He

Enviado por Chuletator online y clasificado en Economía

Escrito el en español con un tamaño de 16,81 KB

 

Tipos de formación

Existen muchos tipos o clases de acciones formativas a realizar en el contexto empresarial, pero las más utilizadas en la actualidad suelen ser las siguientes:

— Formación tradicional


: entendiendo como tal aquella en la cual un formador imparte conocimientos a un grupo de trabajadores en un aula. No debe confundirse este tipo de formación empresarial con la formación académica (institutos, universidades, etc.), puesto que va dirigida a un público diferente que persigue objetivos distintos. La metodología deberá ser siempre activa, amena, innovadora (medios audiovisuales) y encaminada a alcanzar objetivos muy específicos.

En ocasiones será necesario realizarla en la propia empresa puesto que habrá que utilizar material o maquinaria disponible en la misma. Otras veces será mejor sacar a los trabajadores de la empresa (por ejemplo, centros formativos, hoteles, etc.), para que se olviden momentáneamente de sus responsabilidades y se concentren exclusivamente en la formación (recomendable sobre todo en el caso de directivos).

  • e-learning (o formación on line): se trata de cursos completos impartidos a través de Internet, con un tutor on line para la resolución de dudas y aclaraciones. Además se suele crear un campus virtual mediante chats, foros, etc. Para poder comunicarse e intercambiar experiencias con otras personas que también estén realizando el curso en ese momento.

Este tipo de formación es muy solicitado debido a sus reducidos costes y a la inexistencia de limitaciones horarias y espaciales.

— Outdoor training (o formación fuera del aula): consiste en la realización de diferentes tipos de actividades lúdico-deportivas y de aventura al aire libre, normalmente en estrecho contacto con la naturaleza, por ejemplo, descenso de cañones, rafting, tirolina, rápel, etc. El objetivo esencial es desarrollar aspectos fundamentales en las relaciones profesionales tales como el trabajo en equipo. La comunicación, la capacidad de liderazgo, etc., a través de las diferentes situaciones que se van a ir produciendo a lo largo de la actividad.

— Roting (o rotación de puestos): se trata de pasar al trabajador de un puesto a otro dentro de la empresa, en períodos relativamente cortos de tiempo. El objetivo es que el trabajador tenga una visión integral de la empresa, proporciónándole una formación inmejorable en todos los procesos de la organización. Es un tipo de formación muy utilizada para el desarrollo de potenciales directivos.

— Coaching (o entrenamiento personal): es un tipo de formación utilizada, casi exclusivamente, para directivos. Consiste en una serie de entrevistas individuales con un coach (entrenador), en las cuales el trabajador elige un terna que le preocupa, el coach escucha, hace preguntas y emite observaciones. La finalidad es ayudar al trabajador a encontrar las soluciones por sí mismo para que de esta forma logre alcanzar sus objetivos. Trata más del desarrollo de nuevas conductas que de los aspectos técnicos del trabajo. El coach será normalmente un experto externo y la formación será específica (ante problemas concretos) y a corto plazo.

  • Mentoring (o tutor personal): en este caso la empresa asigna al trabajador un tutor o mentor que será alguien de la propia organización con muchos años de experiencia. Este actuará como consejero personal del tutorizado y le servirá como modelo positivo para seguir. Se trata de fidelizar a los trabajadores que por su talento tengan mucho potencial dentro de la empresa. La formación será integral y a largo plazo.

El sistema de formación profesional para el empleo

Desde el año 1993, la formación y el reciclaje profesional de los trabajadores ocupados se ha regulado a través de acuerdos nacionales de formación continua, suscritos entre las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, y entre estas y el Gobierno.

A partir del año 2003, se procede a la revisión del sistema y a la introducción de determinados ajustes y mejoras que concluyen en 2007, a través del Real Decreto 395/2007, donde se establece el actual sistema de formación profesional para el empleo.

El sistema de formación profesional para el empleo tiene como objetivo impulsar y extender entre empresarios y trabajadores una formación que contribuya al desarrollo de una economía basada en el conocimiento, con un crecimiento económico sostenible, cohesión social y más y mejores puestos de trabajo.

El sistema se financia mediante las cuotas de formación profesional, que empresas y trabajadores aportan en sus cotizaciones a la Seguridad Social, y con las ayudas del Fondo Social Europeo. Además, el sistema garantiza la igualdad en el acceso a las ayudas y el derecho a la formación profesional a lo largo de la vida.

El órgano encargado de impulsar. Difundir y gestionar las ayudas de formación para el empleo entre empresarios y trabajadores es la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo.

La Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, perteneciente al sector público estatal, tiene carácter tripartito puesto que está constituida por la Administración Pública y por las organizaciones empresariales y sindicales más representativas.


Ayudas a empresas y trabajadores para la formación

Las ayudas para la formación se articulan fundamentalmente en dos ejes principales:


— Formación de demanda: cursos programados desde la empresa en función de sus propias necesidades específicas


Formación de oferta: cursos gratuitos ya programados por la Administración, ya sea central o autonómica


— Formación de demanda: esta, a su vez, se articula en formación de de- manda solicitada por las empresas y formación de demanda solicitada por los trabajadores de forma individual.


Formación de demanda solicitada por las empresas


: la formación de demanda responde a las necesidades específicas de cada empresa y de sus trabajadores. La empresa decide sobre los contenidos formativos, elige el momento de su impartición en función de sus objetivos y necesidades e informa a la representación legal de sus trabajadores. Para que el tiempo no sea un problema la empresa puede optar entre formación presencial, a distancia y teleformación (e-learning). La formación puede ser desarrollada por la propia empresa o a través de centros o entidades de formación (entidad organizadora).


Formación de demanda solicitada por los trabajadores de forma individual (permisos individuales deformación): permiten la conciliación de trabajo y formación sin coste para la empresa y sin pérdida de retribución para el trabajador. Siempre que cuenten con la autorización de su empresa, los trabajadores pueden disponer de hasta 200 horas de su jornada laboral durante el año natural o académico para estudiar o asistir a clase. La formación que reciban debe estar reconocida por una acreditación oficial, lo que incluye los certificados de profesionalidad. Las empresas que conceden permisos individuales de formación podrán disponer de una cantidad adicional a su ayuda anual.

Ayudas de formación para la empresa

Todas las empresas disponen de una ayuda económica para la formación de sus trabajadores, que se hace efectiva mediante bonificaciones en la cotización a la Seguridad Social.

La ayuda se calcula aplicando un porcentaje sobre la cuantía que la empresa ha ingresado a la Seguridad Social en el ejercicio anterior en concepto de cuota de formación profesional.

Este porcentaje, que se establece en la Ley de Presupuestos Generales del

Estado, es mayor cuanto menor es el número de trabajadores de la empresa


N.° de trabajadores de La empresa

Ayuda en concepto de bonificación

De 6 a 9

100%

De 10a49

75%

De 50 a 249

60%

De 250 o más

50%

Las empresas de 1 a 5 trabajadores dispondrán de una ayuda para formación por empresa de 420 €, en lugar de un porcentaje.

La ayuda se incrementa un 5% para las empresas que autorizan permisos

Ind0ividuales de formación a sus trabajadores


De esta forma se intenta incentivar la formación de los trabajadores para

Que se incremente la productividad y la competitividad de las empresas es-


Cálculo de la ayuda anual para la formación de demanda en una empresa con 20 trabajadores

Calcula [a ayuda anual para la formación, que tendría a su disposición una empresa con 20 trabajadores, suponiendo que el año anterior haya cotizado a la Seguridad Social por importe de 2.520 € en concepto de cuotas de formación profesional.

Como es una empresa que tiene de 10 a 49 trabajadores la ayuda a la que tendrá derecho será del 75% sobre la cuantía que aportó a la Seguridad Social en sus cuotas de formación profesional durante el año anterior.

2520€ x 75% = 1890€

Así pues esta empresa tendrá derecho a 1 890 € como ayuda a la formación de demanda a lo largo del año, que se podrá bonificar (deducir) de sus cuotas de cotización a la Seguridad Social una vez realizada la formación.

Entradas relacionadas: