Los poetas del 27

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 5,29 KB

 
 Pedro SALINAS  Sus elementos básicos son la autenticidad, la belleza y el ingenio  Sus primeros libros se insertan en la corriente de poesía pura, y hay en ellos poemas de inspiración futurista (Seguro de azar) sus obras maestras (La voz a ti de vida y Razón de amor)
Le confieren su condición de poeta del amor. En sus últimos libros se hace eco de las angustias que le suscita el mundo que le rodea  Métrica y lengua sencillos bajo los que esconde una lengua y versos muy trabajados  
EMILIO PRADOS  Sus comienzos están marcados por las  formas populares y la poesía de Juan Ramón Jiménez como en (Tiempo). Le sigue su etapa surrealista y, después, cultiva la poesía política (Tres cantos): La nostalgia de la patria y los problemas existenciales le inspiran la creación de PenunbrAS
GERARDO DIEGO Encarna el equilibrio entre tradición y renovación, propio de los poetas del 27 cultiva tanto la poesía tradicional como la poesía de vanguardia. Algunas obras: Romancero de la novia, Versos humanos o de corte vanguardista como Imagen, Manual de espumas. Es el representante del creacionismo. 
 Jorge GUILLÉN  Recogíó su obra bajo el título Aire nuestro, que engloba varios poemarios: Cántico, libro que manifiesta el entusiasmo ante el mundo, la vida y la contemplación de todo lo creado; Clamor, donde el poeta protesta ante los horrores y miserias del momento histórico (injusticias, torturas, opresiones, guerras); y Homenaje, que alberga poemas dedicados a diversas figuras de la historia, las artes… Es el máximo exponente de la poesía pura, por ello su lenguaje, caracterizado por la depuración verbal y la ausencia de ornato, es muy elaborado               
Dámaso ALONSO Dámaso Alonso fue profesor, crítico literario y poeta. Su producción lírica no es muy abundante, por eso, él mismo afirma haber «acompañado a esta generación como crítico, apenas como poeta». En sus inicios se advierten influjos de la poesía pura (Poemas puros, poemillas de la ciudad). Sin embargo, la obra más relevante de su producción aparece publicada tras la Guerra Civil: Hijos de la ira, un inmenso grito de protesta contra la crueldad, el odio y la injusticiA
 Manuel ALTOLAGUIRRE  Altolaguirre fue uno de los principales impresores de su época. Editó en su propia imprenta los libros de sus compañeros de generación y fundó revistas tan destacadas como Litoral. Su obra poética no participa de los experimentos vanguardistas ni de la poesía pura. Canta al amor, a la soledad, al paso del tiempo o a la muerte con tonos ROMánticos. Se ha puesto de relieve la musicalidad de sus composiciones, consecuencia del cultivo de los versos cortos y de estrofas de raíz tradicional, y del empleo de paralelismos, anáforas o enumeraciones. Son libros suyos: Las islas invitadas o Fin de un amor.            
Vicente ALEIXANDRE Es uno de los pocos poetas que permanecíó en España después de la Guerra Civil. Dedicó su vida a la poesía y obtuvo el Premio Nobel en 1977. Tres etapas jalonan su producción poética. La primera, de signo surrealista, está dominada por una visión pesimista del ser humano: dolor, imperfección, angustia (Espadas como labios, La destrucción o el amor, Sombra del paraíso). En la segunda etapa, adquieren importancia la solidaridad y el compromiso; ahora el hombre es mirado positivamente (Historia del corazón). En sus últimos libros de corte reflexivo emplea un tono sereno y trágico. Es uno de los autores más influenciados por el Surrealismo y lo más carácterístico de su estilo son las metáforas e imágenes insólitas y el empleo del verso libre.  
RAFAEL ALBERTI Alberti es uno de los poetas más completos de la lírica contemporánea. Su poesía aglutina diversos temas, tonos y estilos. En sus primeras composiciones, que siguen la tradición popular, expresa la nostalgia de su tierra gaditana y su mar (Marinero en tierra); continúa por la senda de la poesía pura (La amante); y deriva en un estilo gongorino y vanguardista (Cal y canto). Tras una profunda crisis, compone una de sus obras maestras, Sobre los ángeles, un buen ejemplo del Surrealismo español. Posteriormente inicia una línea de poesía «civil» o poesía de compromiso político (El poeta en la calle; De un momento a otro; Entre el clavel y la espada). Durante su exilio escribe sobre la nostalgia y la añoranza de España.  
Luis CERNUDA  En la vida y obra de Cernuda están siempre presentes su condición de hombre inadaptado y la dolorosa confrontación entre la realidad (mundo que lo rodea) y el deseo (su anhelo de realización personal). Por ello, ahonda en temas como la soledad, la añoranza de un mundo habitable y el amor. A partir de 1936 reuníó sus poemas bajo el título La realidad y el deseo, que recoge poemarios como Un río, un amor; Los placeres prohibidos; Donde habite el olvido o Como quien espera el alba. Sus versos evidencian huellas de Garcilaso, de Bécquer y de los autores surrealistas. Cernuda rechaza la rima y emplea el verso libre. Huye del lenguaje brillante y emplea un tono coloquial que enmascara un alto grado de elaboración. 

Entradas relacionadas: