Personajes de la casa de Bernarda Alba

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 6,96 KB

 

el fragmento del discurso q vamos a analizar consta de una oración compuesta, dentro de la cual hay una proposición subordinada (de la función q sea (subordinada sustantiva de cd) mas el ejemplo ( desde donde empieza la subordinada, hasta donde acaba))

la oración compuesta en cuanto al modus es enunciativa afirma. En cuanto al dictum es predicativa activa y transitiva ( si el vb es copulativo,solo se pone copulativo y yasta). En cuanto a la estructura de la oración es: bimembre.

la p1, en cuanto al modus.... (igual q arriva)

la oración compuesta consta de un sujeto,"Luis" q estructuralmente es un sintagma nominal, tb consta deun predicado verbal (ejemplo desde donde empieza el verbo hasta donde acaba) que estructuralmente tiene las siguientes funciones:

núcleo: (ejemplo

cc tiempo: ejem. Qestructuralmente es un sintagma adverbial

y todos los complementos q haya

la p1 consta de un sujeto omitido (sujeto)  q estructuralmente es un sintagma nominal, tb consta de un predicado verbal (ejemplo desde donde epieza hasta donde acaba)  estructructuralmente es un sintagma verbal q tiene las siguientes funciones:

núcleo: ejem

c directo: ejem. Q estructuralmente es un sintagma nominal

y tods los complementos q haya


Lorca presenta algunos nombres fuertes en la obra.
Los nombres reflejan la personalidad de los personajes y facilitan la manera en que los espectadores ven a los personajes. De esta manera, los nombres tienen el poder para darle fuerza a la obra.

Los nombres de Bernarda, Angustias, Martirio y Magdalena se relacionan con las acciones que muestran:

  • Bernarda: es una persona de carácter fuerte en la obra. Cuando ella entra en la obra grita, “¡Silencio!” y “Menos gritos y más obras,” (341).3 Bernarda trata de controlar a cada persona en su casa de una manera opresiva. La manera en que ella siempre encierra a sus hijas en la casa y poniendo a María Josefa en un cuarto cerrado muestra su estilo dictatorial y masculino.
  • Angustias: cuando Angustias está hablando con la Poncia y sus hermanas dice:
    “Afortunadamente, pronto voy a salir de este infierno,” (351).3 Es obvio que ella no es feliz en la casa de Bernarda Alba, en donde ha vivido por más de la mitad de su vida. Ella quiere darle su mano a Pepe el Romano para escapar de la casa. Todas las hermanas y la Poncia creen que Pepe quiere a Angustias solo por su dinero y nada más. Magdalena dice: “está vieja, enfermiza y siempre ha sido la que ha tenido menos méritos de todas nosotras,” (348).3
  • Martirio: al final de la obra, Martirio está al lado de Bernarda cuando ésta atenta contra la vida de Pepe con una escopeta. Después, Martirio le dice a Adela: “Se acabó Pepe el Romano,” (372).3 Sin embargo, no es verdad que él haya muerto. Ella solo quiere causarle devastación a su hermana porque quiere mucho a Pepe. Ella nunca quiere ver a Adela con él. De hecho, expresa el odio intenso que siente por Adela: “Hubiera volcado un río de sangre sobre su cabeza,” (372).3 En el acto segundo de la obra, Martirio roba el retrato de Pepe que tiene Angustias y lo pone entre las sábanas de la cama. Después de decir que no lo tiene, la Poncia encuentra el retrato y le informa a Bernarda. Martirio responde que solamente es una broma hacia Angustias. Solamente dice esta mentira para protegerse a sí misma de la verdad de sus sentimientos por Pepe.
  • Magdalena: este nombre indica que ella es una persona triste, deprimida y que llora mucho. Cuando Magdalena está hablando de la boda con su familia dice: “Prefiero llevar sacos al molino. Todo menos estar sentada días y días dentro de esta sala oscura,” (343).3 Es obvio que ella no tiene una vida feliz, especialmente cuando dice, “Malditas sean las mujeres,” (343).3 Ella sufre mucho por su género de mujer. Magdalena es la persona más devastada por la muerte de su padre. En las palabras de la Poncia: “Era la única que quería al padre,” (339).3 La Poncia también revela: “En el primer responso se desmayó la Magdalena,” (339).3 Cuando Magdalena entra en la obra, está llorando mucho y Bernarda dice: “Magdalena, no llores, si quieres llorar te metes debajo de la cama,” (341).3

Entradas relacionadas: