Prenda común y prenda con registro

Enviado por Chuletator online y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 5,06 KB

 

Derechos reales de garantía

Son derechos orientados a Disuadir a un propietario de incumplir una obligación que mantiene frente a un Tercero, es decir, sirven de garantía para este tercero.

En caso de incumplir con dicha Obligación el titular del derecho real puede forzar la venta de un bien, Propiedad de quien no ha cumplido, para poder resarcirse con el dinero Conseguido por la venta. Generalmente el bien que sirve de garantía tendrá un Valor superior al de la obligación garantizada. Y hay que remarcar que en Ningún caso el acreedor se queda con el bien o con el sobrante, la ejecución Tan solo resarce, no enriquece y tendrá que solicitarse la ejecución judicial, Para una vez subastado el bien quedarnos con la cantidad adeudada.El derecho real recae Sobre el bien, por tanto su titular responde independientemente de si el mismo Pertenece al deudor o no, pero por otro lado el acreedor corre con el riesgo de Una posible devaluación del bien, tal y como está sucediendo actualmente con Los bienes hipotecados.También aclarar que como Se trata de derechos accesorios, en caso de desaparecer la obligación que lo Motivó, la deuda, también desaparecerá el derecho real de garantía, por que la Finalidad para la que nacíó ya no existe.Existen dos figuras Tradicionales dentro de los derechos reales de garantía, que como veremos han Sufrido diversas variaciones.

En primer lugar está la hipoteca, la cual se define como el gravamen de un bien inmueble que está en posesión del deudor. La inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad no es solo obligatoria, si no que es constitutiva, es decir, aunque La misma figure en escritura notarial, además dicha escritura debe inscribirse En el Registro para que la misma nazca jurídicamente. Ello hace que la Publicidad registral es, en este punto, fundamental.En segundo lugar está la prenda, la cual recae sobre bienes muebles y supone el traslado de la posesión A manos del acreedor. Al no existir un registro general para todos los bienes Muebles, la posesión sirve como modo de garantía y forma de asegurarse de la Buena gestión del bien ofrecido en prenda.

La utilidad de un bien Mueble podía ser un gran impedimento para ofrecerlo en prenda. Por ejemplo, si Se trataba de obtener financiación para adquirir maquinaria industrial y Ofrecíamos esa misma maquinaria industrial en garantía, nos encontrábamos con Que habíamos adquirido el bien, pero no lo podíamos utilizar ya que la posesión Se trasladaba al acreedor, por tanto no podíamos producir y, consecuentemente, No podíamos satisfacer la deuda. Lo absurdo de esta situación, sumado a otros Factores, llevó a la Ley de hipoteca mobiliaria y prenda sin desplazamiento.Es por ella que nacen Estas dos nuevas figuras para casos concretos determinados por esa ley, según Los cuales puede llegar a existir una hipoteca sobre bienes muebles, la cual se Inscribirá en el Registro de bienes muebles y asimismo puede haber prendas en Que el acreedor no tenga la posesión pero se inscribirán en el citado Registro De bienes muebles.

A modo enunciativo Diremos que la hipoteca mobiliaria puede existir sobre establecimientos Comerciales, automóviles, vehículos de motor, aeronaves, maquinaria industrial Y sobre la propiedad intelectual o industrial. Mientras que la prenda sin Desplazamiento puede crearse sobre bienes de valor histórico o artístico, Algunas explotaciones agrícolas, ganaderas o forestales, máquinas, mercancías y Materias primas almacenadas. La diferencia entre una y otra viene marcada por La propia ley, no conceptualmente.


Entradas relacionadas: