Officium palatinum

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,58 KB

 


5.1.Los reinos cristianos en la baja Edad Media:El reino de Castilla constituía una monarquía hereditaria y patrimonial, donde la nobleza se opónía a las pretensiones monárquicas. Esto llevó, en el Siglo XIV, a la Guerra Civil entre Pedro I, y Enrique de Trastámara, que encabezó una rebelión nobiliaria. Tras la guerra se instauró una nueva dinastía en el trono, (Trastámara), y la nobleza fue recompensada con generosas concesiones por su apoyo al nuevo monarca (mercedes enriqueñas).A pesar de ello en la baja Edad Media la monarquía se fortalecíó. Se produjo la fusión de las Cortes de Castilla y León, dentro de ellas: la Corte extraordinaria, (asamblea de los tres estamentos), limita su función al voto de subsidios extraordinarios a la corona. Nace la Audiencia como órgano supremo de justicia, sólo supeditado al rey;
Y aparecen la Contaduría o hacienda, y el Condestable que dirige el ejército regio. Se crea el Consejo Real, con  legistas que asesoraban al rey en todo tipo de decisiones. En el ámbito local destaca la intervención monárquica en los municipios; se establecen los regimientos formados por regidores nombrados por el rey con carácter vitalicio y con la figura del corregidor, representantes permanentes  del rey en los principales municipios.
La Corona de Aragón tenía un carácter confederal, ya que estaba constituida  por una serie de reinos, Aragón, Cataluña y Valencia, con diferentes leyes e instituciones.Tras varios enfrentamientos entre los nobles y el rey, en 1283, Pedro III, firmó el Privilegio General.  Gracias a esto aunque hubo enfrentamientos puntuales, las relaciones entre el rey y sus vasallos fueron mejores que en Castilla. Las instituciones reflejan las peculiaridades del carácter federal de la Corona: Existían cortes  independientes en Aragón, Cataluña y Valencia. Surgieron las diputaciones que ampliaron sus competencias: la de Cataluña o Generalitat, la diputación del reino de Aragón y la del reino de Valencia. En el reino de
Aragón se creó el cargo del Justicia de Aragón, su función primordial era la defensa de los fueros del reino. La autoridad real estaba representada en los distintos territorios por virreyes, que actuaban en su nombre. Los municipios fueron cayendo bajo el control de oligarquías urbanas con distintos cargos donde destaca  el consejo municipal como el consejo  de Ciento en Barcelona.



2.4. Las invasiones bárbaras. El reino visigodo: Instituciones y cultura


En el año 409 llegaron a la Península ibérica tres pueblos germanos:



· Los suevos que formaron un reino que comprendía Galicia y el norte de Portugal y que pervive hasta el año 585.   · Los vándalos que acabarían dirigíéndose al norte de África.


· Los alanos que se instalaron en el sur y después se perdíó su rastro


Roma hizo un pacto con los visigodos (un pueblo germano, godo, bastante romanizado), por el que les concedíó tierras en el sur de Francia y en Hispania a cambio de expulsar a los invasores. Los visigodos fueron derrotados por los francos, en el 507 y se asentaron definitivamente en la Península, estableciendo su capital en Toledo.Los reyes se rodearon de gardingos o guerreros fieles y se apoyaron en dos instituciones: El Aula regía de carácter consultivo, integrada por nobles y el Officium Palatinum, formada por los nobles de más confianza del rey que se ocupaban de la administración central. La territorial, quedó en manos de Duces y comes.A partir del III Concilio de Toledo, 589, la iglesia católica establecida religión oficial se convirtió en un apoyo de la monarquía ratificando sus decisiones en los Concilios. Los visigodos acentuaron la ruralización, la feudalización y el latifundismo; además continuaron el proceso de romanización. Desde el punto de vista jurídico: el rey Recesvinto promulgó en el 654 el el código “Líber Iudiciorum, que recogía gran parte del derecho romano. En el ámbito literario la figura más relevante fue la de San Isidoro de Sevilla. Sus teorías políticas fueron difundidas en la Edad Media, como la del origen divino del poder real. Además San Isidoro en resumíó los conocimientos de la época en su obra Etimologías, transmitida a través de los monasterios.Una disputa sucesoria facilitó la irrupción de los musulmanes en la península y el fin de la monarquía visigoda.

Entradas relacionadas: