El perfume trabajo escrito

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,48 KB

 

En este ensayo tengo como objetivo analizar el olor como símbolo de la identidad en la novela “El perfume:
La historia de un asesino” escrita por Patrick Süskind y publicada en 1985.


En esta novela, se presenta el personaje principal Jean Baptiste Grenouille como un ser que, a pesar que carece de olor propio, posee un olfato fuera de lo normal por el cual logra conocer su entorno e identificar todo a través de él: “A los seis años ya había captado por completo su entorno mediante el olfato” Grenouille solo logra identificar aquello que tiene olor, aquello que no posee olor no existe. Por eso crea perfumes para lograr que tengan esencia propia.


Al principio de la historia, cuando Grenouille es apenas un recién nacido, abandonado por su madre, es entregado a la nodriza
Jeanne Bussie para ser alimentado, pero enseguida la nodriza decide devolverlo debido a su ausencia de olor: “No huele a nada, y todos los niños de pecho huelen a algo” Desde un comienzo se muestra como el niño, al no poseer un olor propio, es rechazado y visto como un ser distinto y extraño. La nodriza incluso llega a tenerle miedo y considerarlo un pequeño demonio. No solo la nodriza sintió extraña su presencia, sino que también el Padre Terrier. Al principio, sintió un gran afecto hacia él, pero cuando el niño lo olfateo “hasta atravesarle la piel para oler sus entrañas. Los sentimientos más tiernos y las ideas más sucias” decidíó deshacerse de él al igual que hizo la nodriza, ya que se sintió aterrorizado.


Es importante destacar como solamente los adultos poseían un olor desagradable. El padre Terrier olía “ligeramente a vinagre”, Grimal huele a “pieles putrefactas de animales”, los pescadores “superan el hedor de los cadáveres”. En cambio los bebés, según la nodriza Jeanne Bussie, huelen a caramelo y las jóvenes vírgenes poseían una fragancia “en cuya fórmula mágica figuraba todo lo que compónía una gran fragancia, un perfume, delicadeza, fuerza, duración, variedad y una belleza abrumadora, irresistible.” Este contraste de olores puede significar la pérdida de inocencia de los adultos debido a que ya forman parte de este mundo maloliente.


La falta de esencia literalmente, como olor, genera en él también su falta de esencia como identidad. Durante la novela el narrador se refiere a él como “garrapata”: “Igual que esta garrapata era el niño Grenouille”. Esto se debe a que: “Vivía encerrado en sí mismo como en una cápsula y esperaba mejores tiempos. Sus excrementos eran todo lo que daba al mundo; ni una sonrisa, ni siquiera el propio olor. ” Con esta comparación se puede ver como Grenouille en realidad vive por “pura obstinación y por pura maldad'.


Al no tener olor, Grenouille no es reconocido por las demás personas. Además es descrito como una persona de mal aspecto, deforme, desnutrido y bastante feo, lo cual se puede relacionar con el hecho de que no posee identidad alguna, está excluido de la sociedad y muestra el abandono y el vacío de su vida.


Durante la fiesta por el aniversario del ascenso del rey al trono, Grenouille huele por primera vez el aroma de una muchacha joven, atractiva, radiante y bella: “Nunca había olido nada tan hermoso (...) la combinación de estos elementos producía un perfume tan rico” El olor de esta mujer ocasiónó en él la sensación de haber nacido por primera vez, ya que hasta el momento él había vivido como un animal, pero ahora él creía saber quién era en realidad, y que su vida ahora tenía un sentido. “Había encontrado la brújula de su vida futura”.


A Grenouille le causó miedo enterarse que no poseía ningún olor y por ello decide crear un perfume con el cual pueda ser reconocido en las calles. Originó una mezcla la cual le permitíó integrarse con la gente y dejar de ser invisible para los demás. Fue así como logra darse cuenta que con su habilidad puede crear una fragancia con la cual todos quieran poseerlo.   









Entradas relacionadas: