Proceso de desarrollo grupal

Enviado por Chuletator online y clasificado en Magisterio

Escrito el en español con un tamaño de 15,33 KB

 
  • trabajador social tiene que analizar, prepararse, llevar a cabo algunas tareas previas antes del primer encuentro entre las personas que van a constituir el grupo.

En esta fase se deben considerar los factores relativos a la formación del grupo:
a)establecer el problema y hacer un diagnóstico correcto de la situación.
b)formular metas y objetivos tanto de carácter grupal como individual.
c)analizar el contexto social, comunitario o institucional de los participantes y las habilidades que se requieren para lograr una integración satisfactoria.
d)determinar la composición: número de miembros.
e)llevar a cabo la programación temporal del trabajo grupal. La duración debe establecer un tiempo máximo en torno a la hora y media. El lugar de encuentro debe ser confortable, y espacio suficiente
f)realizar una ronda de contacto individual anterior a la del grupo, analizando el contexto personal de cada miembro y estableciendo los 
 punto de partida: diagnóstico del problema o necesidad
Una carácterística básica que facilita el éxito de la dinámica grupal es permitir integrar las metas individuales con las del grupo. Cuanto más cercana e interesante sea la meta en común para cada uno de los miembros del grupo, más probabilidades de éxito tendrá el trabajo grupal.
Un elemento para determinar la meta grupal es revisar el motivo que deberá realizarse en el inicio de la formación del grupo.
En cuanto a la composición del grupo, en un grupo previamente formado se obvia el número de participantes puesto que ya viene dado, el trabajador social se centrará en las necesidades individuales de las personas que integra el grupo y en las carácterísticas observables de las dinámicas del grupo como tal en su funcionamiento cotidiano. En el caso de los grupos que aún no están formados el trabajador social tiene que decidir quienes lo integrarán, tomando en consideración las carácterísticas personales, los requisitos de las tareas y la meta que quieran conseguir.
Otras carácterísticas a tener en cuenta para formar los grupos son:
-Edad, 
-Género. 
-El nivel cultural. 
-Idoneidad para participar en la dinámica de grupo.
2º ETAPA: FASE INICIAL DEL GRUPO: inclusión y orientación. 
En esta fase los participantes experimentan un proceso de inclusión que desemboca en la cohesión como miembro del grupo, y un proceso de orientación hacia las metas y objetivos.
Los factores que influyen en el desarrollo del grupo y determinan el tipo de interacción que tendrá lugar entre los participantes y entre estos y el trabajador social deben analizarse con detenimiento ya que sin tomarlos en consideración no se puede lograr los objetivos de la dinámica grupal. Estos factores son: 
Antecedentes socio culturales: La cultura de cada persona afecta a su disposición para participar en esta fase. A algunas personas les cuesta hablar de asuntos personales inducidos por sus creencias y por su cultura.
La incertidumbre sobre las metas y los objetivos del grupo. Las personas que participan traen sus propios problemas, tanto sociales como emocionales, el éxito del grupo dependerá de la puesta en común de dichas necesidades, de la capacidad de hallar similitud.
Gestión de conflictos en la fase inicial. Las personas en este estadio buscan conocerse y orientan sus interacciones para evitar posibles conflictos, dado que todavía no se han establecidos las metas y normas del grupo.
Los patrones de comunicación. Las primeras comunicaciones suelen consistir en una conversación estereotipada a través de las cuales los participantes empiezan a familiarizarse. Unos se muestran ansiosos, otros poco comunicativos, todos estos patrones son la base para el patrón de comunicación del grupo. 
OBJETIVOS: 
a)Lograr un clima de confianza en el grupo: La principal estrategia que tiene el trabajador social para generar confianza es transmitir y se realiza mediante el ejemplo propio. Algunas actitudes que favorecen la confianza dentro del grupo: aceptación, respeto, empatía y autenticidad.
b)Presentación adecuada de los miembros del grupo por parte del trabajador social. 
c)Establecimiento de los propósitos, objetivos y metas del grupo: En cualquier momento tanto el trabajador social como el resto de personas pueden evaluar si sus acciones están contribuyendo a alcanzar la meta establecida o por el contrario les están desviando de ella. Es necesario establecer un propósito claro y explícito, al ser aceptado por cada persona que participa genera un compromiso responsable con las tareas que van a llevarse a cabo. El propósito dota al grupo de orientación, esperanza y compromiso. Una tarea crucial consiste en traducir esas ideas vagas que a aporta cada uno desde sus metas individuales y formularlo como propósitos claros y bien definidos. 
d)Confidencialidad de la información que se intercambia en el grupo. Hay dos requisitos básicos para el buen funcionamiento como es confianza y cohesión.
e)desarrollo de las normas del grupo: el trabajador social tiene que poner unas normas de carácter general que ayuden al inicio y el desarrollo del grupo.
f)Definición y ajuste del papel que desempeña el trabajador social:   El trabajador social tiene que asumir un papel más directivo para tratar de orientar y organizar el grupo.
3ETAPA: FASE DE TRANSICIÓN. 
         La interacción se caracteriza en esta etapa por la búsqueda del equilibrio y la definición del papel que cada uno ocupa en la dinámica del grupo. Este proceso suele generar grandes niveles de ansiedad. Las personas afrontan esta incertidumbre adoptando a veces posturas defensivas y de resistencia.
Los factores que condicionan la dinámica de grupo en esta fase son: 
a)Incertidumbre y negociación del poder: En la distribución del poder pueden aparecer conflictos derivados de la propia naturaleza del poder.  Lo que subyace en este proceso es la búsqueda de la aceptación como miembro de pleno derecho, con algún grado de poder. Un cierto grado de protagonismo es indispensable para que cada persona alcance las metas establecidas.
b)gestión de conflictos: Hay carácterísticas que es motivo de conflictos en todos los grupos: edad, sexo, raza, idioma orientación sexual, estatus socioeconómico. Un principio básico para superar esta fase de conflictos es abordar los problemas derivados de no reconocer las diferencias entre las personas.         
Desde el punto de vista del trabajo social una gestión correcta de  los conflictos tiene que apoyarse en tres principios:
1.- manifestar el conflicto 
2.- la gestión del conflicto parte de su carácter inevitable.
3.- tener en cuenta que los conflictos son necesario para llevar a cabo una correcta dinámica de grupo. 
A través de ellos, cada persona adquiere conocimientos y habilidades para analizar mejor la realidad y para establecer nuevas interacciones.
La competición, el compartir, la complacencia, la colaboración y evitar prestar atención al conflicto son estrategias para afrontar los conflictos en el trabajo social con grupos. 
OBJETIVOS DE LA FASE DE TRANSICIÓN:
a)El trabajador social redefine y afianza el propósito del grupo. 
b)La actitud abierta y la comunicación sincera de cada uno actúan como ejemplo dinamizador para el grupo para aumentar el nivel de confianza grupal y afianzar la cohesión grupal. 
c)Dotar a las normas de mayor precisión, lo que permite estructurar el trabajo en grupo aumentando la seguridad de los miembros.
i.Pueden diferenciarse dos cuestiones claves en este proceso de afianzamiento:
ii.Normas implícitas y normas explícitas. 
iii.Explicitar y concretar las normas. 
d)Afrontar los miedos y resistencias. La estrategia del trabajador social en este proceso tiene tres carácterísticas: no hacer comparaciones; no entrar en debates personales; diferenciar entre el valor de la persona para que se sienta acogida integrada. Una tarea del trabajador social es evaluar el origen de las resistencias. Describir los miedos más comunes ayuda a explicitar y gestionar los propios miedos.
4º ETAPA: FASE DE TRABAJO Y CORRESPONDENCIA: logro de metas. 
En este momento el grupo se centra en conseguir las metas establecidas. Esta fase se caracteriza por un comportamiento cooperativo. 
Factores que condicionan la dinámica de grupo en esta fase: 
a)el trabajador social en la fase de trabajo y correspondencia debe prestar atención a la progresión en su logro, y a la correspondencia entre lo previsto y el contexto social en el que, al finalizar la experiencia grupal, cada persona tiene que desenvolverse y hacer frente a sus problemas y oportunidades para ello el trabajador social diseña actividades específicas que permitan avanzar en la consecución de los objetivos previstos, ayudando a superar los obstáculos.
b)Correspondencia y apoyo mutuo: Los participantes se aceptan y apoyan los unos a los otros. La mayoría siente que han encontrado un puesto aceptable dentro del grupo. Puede que se requiera un menor de nivel de intervención por parte del trabajador social ya que el grupo tiene una dinámica propia.
Lo mismo que el grupo avanza también puede haber regresión, causas de la regresión y las causas pueden ser: 
- que los participantes no desarrollen un nivel de confianza adecuado entre ellos 
- que no se alcance un nivel de cohesión adecuado
-  que no se logre una continuidad
Se tiene que atender al nivel de evolución de cada persona pues no todos logran el mismo nivel de progresión. Un error a evitar es presuponer que todos los miembros están al mismo nivel.
c)las carácterísticas de la dinámica grupal en esta fase: progresividad, gradualidad y reversibilidad. La dinámica de grupo para ser adecuada debe partir del principio de GRADUALIDAD: cada persona y cada grupo progresa a ritmo diferente y por ello no establecer comparaciones y crear un clima de seguridad, aceptación y confianza.
Los progresos pueden ser reversibles tanto a nivel individual como grupal. 
OBJETIVOS DE LA FASE DE TRABAJO Y CORRESPONDENCIA:
Estructuración del trabajo en grupo:  Se propone un nivel de estructuración en el grupo cuando el objetivo es la ejecución de una determinada tarea o cuando los grupos tienen una duración determinada. 
Lograr un mayor nivel de cohesión y confianza en el grupo para favorecer el trabajo de los participantes y que este sea productivo. Un efecto de la cohesión es la disminución de absentismo de los miembros del grupo y mayor implicación.
El logro de las metas establecidas. Para ello, las personas deben alcanzar:  -Un nivel adecuado de autoconocimiento; -Un nivel adecuado de apertura. Aumentan el conocimiento que tenemos sobre nosotros mismos a través de la apertura a los demás; -El trabajador social debe analizar este proceso mediante la progresividad y la gradualidad. 
Aumentar la competencia social de los miembros del grupo o buscan un mayor nivel de competencia social. Un nivel adecuado de competencia social sería aquel en el que las personas logran sus objetivos y el requisito previo es confiar en las propias habilidades para desempeñar ciertos roles.
Para lograr a afrontar los problemas y aprovechar oportunidades, las personas no sólo tiene que analizar teóricamente lo que sucede a su alrededor: tienen que implicarse y pasar a la acción para lograr el éxito. En este proceso cada persona experimenta lo que denomina PODER: al actuar con espontaneidad, creatividad, valentía y fuerza, experimentamos un incremento de nuestro poder. 
Evaluación del proceso grupal y de la evolución de cada uno de los participantes teniendo en cuenta tres variables que son predictoras del éxito grupal:
La cohesión y confianza de las personas que integran el grupo.
El incremento de la competencia social de cada uno de los participantes. Se trata de favorecer el proceso por el cual las personas toman protagonismo sobre su propia vida mediante el desarrollo de habilidades sociales, el equilibrio personal, una comprensión adecuada de los requerimientos del entorno y una estrategia viable para afrontar oportunidades y situaciones problemáticas. Todos estos aspectos se recogen en la expresión EMPOWERMENT término que hace referencia al poder de dirigir nuestra trayectoria personal, tanto cognitiva como afectivamente.
El logro de las metas específicas propuestas.
En esta fase la evaluación se realiza tanto por parte del trabajador social como por los participantes y de la institución que organiza y financia este tipo de actividad.
 5 ETAPA: FASE FINAL: separación de los participantes en el grupo.
    Los procesos que operan en esta fase deben gestionarse con un objetivo claro: lograr un mayor crecimiento personal de los miembros del grupo. Podemos diferenciar tres factores que hay que tomar en consideración en esta fase:
Las reacciones de los miembros del grupo ante la disociación del grupo. Las emociones y conductas que muestran son muy variadas. Por un lado, están satisfechos por el aumento del autoconocimiento y el reforzamiento de habilidades sociales que han logrados. Por otros, sienten miedo por la pérdida del apoyo del resto de los miembros y de la separación del trabajador social como referente en la búsqueda de soluciones para los problemas que les llevaron a incorporarse al grupo.  
Motivos para la disolución del grupo. Tres causas por las cuales el grupo lleva a su fin:
-porque así se había establecido 
-otros factores como el aburrimiento o problemas que no se pudieron superar.
-por imposibilidad física de un gran número de participantes.
Expectativas para la vida fuera del grupo y la mentalidad con la que los miembros deben afrontar el futuro. Tras la consecución de las metas previstas, las personas se sienten más capacitadas y suelen estar interesadas en establecer relaciones nuevas ampliando su red social. Hay veces que el contacto entre las personas del grupo se mantenga tras la disolución del grupo.
OBJETIVOS DE LA FASE FINAL
El objetivo de esta fase es conocer los sentimientos que afloran en las personas y gestionarlos de manera correcta, para así orientar las reacciones de los participantes ante la disolución del grupo. 
Evaluación exhaustiva del grupo: Se identifican los problemas que se hayan dejado por resolver, constatar los problemas resueltos, consolidar los avances logrados y establecer las bases para que las pautas de aprendizaje que se han adquirido a través de la experiencia del grupo puedan mantenerse y potenciarse cuando las personas la abandonen. El proceso de evaluación desempeña un papel clave, permite orientar la actividad del grupo hacia el análisis de las mejoras que se han logrado, comparando las carencias con las que se incorporaron al grupo. 
Un objetivo básico del trabajador social es consolidar los logros obtenidos, fortaleciendo la capacidad de cada persona para aplicar dichos avances en diferentes dimensiones de su vida, promoviendo una mejora sostenida en el tiempo.  

Entradas relacionadas: