La poesía española posterior a la Guerra Civil hasta la actualidad

Enviado por Chuletator online y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 5,03 KB

 

4. POESÍA SOCIAL


En los años 50, el bando capitalista de la Guerra Fría establecíó con España relaciones internacionales cuando se pidió entrar en la ONU, y tras el ligero cumplimiento de la petición de rebajar los índices de censura y represión, y el plan Marshall pactado con EEUU, lo consiguió en 1955. A partir de ahora, la mayor represión estaba llevada a cabo por parte de la Iglesia. Por ello, la literatura pudo avanzar lentamente, surgiendo el Realismo social, una corriente que entiende que la poesía debe tomar partido ante los problemas del mundo exterior y actuar como una herramienta de transformación social (“La poesía es un instrumento para transformar el mundo”), y antepone los objetivos sobre la estética.

La temática principal gira entorno a España, con tono político: situación de la época, injusticias sociales y anhelo de paz.

Con respecto al estilo, se usa un lenguaje claro casi prosaico, alejado de la estética, y cercano al coloquialismo. El tono adoptado es de llanto y conversacional.

Los autores más destacados son Blas de Otero y Gabriel Celaya.

Blas de Otero, en una primera etapa, presenta una filosofía existencialista enriquecida por un Dios que no responde, y posteriormente, se adentra en la poesía social, donde alcanza su cumbre con “Pido la paz y la palabra”, en la que expresa su esperanza en los resultados de la lucha a favor de la justicia y la paz, aunque sea dolorosa. Finalmente, buscó nuevas formas expresivas, incorporando imágenes más herméticas y personales.

Gabriel Celaya, por su parte, fusiona lo culto y lo popular y destaca por su poesía social, aunque cultivase también surrealista y experimental. Su lenguaje es intenso y combativo, tal y como se observa en su obra cumbre: Cantos iberos”.


5. ENLACE CON TEMAS POSTERIORES


Con la llegada de los años 60, a España llega la onda revolucionaria que comienza en Europa aprovechando la progresiva disminución de la censura y autores como José Hierro y Ángel González comienzan a escribir una literatura más personal e intimista, carácterística que se prolongará hasta la actualidad y favorecida con el inicio de un régimen democrático en 1975.

Entradas relacionadas: