Poemas que tengan 3 estrofas y 4 versos

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,08 KB

 

muerto de amor:
El tema de este romance es como un misterioso personaje que pide a su madre, antes de morir, que se enteren los grandes señores de su muerteNo se sabe nada del joven protagonista de este poema, ni su nombre ni la causa de su muerte.

En el verso segundo aparece “altos corredores”, algo frecuente en la poesía lorquiana. Este sentido de `alta' es frecuente en toda la obra de Lorca, sobre todo en expresiones andaluzas como `en todo lo alto' o `por lo alto de la calle'.En este poema, junto con el de Romance sonámbulo, Lorca desdibuja lo alto a propósito. No es un lugar específico, sino un alto como el mundo y el cielo heroicos y míticos habitados por héroes y dioses dignos de admiración.En este poema las cuatro luces funestas de los altos corredores están presentes en los ojos del muerto de amor, aún en la intimidad de su casa.En toda la obra de Lorca la muerte y el amor se confunden y se entretejen.A partir del verso 27 el tiempo sufre un cambio, en el cual el joven se ve a si mismo ya muerto. Todo parece pasar, la muerte, la visión de la muerte por el joven, y su entierro, simultáneamente.Este tiempo desdibujado a propósito intensifica la emoción lírica y funesta de esta muerte de amor.En este poema los gitanos entran solo como elemento coral, mientras que en otros poemas son personajes centrales.En los versos 43 y 44 “Siete gritos, siete sangres, /siete adormideras dobles” aparece el siete que es el número mágico por excelencia. Además es un número que puede significar extrema gracia o mala suerte, representando en este poema lo último.


En el verso 44 “siete adormideras dobles”, esta frase se relaciona con la opio, que además son grandes, lo que nos indica que son adormideras grandes.“San Jorge” (línea 26)fue mártir cristiano y santo patrón de Inglaterra, nacido en Capadocia .Su vida queda oscurecida por la leyenda, aunque su martirio en Lydda, Palestina, está considerado como hecho histórico. La más popular de las leyendas creadas en torno a él relata su encuentro con el dragón en una ciudad pagana de Libia era acosada por un dragón (representando al demonio), al que los habitantes habían intentado en un principio aplacar ofrecíéndole un cordero, y después con el sacrificio de varios miembros de su comunidad. La hija del rey (representando a la Iglesia) fue elegida por sorteo; antes de la aparición del monstruo, llegó Jorge, mató al dragón y convirtió a toda la comunidad al cristianismo. En 1222 el Concilio de Oxford ordenó que su festividad, el 23 de Abril, se celebrara como fiesta nacional, y en el Siglo XIV se convirtió en el santo patrón de Inglaterra y de la orden de la Jarretera, a pesar de la ausencia de cualquier conexión histórica entre él e Inglaterra. También es patrón de otras regiones como Cataluña en España y ciudades como Génova en Italia.Estructura:


1ª parte (versos 1 al 8) Diálogo entre la madre y el hijo.2ª parte (versos 9 al 38) Descripción del ambiente que se vive en estos momentos al desarrollarse la acción.3ª parte (versos 39 al 42) El hijo le dice a la madre lo que debe hacer cuando el se muera.4ª parte (versos 43 al 47) Conclusión del romance. Le vuelven a aparecer las cuatro luces funestas de los altos corredores al muerto de amor en los ojos. El joven muere.


Este poema está formado por varias estrofas con un número indefinido de versos octosílabos con rima asonante en los pares, y libre en los impares. Este tipo de composición es un romance, igual que el anterior.


Metáforas:“La noche llama temblando/ al cristal de los balcones,/ perseguida por mil/perros que no la conocen” (Versos
13 al 16).


Sinestesia:


“las cuatro luces clamaban/ con el fulgor de San Jorge” (Versos 25 y 26).



Anáfora:


“Siete gritos, siete sangres,/siete adormideras dobles,” (Versos 43 y 44).



Personificación:


Y el cielo daba portazos/ al brusco rumor del bosque./ mientras clamaban las luces/ en los altos corredores.” (Versos 51 al 54).


“La noche llama temblando/ al cristal de los balcones” (Versos 13 y 14)


Entradas relacionadas: