Pomelo y limón

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,7 KB

 

UNIT25

LAS VACACIONES
Cuando llega la época de las vacaciones todos los años, hay muchas cosas que hacer y
muchas otras que deberían hacerse antes de salir de viaje. Por ejemplo, si has hecho una reserva
de hotel, debes asegurarte de que no haya exceso de reservas. Si viajas en avión, debes hacer
la reserva con mucha antelación, mientras que si vas a hacer un largo recorrido en coche,
debes verificar todos los dispositivos de seguridad del coche y, no hace falta decido, si bebes no
debes conducir o, si lo miras al revés, si conduces no debes beber.
Luego está todo el tema de la vivienda habitual. Si nadie se va a quedar en ella, sería
buena idea pedirle a algún pariente, amigo o vecino que esté al tanto. Si tienes plantas o animales
domésticos, obviamente hay que cuidados. Pero, si además, el clima es muy caluroso, sería
bueno para los muebles abrir las ventanas durante un rato al atardecer y, por supuesto, si tienes
una alarma contra ladrones, deberías dejar una llave de la casa a alguien que pueda oída para
desconectarla si diera la casualidad de que saltara fortuitamente.
Otra cosa que deberías hacer es conseguir que alguien te vacíe el buzón periódicamente,
ya que un buzón repleto con toda seguridad llamaría la atención de cualquier ladrón. Por
último deberías desenchufar todos los electrodomésticos que no estén funcionando durante el
tiempo que permanezcas fuera. De esa manera, no sólo disfrutarás de las vacaciones.Rsino que
no habrá sorpresas desagradables esperándote cuando regreses.

UNIT26

¿Lo HAS ENTEND1DO?
George Gleeson era un hombre alto, delgado, de pelo oscuro y ojos intensamente azules.
A primera vista resultaba considerablemente atractivo para las mujeres pero, desgraciadamente,
también tenía un lado menos atractivo, a saber: su obsesión por contar chistes. No
quiero decir que nunca contara alguno bueno, pero estos eran muy pocos entre los miles de
chistes malos y largos.
A dondequiera que fueras y lo que quiera que estuvieras haciendo, y sin importar la
prisa que tuvieras, si te encontrabas con George, lo más seguro es que te dijera algo así: "¿Has
oído éste?", "Nunca te le he contado", "Espera hasta que le oigas". No podías decir que ya lo
habías oído antes de oír un fragmento, porque entonces ya era demasiado tarde. Una vez que
George había empezado, si conseguías meter baza con un: "Oh sí, ya le he oído ", George invariablemente
replicaba: "Te le contaré de todas formas", y seguía adelante aunque miraras el
reloj y dijeras: "Llegaré tarde acarreos", "Mi tren sale dentro de tres minutos", "Ya están cerrando
el banco", u otras cosas de parecida urgencia.

Tampoco te quedabas libre cuando se acababa el chiste, porque si no te reías ruidosamente
en el momento oportuno, George, desconcertado, te preguntaba: "zLo has entendido?"
De nuevo era demasiado tarde, porque tu "Oh, sí, ahora lo entiendo" más una risa forzada,
no lograban disuadir a George de seguir explicando el chiste y a veces la explicación
era más larga que el propio chiste.
Pero George seguía con su chiste e incluso lo llevaba al extremo de que cuando no
tenía público se lo contaba a sí mismo de cabo a rabo. Un día, varias personas se encontraron
a George presa de una risa incontrolable. Preocupados, le preguntaron repetidamente qué le
pasaba. Al fin, logró contestar: "Acabo de contarme uno que nunca había oído".
\
'\

UNIT27

ENSALADA DE TORTILLA A LAS FINAS HIERBAS
Si te estás preguntando qué podrías preparar para ese invitado especial que viene a cenar
esta noche, prueba con la siguiente receta para dos personas:
Bate ligeramente 4 huevos en unpequeño cuenco, añade sal, pimienta y lechernientras
los bates. Calienta una sartén sobre un fuego moderadamente fuerte, añade mantequilla y
déjala al fuego hasta que se ponga espumosa. Vierte los huevos batidos y revuélvelo con un tenedor
hacia el centro de la sartén. Levanta y ladea la sartén para que el huevo que no esté hecho
se vaya hacia el fondo y alrededor de los bordes. Cuando esté hecho, sacude la sartén para
que se suelte la mezcla y pásala de fa sartén a un plato. Espolvoréala con hierbas finas. Enrolla
bien la tortilla y déjala enfriar. .
Mientras se enfría la tortilla, prepara una ensalada con lechuga, rodajas de tomate y
de remolacha. A continuación prepara el aliño de la siguiente manera: pela un pepino pequeño,
quítate las pepitas y córtaio o rállalo. Luego, mézclalo con 1/4 de cucharilla de sal y
déjalo aparte en un cuenco pequeño durante 30 minutos. Seguidamente, rebana algunos
rábanos y mézclalos con 1/3 de taza de yogur, 2 cucharadas soperas de mayonesa, 1 cucharadita
de zumo de limón, sal y pimienta. Añade ahora estos ingredientes al pepino, mézclalo
todo bien y ponlo en una salsera.
Para disponer la ensalada haz lo siguiente: cubre dos platos con lechuga. Coloca
las rodajas de remolacha y las de tomate alternativamente. Corta la tortilla en rodajas y
colócalas sobre las rodajas de remolacha y las de tomate. Vierte unas pocas cucharadas
del aliño sobre la ensalada y pon los platos y el aliño sobrante sobre la mesa. Ahora ya
está todo listo y sólo tienes que esperar a que suene el timbre de la puerta.

Entradas relacionadas: