Oferente derecho

Enviado por Chuletator online y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 7,04 KB

 

1.La formación del contrato; los Tratos preliminares, la Oferta de Contrato y la Aceptación

   El consentimiento constituye el elemento Fundamental de todo contrato.
El art.1262 CC señala que todo contrato se Celebra con arreglo a un esquema ideal, en que una de las partes toma la Iniciativa de ofrecer, y la otra parte se limita a aceptar la oferta.

   Así, puede decirse que la oferta de contrato consiste en una declaración Unilateral de voluntad en virtud de la cual el que emite (oferente)
Propone la Celebración de un determinado contrato, de forma que al aceptarla otra persona (aceptante), el oferente no tiene que hacer ya ninguna nueva manifestación; de Manera que el aceptante, mediante su propia declaración de voluntad dirigida al Oferente y limit
ándose a aceptar en Todos sus términos la oferta del otro (oferente), perfecciona el contrato. Si por El contrario, el aceptante, al aceptar la oferta, introduce alguna modificación, No estaría aceptando entonces la Oferta, sino que estaría haciendo una contraoferta al oferente.

   A la celebración de todo contrato Suele preceder una fase preparatoria (tratos preliminares), durante la cual se Intercambian ofertas y propuestas mutuas. Basta pues decir que el Consentimiento se manifiesta o produce por el concurso de las voluntades de Ambas partes, coincidentes en cuanto a los otros dos elementos esenciales del Contrato; cosa y causa.

   Además, hay que decir que en el contrato pueden Intervenir más de dos personas, más de dos voluntades, como señala el art.1254 CC.

2.Momento y lugar de la perfección del contrato. La contratación a Distancia

   La determinación del momento en que el Contrato se perfecciona, del momento en que el contrato empieza a producir Efectos y obliga, no presenta dificultad cuando el contrato se celebra entre Personas que emiten de presente (en el tiempo y el espacio) sus respectivas Declaraciones de voluntad.

   Pero no sucede lo mismo cuando las dos Declaraciones de voluntad que han de concurrir para que el consentimiento Contractual exista, están distanciadas en el tiempo y en el espacio; en tales casos, el Contrato ha de considerarse perfeccionado, no desde el instante en que el Oferente conoce la aceptación, sino desde que, habiéndola remitido el Aceptante, no puede ignorarla sin faltar a la buena fe. De esta forma se solventa el posible caso En el que el oferente intentase retrasar en su propio beneficio la perfección Del contrato no abriendo, por ejemplo, la carta en que supone contenida tal Aceptación.

   En cuanto al lugar en que estos contratos a Distancia se entienden perfeccionados, cuando los dos contratantes están en lugares distintos, el art.1262 CC dice Que en tal caso el contrato se presume celebrado en el lugar en que se hizo la Oferta.

   Y en cuanto a los contratos celebrados Mediante dispositivos automáticos, dice el art.1262 que hay consentimiento desde que se manifiesta La aceptación.

   • El problema del Autocontrato

   El contrato exige la concurrencia de dos Voluntades distintas, pero se plantea el problema de si excepcionalmente podrá perfeccionarse un contrato mediante la Declaración de voluntad de una sola persona en el caso de que esta persona única tenga poder de disposición sobre dos patrimonios Distintos.

   Desde un punto de vista conceptual, teórico, No parece existir dificultad en admitir esta figura del autocontrato. Nuestro OJ, respecto al problema del autocontrato es, lo considera como una figura Conceptualmente posible y eficaz, pero estableciendo prohibiciones especiales Para aquellos casos en que su celebración implicara el riesgo de lesionar los Intereses de una de las partes.

3.El precontrato

   El precontrato es la promesa recíproca de celebrar un contrato futuro, un Pacto de contratar un verdadero contrato en que la prestación a que se obligan Ambas partes o a una de ellas consiste en la celebración de un contrato.

4.El contrato de opción

Una modalidad del Precontrato es el contrato de opción, consistente en la promesa unilateral de Celebrar un futuro contrato. Es decir, que a diferencia del precontrato en el Que ambas partes quedan vinculadas a la celebración del contrato, en este Contrato de opción es sólo una de ellas la que queda vinculada, siendo la otra La que decide si se llega o no a celebrar el contrato. El caso más típico es el de la opción de compra

III


Entradas relacionadas: