Poesía lírica cortas

Enviado por Chuletator online y clasificado en Latín

Escrito el en español con un tamaño de 15,13 KB

 

La lírica es un género que expresa en verso los sentimientos y emociones del autor. El epigrama aparece dentro de la lírica como breve poema lírico de temática diversa, de gran agudeza y fuerza expresiva.

Etimológicamente el término lírica significa “poesía para ser cantada con el acompañamiento de una lira”. Esto era así en Grecia, donde surge este género poético. En la literatura latina, sin embargo, la poesía lírica no fue jamás cantada.

Pero lo que sí tiene en Roma esta poesía, son las otras dos carácterísticas que tenía ya en Grecia: su carácter subjetivo y el empleo de una gran variedad de metros y estrofas.

El cultivo de la poesía lírica se inicia en Roma bastante tarde, a finales del siglo II a. C. y es entonces cuando surgen los primeros poetas propiamente líricos, los agrupados en el llamado círculo de Lutacio Cátulo.

En el siglo I a. C. Surge en Roma una corriente literaria que rechaza la poesía tradicional para inclinarse por una poesía más subjetiva. Estos poetas son los llamados poetae novi que se caracterizan por su admiración por los poetas alejandrinos, a los que toman por modelos. Sus poemas son breves y cuidados, y en ellos predomina la búsqueda de la belleza formal. Entre estos poetas destaca, muy por encima de todos, Catulo.

Representantes del género son: en la época de la República, Catulo; en el Imperio, Virgilio, Horacio y Ovidio.

Catulo fue el verdadero creador de la lírica romana. Educado en la admiración por los líricos griegos, escribíó el libro de poemas latinos más cercano a la poética actual. Su obra Carmina consta de 116 poemas muy variados. Fiel a las reglas del género, la mayor parte estos poemas tiene un carácter personal, subjetivo y autobiográfico.

La lengua de Catulo es una mezcla de elementos cultos y populares y una constante búsqueda de la perfección. Introduce además en la poesía latina nuevos ritmos, tomados de la lírica griega y que luego perfecciónó Horacio.

Horacio (65-8 a.C.), fue educado en Roma y en Atenas. De vuelta a Italia logró el favor de Mecenas y la protección del emperador, a quien dedicó muchos de sus poemas.

Su obra lírica por excelencia, las Odas, consta de cuatro libros. Constituyen la obra cumbre de la lírica latina. Forman cuatro libros con un total de 104 odas, pequeñas piezas de temas variados y con destinatarios igualmente diversos.

Horacio se caracteriza por la perfección del estilo. Imperan ideas como la beatus ille, tempus irreparabile fugit : debemos rehuir los excesos y las ambiciones y buscar siempre la justa medida, así como disfrutar del momento presente y sus pequeños placeres.

Horacio fue el autor antiguo que más influyó en los poetas del Renacimiento, como los españoles Garcilaso de la Vega y Fray Luis de León.

Etimológicamente el término epigrama se usa para referirse a las composiciones destinadas a ser grabadas en piedra. El epigrama literario tiene su origen en estas inscripciones y de ellas toma gran parte de las carácterísticas del género: brevedad, concisión, ingenio y vivacidad expresiva. El epigrama literario, concebido para ser recitado, extiende su temática y pasa a expresar la más variada gama de sentimientos; encontramos epigramas eróticos, satíricos, costumbristas, festivos y, por supuesto, fúnebres.

En Roma los primeros epigramas literarios datan de finales del siglo II a. C. y describen en dísticos elegíacos sentimientos amorosos. En la segunda mitad del siglo I a. C. encontramos, dentro de la variada obra de C. Valerio Catulo, una importante serie de epigramas en los que narra los vaivenes de su relación con Lesbia así como puyas y críticas a competidores y enemigos.

Sin embargo el epigrama como forma literaria alcanzó su configuracióndefinitiva con Marcial (aprox. 40 d. C- 103/104). Él es el único escritor que adopta el epigrama como forma exclusiva para expresar sus ideas y sentimientos.

En sus poemas se aprecian a menudo dos partes: una primera en la que expone el tema y crea la tensión que se resuelve en la segunda con una expresión jocosa.

Marcial nacíó en Bílbilis, aunque la mayor parte de su vida transcurre en Roma. Sin embargo, a pesar de su prolongada ausencia, la vinculación del poeta con su tierra natal es uno de sus rasgos definitorios.

Marcial escribía poesía para ganarse la vida; sus primeros epigramas fueron obras de ocasión, como su primera obra Líberspectaculorum que fue compuesta para celebrar la inauguración del Coliseo, a la que le siguen Xenia y Apophoreta.

A partir del año 86 comienza a publicar su obra más importante: alrededor de 1.500 epigramas basados en la observación burlona de la vida. El metro más utilizado es el dístico elegíaco.

Como obra literaria los epigramas de Marcial responden a una postura de reaccióncontra los usos y modos literarios imperantes en su tiempo. Era ésta una época en la que predominaba un gusto clasicista que llenaba las obras de adornos mitológicos y retóricos, imponiéndose las declamaciones y descripciones de carácter épico.

La intención de Marcial es simplemente representar la vida de la sociedad de su tiempo, sin falsos pudores y sin tapujos, observa la realidad desde su aspecto más risible y jocoso.

Marcial fue el modelo utilizado por Garcilaso. En el Siglo XVI se produjo en Inglaterra una reacción contra los cánones literarios dominantes hasta entonces. Fue una época propicia a Marcial. Lo mismo podría decirse de España, y por las mismas razones: el XVII fue el siglo de mayor esplendor de la poesía epigramática española. El escritor conceptista Barroco BaltasarGracián realiza un estudio y antología de epigramas escritos en castellano y latín, rindiendo elogios a Marcial.


Entradas relacionadas: