Los poetas de la generación

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 4,64 KB

 

En la década de los 20 un numeroso grupo de autores alcanza su madurez poética, y para la poesía española llega un momento de esplendor que se ha dado en llamar “Edad de Plata” de las letras españolas.En 1927 se conmemora, en un acto en el Ateneo de Sevilla, el tricentenario de la muerte de Góngora. El grupo participa como promotor en el mismo. En 1945, Pedro Salinas publica un ensayo titulado Nueve o diez poetas que incluye en el grupo a: Vicente Aleixandre, Luis Cernuda, Manuel Altolaguirre, Emilio Prados, Jorge Guillén, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Gerardo Diego, Dámaso Alonso y él mismo.El ensayo Una generación poética de Dámaso Alonso, repasa los requisitos que le faltan al grupo para considerarse “generación” -según los planteamientos ya analizados de Julius Petersen-. Algunas de las conclusiones más importantes son: -No hay un hecho nacional o generacional que los una. Se conocían antes de la conmemoración del tricentenario de la muerte de Góngora.-Tampoco existe un líder; Juan Ramón Jiménez fue un modelo en el que se inspiraron inicialmente.-Este grupo de poetas no se rebela contra nada, antes bien, al contrario, respeta la tradición y la conjuga con la innovación.-No poseen una técnica, ni una teoría común. A pesar de ello, el estilo y el ansia de renovación del lenguaje poético les unen.-Sí se trata de un grupo compacto con edades que no rebasan los 15 años de diferencia.                   Dámaso Alonso empleó el término “Generación de la amistad”  para referirse al grupo. Fueron frecuentes los contactos personales y su profunda amistad. Se conocen muchos de ellos en la Residencia de Estudiantes y en los actos culturales organizados en torno a ella. Realizaron trabajos e investigaciones en el Centro de Estudios Históricos; allí entran en contacto con la tradición poética española.Además de su participación en el homenaje a Góngora, colaboraron en las mismas revistas: la Revista de Occidente, fundada por Ortega y Gasset; La Gaceta literaria; Verso y prosa, de Murcia; Mediodía, de Sevilla; Meseta, de Valladolid. En 1926, Altolaguirre y Prados fundan en Málaga, Litoral; en 1927, Gerardo Diego funda en Santander, Carmen. También colaboraron en otras revistas, como en Cruz y Raya, fundada en 1933 por José Bergamín y en Caballo verde para la poesía, en 1935, de Pablo Neruda.El talante de estos autores fue abierto, liberal y progresista, y se reflejó en los trabajos y estudios que realizaron en diversas universidades sobre la literatura universal. Ideológicamente se adscriben a la causa republicana lo que supuso la muerte de Lorca y el exilio para buena parte de ellos. Sólo Gerardo Diego se alineó con el bando nacional en la Guerra Civil.

 2.Carácterísticas generales del grupo.  Entre estos poetas no hay una identidad de estilo son, más bien, afinidades estéticas. Estas se concretan en el equilibrio y la síntesis de aspectos que muy bien pudieran parecer opuestos:

 -

Combinan lo intelectual con lo sentimental

Según Machado eran: “más ricos en conceptos que en intuiciones. La intuición refrenada por el intelecto”.
-Conciben la poesía como algo inexplicable, trascendente, demiúrgico, pero esto no está reñido con el rigor de la técnica en la construcción del poema. Dámaso Alonso defendía “la poesía es un impulso que no está muy lejano de lo religioso”. García Lorca se confesaba poeta “por la gracia de Dios (o del demonio)”, pero no menos “por la gracia de la técnica y del esfuerzo”.

-La búsqueda de la “Belleza”

Influencia juanramoniana- les lleva a una pureza estética que no anula el interés por la “autenticidad humana”, es decir, por la preocupación por el hombre.

-La poesía es un arte de minorías dirigido a la inmensa compañía

Hacen una selección, pero alternan el hermetismo y la claridad; lo culto y lo popular. El poeta trata de abrir su “yo” al “nosotros”. Pedro Salinas afirmaba que “la faena del poeta es hacer comunicable a otros la experiencia de vida que constituye el poema. Ni piensa en docenas, ni se imagina millones”, el poema está “en esa zona fronteriza entre la insobornable soledad e inmensa compañía”.

Entradas relacionadas: