Origen del régimen municipal

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 5,49 KB

 
  • La administración local


Entró en decadencia aunque éste régimen municipal romano perduró en los s. V y s. VI, pero resultaba ya incompatible con el nuevo sistema administrativo. La Curia municipal conservaba algunas de sus funciones como la recaudación de impuestos, la elección e funcionarios y la figura del llamado “Dephensor civitatis”. Sin embargo la Curia a principios del s. VI adquiere nuevas atribuciones como las que pudieran autorizar los actos de enajenaciones de propiedades o las adopciones. Además la Curia tiene una cierta jurisdicción en asuntos civiles y se alcanza un gran desarrollo con las actas municipales, registro en el que se escribían las donaciones, los testamentos y otras escrituras.

Desaparecen figuras de los municipios romanos (de los Dunviros, Ediles, Cuestores).

Los caros son el defensor civitates y la Curia. Desde el reinado de Recaredo (586-609) la recaudación de los impuestos pasó a  ser dirigida y controlada por los condes de las ciudades, hasta entonces era la Curia municipal la que los controlaba. Ello conllevó la pérdida de sus funciones fiscales mientras que los grandes dominios públicos o privados los administradores de los mimos se convirtieron en agentes de los mismos.

También durante la época de Recaredo el defensor de la ciudad asimilará funciones judiciales y es elegido por el obispo y el pueblo, además los pobres de las ciudades podían acudir a la Curia judicial del obispo para resolver sus asuntos. El obispo pasó a tener también alguna autoridad de fiscalización de los llamados jueces ordinarios y subalternos.

Sánchez-Albornoz cree que el municipio en la época visigoda romano desparecíó en el s. VI  que en el último tercio del s. VII desparecíó también en las ciudades la figura del defensor de la ciudad (no se sabe a ciencia cierta).

Después viene una institución “conventus publicus vicinorum”, el cual aparece en la época visigoda para el gobierno de unidades administrativas menores como son pequeñas ciudades y aldeas generalmente de ámbito rural.

CONVENTUS PUBLICUS VICNORUM (CPV)


Para pequeñas poblaciones rurales dependientes de un conde del territorio.

¿Hay alguna verdadera organización vecinal? ¿Existe en las pequeñas poblaciones éste CPV? Esto se lo preguntan multitud de autores, entre ellos, Pérez Pujol, Eduardo de Hinojosa, Gama Barro, Sánchez-Albornoz, Salvador de Minguijón, García-Gallo.

Se señala las distintas teorías:


- Pérez Pujol: Éste CPV sería una institución y organismo a modo de oncejo rural que tendría funciones que estaban definidas pero no tendría órganos de representación y estaría constituido por los hombres libres y los cabezas de familia de la aldea rural correspondiente.

- Eduardo de Hinojosa y Salvador Minguijón: El origen de ésta institución es germánico, mientras que Pérez Pujol señala que el origen es roano en las Compita (templos dedicados a los dioses compitania que se hallaban en las encrucijadas de los caminos y que dan lugar a que nazca ésta institución. Tenían una función religiosa y económica)

Funciones:


- Pérez Pujol:

  1. La conservación de la propiedad el suelo.
  2. La policía de ganados, el control sobre los ganados. Puede ser ejercido directa o indirectamente. Éste control es sobre los caballos, bueyes, cuejas y sobre animales errantes (cabras salvajes, jabalíes). También se debía dar cuenta al CPV de los animales de ganado ajeno mezclado con el propio. Igualmente dónde ser colocaban trampas para atrapar presas  la existencia de algún animal peligroso para el resto de la población.
  3. Funciones agrícolas: Aprovechamiento de las selvas comunales y los daños ocasionados en las viñas, las mieses, los prados…
  4. Persecución de siervos fugitivos

García-Gallo:


El CPV tuvo una auténtica institucionalización definíéndolo como una asamblea de vecinos formando una comunidad con personalidad jurídica y económica. Lleva a cabo algunas atracciones.

- Otros autores son contrarios a señalar la existencia de un órgano administrativo venial con funciones con competencia y señala que carecía de unos órganos rectores de personalidad jurídica y que era algo meramente circunstancial indicando que las referencias al mismo en las fuentes legales visigodas son muy pocas. Es decir, deslegitiman la función de éste CPV Además ha y otros autores como Sánchez-Albornoz que se sitúan en una línea intermedia entre los detractores de la institución y los defensores del CPV.

Suponiendo que existiera:


  1. Elementos que lo formaban:
  2. Vecinos: Habitantes del edicus (aldea) correspondiente.
  3. La agrupación rural de estos vecinos.
  4. La función prejudicial que realizan éstos vecinos y éste conventus, una labor de mediación y que conlleva la posibilidad de poner multas o indemnizaciones.
  5. Vínculo moral que una a los vecinos por la pertenencia a u mismo territorio.
  1. Actuación del CPV:
  2. Se reuniría cada ocho días
  3. Probablemente en el acreo de la iglesia rural correspondiente
  4. Quizás los domingos después de la misa.
  5. Actuaciones de publicidad. Dar a conocer a los vecinos determinados hachos de interés para la comunidad de vecinos.
  6. Funciones valorativas
  7. Funciones perjudiciales, notariales, etc.

Entradas relacionadas: