Panorama general del reinado de Alfonso XIII. Intentos de modernización. El Regeneracionismo. Crisis y quiebra del sistema de la Restauración. La Guerra de Marruecos. Regeneracionismo y revisionismo político

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 6,13 KB

 
9.2 LA INTERVENCIÓN EN Marruecos. REPERCUSIONES DE LA PRIMERA Guerra Mundial EN ESPAÑA. LA CRISIS DE 1917 Y EL TRIENIO BOLCHEVIQUE.
La primera etapa del reinado de Alfonso XIII estuvo marcada por el regeneracionismo.
La muerte de Canalejas (1912) origina un periodo de inestabilidad hasta la dictadura de 1923. Las repercusiones de la Primera Guerra Mundial (1914-1918)
constituyeron un punto de inflexión en el régimen de la Restauración. Cuando estalló el conflicto el gobierno de Eduardo Dato declaró la neutralidad.
La opinión pública se dividíó entre aliadófilos y Germánófilos.
La neutralidad le supuso un crecimiento de la demanda exterior de sus productos, pero el aumento de las exportaciones provocó un proceso inflacionista e incluso la escasez de algunos productos en el interior. El enriquecimiento empresarial vino acompañado del empobrecimiento general de los trabajadores, y la subida de precios les hizo perder poder adquisitivo.
Ante esta situación, comenzaron las protestas populares:
Motines, disturbios, y huelgas organizadas por UGT y CNT.
La crisis de 1917 fue el reflejo de un descontento extendido por parte de la sociedad.

La protesta militar

Desde 1916 el Ejército había organizado Juntas de Defensa.
Sus objetivos eran oponerse a los ascensos por méritos de guerra;

solicitar subidas de sueldos y exigir mayor respeto al Ejército.
El Gobierno admitíó sus peticiones, promulgándose la Ley del Ejército (1918), así el Ejército volvía a ser el pilar de la monarquía y del Gobierno frente al problema social.

La oposición política

Desde Febrero las Cortes estaban cerradas pero Cambó intervino y ante la formación de Juntas de Defensa, pidió reabrir las Cortes.
Ante la negativa del gobierno, el 5 de Julio convocó a parlamentarios catalanes a una asamblea, en ella se solicitó la convocatoria de Cortes Constituyentes y que reconociera la autonomía de Cataluña.
Se convocó a todos los parlamentarios españoles a una nueva reuníón el 19 de Julio, esta convocatoria conocida como Asamblea de Parlamentarios ratificaron los acuerdos anteriores, firmaron los catalanistas, republicanos y socialistas. El gobierno declaró inconstitucional la asamblea y el movimiento fue disuelto.

El movimiento obrero (UGT, CNT), organizó una huelga general indefinida (13-Agosto-1917) contra el régimen y el deterioro del nivel de vida de los trabajadores, pretendían acabar en una revolución y el fin del régimen.
El gobierno detuvo al comité de huelga y sacó las tropas a las calles. A final de Agosto la huelga estaba acabada, con un saldo de setenta muertos y dos mil detenidos. A partir de la crisis de 1917 y hasta 1923 el régimen de la Restauración agonizaba.
Se sucedieron gobiernos de concentración cada vez más inestables e incapaces. La conflictividad social provocó un fuerte crecimiento del sindicalismo y de sus acciones (huelga de la Canadiense.
Esta huelga puede considerarse el primer gran éxito del movimiento obrero en España con mejoras salariales, readmisión de obreros despedidos y la implantación de la jornada laboral de 8 horas. Entre 1918 y 1920, se vivíó el  “trienio bolchevique”, una fase de actividad revolucionaria, provocada por la situación de miseria de los jornaleros agrícolas. Dirigidos por UGT y CNT hubo huelgas, ocupación de campos, reparto de tierras y toma de ayuntamientos. Con la declaración del estado de guerra y una fuerte represión se finalizó la revuelta social en 1920. Otro problema, fue la cuestión de Marruecos.
La Conferencia Internacional de Algeciras (1906), repartíó la tutela de Marruecos entre Francia y España.
Hasta 1909 la expansión fue pacífica, la derrota en el barranco del Lobo llevó a Maura a reclutar reservistas, decisión que desembocó en la Semana Trágica de Barcelona, y que acarrearía su dimisión.
Tras el parón por la Primera Guerra Mundial, el gobierno decidíó completar la ocupación efectiva del territorio ante la presión francesa. De Julio-Agosto de 1921 tuvo lugar el desastre de Annual, los españoles dirigidos por el general Silvestre fueron derrotados por las tropas de Abd-el-Krim.
El desastre de Annual acarreó una serie de consecuencias: políticas, búsqueda de culpables (Expediente Picasso)
, salpicando incluso al rey y por tanto al sistema;
sociales, la impopularidad de la guerra, favorecíó el odio del pueblo contra el sistema; militares, el descrédito de las Juntas de Defensa que desaparecieron en 1922. Días antes de que el informe elaborado por la comisión de responsabilidades llegase a las Cortes Primo de Rivera dio un Golpe de Estado por el que se impónía una dictadura militar como solución a los problemas del régimen.

Entradas relacionadas: