Procedimiento Sancionador

Enviado por Chuletator online y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 8,67 KB

 

22- Terminación. Resolución del procedimiento sancionador.
Caducidad y otras formas de terminación del procedimiento sancionador.

Respecto a la competencia para sancionar, según la LRJSP art. 25.1 la potestad sancionadora de las A.PP. Se ejercerá cuando haya sido expresamente reconocida por una norma con rango de Ley.   La LRJSP permite tanto la delegación de competencia y de la firma.

En cuanto al contenido de la resolución, además del contenido general de la resoluciones en el caso de procedimientos de carácter sancionador, la resolución incluirá la valoración de las pruebas practicadas en especial aquellas que constituyan los fundamentos básicos de la decisión, fijarán los hechos y en su caso la persona o personas responsables, la infracción o infracciones cometidas y la sanción o sanciones que se imponen, o bien la declaración de no existencia de infracción o responsabilidad.

La resolución sancionadora debe motivar la existencia de culpabilidad y las pruebas de donde se infieren. Y la falta de motivación de la resolución sancionadora no puede subsanarse en vía recurso administrativo.

La jurisprudencia establecido que la imposición de la sanción más grave de las posibles requieren una motivación especifica de la elección detallada y razonable para que pueda ser en su caso combatida por quien la sufre y controlada en última instancia por el órgano jurisdiccional que ha de asegurar la tutela judicial efectiva.

La resolución no se podrán aceptar hechos distintos de los determinados en el curso del procedimiento  el órgano competente para resolver está vinculado a los hechos declarados probados en la fase de instrucción del procedimiento. No obstante cuando el órgano competente para resolver considere que la infracción o la sanción revisten mayor gravedad que la determinada en la propuesta de resolución se notificará al inculpado para que aporte cuantas alegaciones estime convenientes en el plazo de 15 días.

El vencimiento del plazo máximo establecido sin que haya dictado y notificado resolución expresa determina la caducidad del procedimiento sancionador.

Con carácter general, la caducidad de un procedimiento sancionador no impide la incoación de un nuevo procedimiento por los mismos hechos, siempre y cuando no se hubiera producido la prescripción de la infracción. La prescripción conlleva efectos de cosa juzgada.

Por su  parte una cosa es que la tramitación del primer expediente que se declaró caducado, no interrumpa el plazo de prescripción de la infracción y otra muy distinta que el tiempo dedicado a aquel procedimiento caducado vuelva a computarse para declarar la caducidad del segundo expediente.

La LPAC art. 85 contempla dos supuestos específicos de terminación del procedimiento sancionador: el infractor reconoce su responsabilidad y el pago voluntario.

Y la LPAC establece que ambos casos cuando la sanción tenga únicamente carácter pecuniario, el órgano  competente para resolver el procedimiento aplicará reducciones de, al menos, el 20% sobre el importe de la sanción propuesta. También establece que la efectividad de las citadas reducciones estará condicionada al desistimiento o renuncia de cualquier acción o recurso en vía administrativa contra la sanción.

Finalmente, se contempla expresamente la posibilidad de terminación convencional del procedimiento sancionador, cuando los presuntos infractores propongan compromisos que resuelvan los efectos derivados de las conductas objeto del expediente y quede garantizado suficientemente el interés público. Los compromisos serán vinculantes y surtirán plenos efectos una vez incorporados a la resolución que ponga fin al procedimiento.

23- Ejecución y revisión de las sanciones /Ejecución e impugnación.

La resolución que ponga fin al procedimiento será ejecutiva cuando no quepa contra ella ningún recurso ordinario en vía administrativa, pudiendo adoptarse en la misma las disposiciones cautelares precisas para garantizar su eficacia en tanto no sea ejecutiva y que podrán consistir en el mantenimiento de las medidas provisionales que en su caso se hubieran adoptado.

Para que la sanción sea ejecutiva no es necesario que el acto sea firme pero sí que haya agotado la vía administrativa.

La interposición del recurso administrativo de alzada cuando sea el procedente, suspende automáticamente la ejecución de la sanción. Mientras falte la resolución expresa del recurso de alzada la resolución sancionadora carece de firmeza y no puede ejecutarse.

Cuando la resolución sea ejecutiva (por haberse agotado la vía administrativa)  se podrá suspender cautelarmente si el interesado manifiesta a la Administración su intención de interponer recurso contencioso- administrativo contra la resolución firme en vía administrativa. Dicha suspensión cautelar finalizará:

  • Haya transcurrido el plazo legalmente previsto sin que el interesado haya interpuesto recurso contencioso- administrativo.

  • Habiendo el interesado interpuesto recurso contencioso-administrativo: 1º No se haya solicitado en el mismo trámite la suspensión cautelar de la resolución impugnada. 2º El órgano judicial se pronuncie sobre la suspensión cautelar solicitada, en los términos previstos en ella.


Entradas relacionadas: