Parasitología pulgas

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 4,39 KB

 

Debido al compulsivo rascado y mordido, el perro puede perder el pelo, desarrollando puntos calvos, además presentan puntos rojizos debido a una extrema irritación sanguínea y en algunos casos pueden desarrollar infecciones que resulten en muerte del tejido (necrosis) y piel maloliente.

DIAGNÓSTICO

Para descubrir la infestación por pulgas es necesario realizar una inspección cuidadosa, revisando la base del pelaje o bien empleando un peine especial para pulgas, con púas muy próximas, así se suelen descubrir a menudo las pulgas o, por lo menos, sus excrementos en forma de pequeños grumos pardo-rojizos. Si se depositan estos grumos sobre un papel tipo filtro, humedecido, al poco tiempo se formará una mancha pardo-rojiza de hemoglobina alrededor de la partícula de excremento.

Un método también muy efectivo consiste en pasar la aspiradora sobre el perro, colocando un filtro de gasa de malla fina en el conducto de aspiración. Con este método se recogen fácilmente las pulgas, sus excrementos y también otros ectoparásitos.


CTENOCEPHALIDES FELIS

Ciclo de vida


Ciclo de vida

Los huevos tienen aproximadamente 0,5 mm de longitud, son ovalados y se encuentran en los pelos y en la cama del gato. La hembra pone de 4 a 8 huevos después de cada ingesta de sangre, pudiendo poner entre 800 y 1.000 huevos a lo largo de su vida, que puede durar hasta 2 años. Los huevos tardan aproximadamente 1 semana en eclosionar, y de ellos salen larvas filiformes, blancas, ápteras, de 1,5 mm de longitud.

 La cama de un gato puede albergar una población de 8.000 pulgas inmaduras y 2.000 ejemplares adultos. Una infestación de pulgas típica puede estar compuesta por el 5% de adultos, el 35% de larvas, el 10% de pupas y el 50% de huevos. Después de 2 ó 3 semanas, el tiempo necesario para que hayan mudado dos veces y tengan aproximadamente 5 mm de longitud, las larvas tejen capullos de seda a los que incorporan residuos, dentro del capullo, las larvas mudan durante tres días hasta convertirse en pupas, que inicialmente tienen color blanco crema y después pardo oscuro a medida que maduran y se convierten en adultos. Esta fase es la etapa quiescente, en la que la pulga puede hibernar. El ciclo de desarrollo, desde el huevo al adulto, se completa normalmente en 4 semanas, pero tarda mucho más si las temperaturas son bajas.

TRATAMIENTO

El empleo de polvos de DDT al 10%, o en emulsión al 5%,ha sido preconizado durante largo tiempo. Sin embargo, por la aparición de cepas resistentes a sus efectos está siendo sustituido por gamexano al 1% en polvos de talco, o el Malatión al 3% en igual excipiente.

DESCRIPCIÓN

Las adultos miden de 2 a 3,25 mm de longitud, la parte frontal de la cabeza es más larga que alta, los peines pronotales y genales conspicuos (primera espina del peine genal) son casi tan larga como la segunda y sección basal de las patas está provista de espinas gruesas.

DIAGNÓSTICO

Para descubrir la infestación por pulgas es necesario realizar una inspección cuidadosa, revisando la base del pelaje o bien empleando un peine especial para pulgas, con púas muy próximas, así se suelen descubrir a menudo las pulgas o, por lo menos, sus excrementos en forma de pequeños grumos pardo-rojizos. Un método también muy efectivo consiste en pasar la aspiradora sobre el perro, colocando un filtro de gasa de malla fina en el conducto de aspiración.

EFECTOS DAÑINOS CAUSADOS POR LAS PULGAS:


- Pérdidas de sangre:

los animales jóvenes y los ejemplares de razas caninas pequeñas pueden desarrollar anemia por la pérdida considerable de sangre.

- Enfermedades cutáneas causadas por las pulgas:

Las pulgas provocan enfermedades de la piel por irritación local en el lugar de la picadura (dermatitis por picadura de pulga) y por reacciones alérgicas del organismo en general (dermatitis alérgica por pulgas).

La dermatitis por picadura de pulga afecta sobre todo el vientre, las caras internas de los muslos y la grupa de los animales afectados. Los síntomas más frecuentes son la rubefacción de la piel, la formación de pústulas y las lesiones debidas a irritación mecánica por rascado y mordedura en la zona que rodea el punto de la picadura.

Entradas relacionadas: