Pinza de disección acodada

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Medicina y Salud

Escrito el en español con un tamaño de 6,91 KB

 

¡Escribe tu t

Diéresis: Sirven para separar o dividir los
tejidos. Se emplea como material cortante.
Escalpelo o bisturí: Consta de un mango y hojas de
un solo uso, con distintas formas y tamaños. En
quirófano suele usarse el bisturí eléctrico que a la
vez que corta hace hemostasia por
electrocoagulación.
Tijeras: De distintos tamaños, rectas y curvas,
afiladas o de punta Roma; Además también existen
las exclusivas para vendaje con forma abotonada o
“pico pato”.Hemostasia: Permiten detener la
hemorragia, por compresión de los vasos
sanguíneos.
Pinza de Pean: Puede ser o no autoretentiva.
Pinza de Kocher: Puede ser autoretentiva, recta o
curva y tener o no, dientes; las de tamaño pequeño
se denominan “Mosquito”.
Pinza de Crile: Puede ser recta o curva, con o sin
dientes y autoretentiva.Exposición: Permiten exponer los tejidos
durante la intervención quirúrgica, para
facilitar las maniobras.
Separador de Farabeuf.
Separador de Roux.
Separador de Volkmann.
Valva abdominal de Doyen.
Separador autoestático abdominal, o de Gasset.Disección: Permiten analizar estructuras
anatómicas.
Pinzas de disección: Pueden ser de distintos
tamaños; rectas o curvas, con o sin dientes,
acodados y en bayoneta.
Sonda acanalada.Aprehensión: Se utilizan para tomar o asir,
adecuándose al espesor y resistencia de los
tejidos.
Pinza de Allis.
Pinza de Forester o “porta-algodones”.
Pinza de Duval-Collin.
Sonda abotonada o estilete.Síntesis o sutura: Se refiere a las
maniobras que realiza el cirujano para unir y
restaurar la continuidad de los tejidos.
Agujas de sutura: Pueden tener distintos tamaños y
ser rectas o curvas.
Aguja de Reverdin: Consta de la aguja y un
mango, en desuso.
Porta-agujas de Mathiew.
Complicaciones generales o
inespecíficas:
Son aquellas que afectan a varios órganos y a las
heridas quirúrgicas; se pueden presentar después
de cualquier intervención.
Las más importantes son la fiebre postoperatoria,
el shock, la oliguria, la IRA y la úlceras por
decúbito.Fiebre postoperatoria: Al finalizar la
IQ, la Tª corporal se eleva un grado, más o
menos, por la agresión a la que es sometido el
organismo. Esta fiebre ha de desaparecer
espontáneamente hacia el tercer día.
Si la fiebre persiste deberemos considerarla
como una complicación. Las causas más
frecuentes de esta fiebre son la infección de la
herida quirúrgica, una ITU o una TVP de las
EEII.Infecciones: En la operación se abre una
herida en la piel y los órganos internos quedan
expuestos al aire ambiental durante minutos u
horas. Esto facilita que pueda infectarse tanto
la herida cutánea como los órganos internos,
sean los operados o los cercanos a ellos.
Por lo tanto, la infección postoperatoria se
considera una infección nosocomial de
elevada frecuencia (15%) . Estas infecciones
alargan la estancia media en una semana.Los gérmenes patógenos pueden llegar desde
los bordes de la herida quirúrgica, desde el
material utilizado o desde el interior del
organismo de la persona intervenida.
Las probabilidades de infección son mayores
cuando en la herida hay tejido necrótico,
cuerpos extraños, escasa irrigación sanguínea
o, cuando el sistema inmunitario está
deprimido.
Hay que diagnosticar las infecciones
rápidamente para poder tratarlas.Complicaciones vasculares:
Trombosis venosa: Es el crecimiento de un
trombo en una vena, generalmente en las EEII, que
impide la circulación sanguínea.
Embolia pulmonar: Obstrucción súbita de una o
varias arterias pulmonares. La causa más común es
la obstrucción por un trombo venoso que se ha
desprendido de la pared y que viaja por el torrente
circulatorio, pero también puede ser una embolia
de grasa o incluso de aire.Shock: Situación en la que los tejidos no
reciben suficiente irrigación sanguínea lo cual
provoca un fracaso funcional de los mismos,
llegando a amenazar la vida de la persona.
Puede tener diferentes causas, la más común
es la hemorragia, la sépsis o la embolia
pulmonar.
Oliguria: Suele existir una oliguria fisiológica
después de la IQ; pero se ha de vigilar que las
cantidades excretadas no se disminuyan en
exceso.Complicaciones pulmonares:
Hipoventilación: Es una reducción de la
cantidad de aire externo que llega a los
alveólos, lo que provoca que no se absorba
bastante O2 y, especialmente, que se retenga
CO2 (Hipercápnia).
Las causas más comunes son el dolor y la
debilidad secundarias a la IQ.Atelectasia: Consiste en la expansión
incompleta de los alveólos, por falta de
ventilación suficiente.
Favorece la hipercápnia y las Neumonias.
Neumonía: Es la infección del pulmón por
bacterias o virus. Muy favorecida por la
acumulación de mucosidades en las vías
respiratorias, que acaban dificultando la
ventilación alveolar.Úlceras por decúbito:
Pueden desarrollarse en pocos días y son
más comunes en personas ancianas,
desnutridas y con poca movilidad
espontánea.Complicaciones específicas:
Dependen de cada intervención quirúrgica.Fracaso de la Hemostasia: Puede ser
causada por una hemostasia quirúrgica
defectuosa o por un fallo en los mecanismos
de coagulación del propio paciente.
La hemorragia producida puede salir a la
superficie, formar una cavidad en el interior
del cuerpo (Hematoma) o acumularse en una
cavidad interna y salir después al exterior.
El riesgo de hemorragia es más elevado en
las primeras 24/48 horas posteriores a la IQ. Funcionamiento defectuoso de un
dispositivo construido quirúrgicamente. Ej:
paso muy estrecho entre dos segmentos de
un tubo suturado.
Fracaso en la curación de una herida: El
riesgo aumenta cuando el proceso de
curación es más lento; la infección es la
causa más frecuente de este fracaso.

exto aquí!

Entradas relacionadas: