son: cereales, maíz, papas, cebollas, verduras, etc. Se caracteriza esta zona e medianías durante la Restauración por la extensión de la parcelación, esto es la división y venta por parte de los caciques de sus propiedades en esta zona, para marcharse atraídos por los avances de todo tipo en las ciudades Canarias de Santa Cruz y Las Palmas de GC.
·La agricultura de exportación, que se centra durante la Restauración en los plátanos y tomates, introducidos en los años 70 del Siglo XIX por comerciantes ingleses que aclimatan estos cultivos tropicales en las zonas de Costa de las Islas de Tenerife, Gran Canaria y La Palma. Se caracteriza esta zona por el predominio el latifundio y el monocultivo ( el cultivo un solo producto en toda la propiedad ).
La exportación de estos cultivos a la Europa Atlántica, mercado de los mismos, va a ser uno de los pilares básicos del desarrollo comercial de las ciudades Canarias, ya que dicha exportación va a estar en manos de empresas extranjeras que van a instalar en dichas ciudades casas comerciales que se dedican a la venta de los productos industriales que traen los barcos de estas, que se van cargados de plátanos y tomates. Estas casa comerciales como Fyffes, en Santa Cruz, o Miller Co. O Blaldy Brother, en Las Palmas, inglesas; o Elder Dempster, o Jacob Ahlers alemanas, en Las Palmas y SC respectivamente son las principales responsables del crecimiento del tráfico portuario en las ciudades Canarias, donde la estiba emplea a gran cantidad de personas, convirtiéndose en la mayor actividad de la ciudad de Las Palmas a principios de Siglo XX, empleando a mas de 5000 personas. Estas casa comerciales, también son las responsables de la consolidación e zonas comerciales en las ciudades: en Santa Cruz la calle del Castillo, y en Las Palmas, la calle de Triana.
En lo referente a los transportes, durante la Restauración aparecen en Canarias los tranvías; en 1902 se comienza la construcción, por parte de una empresa belga, del tranvía que unirá la Marquesina del Puerto de SC con Tacoronte, y que se inaugura en 1904. En las Palmas un tranvía une el núcleo fundacional de la ciudad, Vegueta, con el puerto en 1910. La infraestructura e carreteras sigue siendo muy deficiente, y se avanza poco en su construcción. Tenerife tuvo una de las primeras de Canarias en 1889 cuando se termina la que une SC con el Hotel Taoro del Puerto de la Cruz.
El sector turístico de Canarias, precisamente se inaugura con este Hotel, el Taoro del puerto de la Cruz, iniciativa e una empresa inglesa que lo construye y explota, y solicita al Cabildo de la isla la construcción de la carretera para comunicarlo con el puerto, lugar e entrada de los clientes del mismo.
El sector industrial en Canarias, se caracteriza por su escasísimo desarrollo. Es de destacar la aparición de las primeras plantas eléctricas, a vapor la mayoría. Las primeras en La Orotava y Santa Cruz de La Palma en 1892, en SC de Tenerife en 1896, de manos e una empresa de capital belga, e en Las Palmas donde se instalan simultáneamente dos: la SELP de capital ingles y la CICER de capital alemán.
Mención destacada merecen la aparición de los dos primeros hospitales médicos de Canarias a principios de Siglo XX, el Hospital de Los Dolores, en Santa cruz de Tenerife, junto a la desembocadura del Barranco de Santos, y el Hospital del Pino en la ciudad de Las palmas de GC.

Entradas relacionadas: