Poesía del silencio

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 13,92 KB

 

TEATRO


  • José DE ECHEGARAY


Autor de gran éxito que llego a obtener el Premio Nobel compartido. Sus numerosos dramas pecan de un patetismo superficial y de efectismos exagerados y fáciles. Fueron muy celebradas obras suyas como o locura o santidad y El gran Galeoto.

RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN

Valle-Inclán es autor de una extensa y variada obra. Aunque destaca como narrador y gran dramaturgo, escribe también poesía, numerosos artículos del periódico y algún libro ensayístico como La lámpara maravillosa.


La etapa decadentista:


  Toda su producción literaria de esta época se encuentra dentro del Modernismo. Comienza escribiendo cuentos y relatos breves, pero son las cuatro Sonatas (Memorias del marqués de Bradomín) las obras más importantes de esta época. Sonata de otoño (1902), Sonata de estío (1903), Sonata de primavera (1904) y Sonata de invierno (1905).


La etapa del primitivismo:


En apenas tres años Valle-Inclán escribe cinco obras de notable importancia: Ágüila de blasón (1907), Romances de lobos (1908) y la trilogía de La guerra carlista: Los cruzados de la causa (1908), El resplandor de la hoguera (1908) y Gerifaltes de antaño (1909). En todas estas novelas ensaya un nuevo camino también propio de una de las corrientes del Modernismo: el primitivismo.



La etapa del distanciamiento artificioso:


En esta época, Valle-Inclán escribe casi exclusivamente obras teatrales, pero no se trata del teatro poético modernista, sino que crea un mundo artificioso, muy literario y estilizado. Obras de este periodo son: Cuento de Abril, Voces de gesta...En la mayoría de estas obras busca inspiración en la tradición teatral clásica; recrea ambientes y motivos tópicos, pero se distancia de personajes y situaciones. Su propensión a la caricatura y a lo grotesco se acentúa cada vez más. La etapa de los esperpentos: En esta esta etapa, Valle-Inclán crea una nueva categoría estética, el esperpento, que sin duda va a ser la clave de su creación y con el que se va a producir un giro radical en su literatura. El esperpento consistía en representar una visión deformada y grotesca de la realidad con el fin de criticar o satirizar. El libro de poemas La pipa de kif (1919) muestra la orientación estética de Valle-Inclán hacia esa deformación y lo grotesco. En 1920 publica Farsa italiana de la enamorada del rey, Farsa y licencia de la reina castiza, Divinas palabras y Luces de bohemia.



En las dos farsas la mayoría de los personajes son marionetas grotescas, con lo que el aire juguetón, artificioso y modernista del ciclo de las obras artificiosas queda superado.


Federico GARCÍA Lorca




fue, además de poeta, gran dramaturgo. Experimentó con diversas formas teatrales que lo llevó por dos caminos: el teatro vanguardista próximo al Surrealismo y el teatro realista. Obras vanguardistas son El público, que desarrolla el tema del amor homosexual, Así que pasen cinco años, frustración íntima, amor, muerte, etc; y Comedia sin título, se plantea la necesidad de teatro revolucionario. Más convencionales son Bodas de Sangre (tema amor contrariado, amor y muerte)
, Yerma
(tema frustración y obsesión de una mujer)
, Doña Rosita la soltera
(El paso del tiempo, el estereotipo de la "solterona")
y La casa de Bernarda Alba
( Tradición de la España Profunda), que tratan de la marginación social de la mujer.

Bodas de sangre,

Yerma , son dos tragedias de sabor clásico donde mezcla prosa y verso, y maneja elementos simbólicos y alegóricos que les dan cierta trascendencia mítica.
Doña Rosita la soltera
es un drama urbano que trata de las señoritas de provincia condenadas a esperar inútilmente el amor en un medio burgués.
La casa de Bernarda Alba
presenta temas habituales lorquianos: libertad frente a autoridad, condición sometida de la mujer, crítica social, etc. Es sobre todo una reflexión sobre el poder, sobre cómo se interiorizan los mecanismos de poder en la vida privada.


OTROS AUTORES: ENRIQUE JARDIEL PONCELA Y MAX AUB



Dentro del género cómico destaca Enrique Jardiel Poncela, quien supo fundir en sus obras el humor de la comedia con rasgos del arte vanguardista: uso de imágenes sorprendentes, primacía de la fantasía…. De entre su producción anterior a la Guerra Civil destacan:
Usted tiene los ojos de mujer fatal, Angelina,
y especialmente Cuatro corazones con Freno y marcha atrás.
                                                                                                                                                                                                                    La Guerra Civil no supuso la interrupción de la producción teatral, pero no obstante, desde diversas instancias oficiales se promovíó un tipo de teatro que estuviera al servicio de la República, un teatro de circunstancias con fuerte contenido militante. Es el teatro de urgencia, de autores como Alberti, Miguel Hernández…. Muy activo en esta labor de creación dramática se muestra Max Aub:

Pedro López García, Las dos hermanas, Fábula de bosque, Por Teruel, etc

 Fue, además, el guionista de una película de cine, Sierra de Teruel, dirigida a André Malraux en la Barcelona de 1938-1939.


AÑOS 40

LA Poesía DEL EXILIO



Lo más selecto de los poetas españoles marcha al exilio. Prosiguen el destierro León Felipe, Pedro Garfias y Juan Gil- Albert.


León Felipe, tiene como tema central de sus versos la España perdida tras la guerra y la defensa de sus ideales. Obra: Español del éxodo y del llanto.


Pedro Garfias, obra: e soledad y otros pesares, en sus versos recoge no solo la nostalgia y el dolor por la lejana España, sino también los sentimientos de angustia y soledad propios de quienes se habían visto obligados a abandonar su país.


Juan Gil-Albert, obra: Concertar es amor, se caracteriza por el elegante y cuidado estilo, el carácter íntimo y melancólico, la presencia del mundo clásico y del Mediterráneo y el tono a la vez ROMántico reflexivo y filosófico en su meditación sobre el amor, el paso del tiempo, la naturaleza, etc..

POESÍA ARRAIGADA



Aparecen dos revistas: Escorial y Garcilaso. En la primera publican poetas falangistas. En Garcilaso la gama de colaboradores es más amplia y su descripción política no tan estricta. En ambas revistas se alienta un tipo de poesía que prefiere las formas métricas clásicas y los temas tradicionales. Los poemas suelen expresar una visión del mundo optimista y esperanzado, sin que la penosa realidad del momento tenga cabida en sus versos.


En la poesía arraigada destacan: Luis Felipa Vivanco, Leopoldo Panero, Luis rosales, Dionisio Ridruejo y José García Nieto.


POESÍA DESARRAIGADA



Poetas que muestran su disconformidad con el mundo circundante, si desasosiego existencial y los primeros indicios de una protesta social y política. En esta poesía desarraiga destaca Dámaso Alonso, su obra poéticas es esporádica y lo mejor de ella posterior a la Guerra Civil. “Hijos de la ira” rompe con el formalismo clasicista de la poesía que está escrito en versículos de ritmo obsesivo, con lenguaje imprecatorio e imágenes que recuerdan el mundo onírico del Surrealismo, se manifiesta una visión angustiada de la realidad con ecos de la Guerra Civil y la segunda Guerra Mundial. Otros rasgos destacables son el léxico coloquial, los paralelismos y estructuras reiterativas. Este libro supone una revolución en la

AÑOS 50


Realismo SOCIAL


Esta poesía se caracteriza por el lenguaje sencillo y coloquial, una mayor preocupación por los contenidos que por los primores estéticos, cierto carácter narrativo e incluso deliberada tendencia hacia el prosaísmo.


Se reivindica una literatura cuyo destinatario sea la inmensa mayoría, se revaloriza en estos años la figura de Antonio Machado.


Destacan:


Blas Otero


A fines de los cuarenta escribe numerosos poemas en los que expresa su crisis ideológica y su angustia existencial. Posteriormente su obre literaria se orienta ya hacia la poesía social. En su obra lírica se pasa de una poesía arraigada a una poesía desarraigada.


Durante los años cincuenta y sesenta, es el más destacado representante de la poesía social. Entre sus obras hablamos de: “Ángel fieramente humano”, “redoble”, “Pido la paz y la palabra”, “Castellano” y “que trata de España”. Comienza con una poesía desgarrada donde los protagonistas son el poeta y Dios y en las cuales predominan las formas clásicas siendo habituales las rupturas rítmicas con lenguaje bronco y vehemente. Dicha poesía va evolucionando a lo largo de sus obras apareciendo una expresión más solidaria y un acercamiento a los demás, que acaba sustituyendo dicha agonía individual por una preocupación social donde predominará el verso libre.


En su última obra, el poeta pasea por diversos lugares de España, interiorizados por el desde su infancia. Finalmente compone numerosos poemas los cuales quedaron inéditos.


Gabriel Celaya


Sus poemas manifiestan la presencia de elementos literarios de corrientes precedentes, como el Surrealismo, aunque va encontrando una voz personal. Hace uso de un lenguaje coloquial y cierta exposición narrativa.


Su libro más significativo es “Cantos iberos”


José Hierro


Compone poemas entre los que abundan los de corte creacionista influidos por Gerardo Diego. Domina el tono nostálgico, una sensibilidad dolorida, la amargura por las ilusiones incumplidas y, al tiempo, una irrefrenable ansia de vivir.

AÑOS 60



POESÍA EXPERIMENTAL


Está constituida por poetas nacidos entre 1925 y la Guerra Civil: Francisco Brines, Antonio Gamoneda, Jaime Gil de Biedma, Ángel González, José Agustín Goytiloso, Claudio Rodríguez y José Ángel Valente.


Estos poetas poseen carácterísticas comunes, expresivas y temáticas. Pierde peso la poesía como comunicación y pasa a hablarse de la poesía como experiencia o como conocimiento. Es habitual la expresión de lo íntimo, el gusto por el recuerdo, la expresión de la subjetividad; La poetización de la experiencia personal.


Es habitual la referencia crítica al injusto orden sociopolítico, se manifiesta con actitud distanciada, irónica y en algunas ocasiones, escépticas.


En cuanto al estilo hay una notable atención al lenguaje, se alejan de la poesía desagairrada y del esteticismo, nace una inclinación hacia lo narrativo y el empleo de la legua coloquial y familiar. En cuanto a la métrica predomina el verso libre.

LOS NOVÍSIMOS


Su nombre se debe a una antología con el título de Nueve novísimos poetas españoles. Los antologados eran Álvarez, De Azúa, Carnero, Gimferrer, Martínez Sarrión, Moix, Molina Foix, Panero y Vázquez Montalban.


Tienen talante provocador con los movimientos vanguardistas de entreguerras, niegan la tradición literaria española.


Poseen una rica formación literaria lo cual lleva a sus poemas a un exhibicionismo cultural. Presentan gusto por lo decadente, exquisito o estilizado y ambientes refinados, son también frecuentes en sus versos los motivos de la sociedad de consumo.


Otro tema es la poesía misma: la reflexión sobre la poesía como valor absoluto en sí misma y el poema como texto autosuficiente. La lengua se orienta hacia el aspecto rítmico y musical, y vuelve el uso del verso libre amplio.


Destacamos algunos poemas como: Dibujo de la muerte o tigres en el jardín.

Entradas relacionadas: