Novela narrativa contemporáneas

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 13,34 KB

 

LA NOVELA DEL Siglo XX (1) 1. LA NOVELA ESPAÑOLA ANTERIOR A LA Guerra Civil 1.1. La novela del 98 En los primeros años del siglo XX la novela que se escribe mayoritariamente en España es continuación del Realismo y Naturalismo del Siglo XIX.  los rasgos que definen este tipo de novela : -Narrador omnisciente. -Orden lineal. -Estructuración clásica en Introducción, nudo y desenlace. - objetividad. -reflejar la realidad. -Sólo ofrece una perspectiva o punto de vista sobre esa realidad. -La acción y el carácter de los personajes son las bases de las obras. Frente a este tipo de novela, los escritores jóvenes de la época intentarán hacer algo diferente, radicalmente distinto. Hubo dos reacciones: A) La reacción del Modernismo esteticista.- Pretendía hacer una novela donde predominasen los valores técnicos y formales; ,una novela en la que el esteticismo era la prioridad. En esa línea va Rubén Darío con sus Relatos, Valle-Inclán con el libro Femeninas o Pío Baroja con Vidas sombrías.
B) La reacción postmodernista o del 98.- En el año 1902 aparecieron cuatro novelas que marcarán la pauta de las obras posteriores de los autores del 98. Estos relatos rompen definitivamente con la novela de estilo realista. Los rasgos que las caracterizan son: Renovación de las técnicas narrativas: Eliminan el narrador omnisciente. Perspectivismo. Subjetivismo. Primacía del diálogo sobre la narración. Alteración del tiempo lineal de la narración. Tres procedimientos principales: simultaneidad, elipsis y saltos temporales. Disminución de la importancia del argumento (y de la acción). Aparición del personaje colectivo

1PÍO BAROJA Es el novelista más importante el que se acerca más a la forma tradicional de narrar del Siglo XIX. Dentro de su obra cabe distinguir dos vertientes temáticas:  relatos de aventuras centradas en delincuentes o en marineros y, por otro, su obsesión por tratar, valíéndose de las técnicas propias de la novela, los grandes temas sociales, políticos y filosóficos del momento; por criticar abiertamente el atraso de España valíéndose de personajes intelectuales que se encuentran incapacitados para la acción. Dentro de esta corriente, aunque con menos trasfondo filosófico se encuentra una de sus novelas más conocidas:
La busca, donde se narra una historia muy parecida a las de la picaresca clásica. 2JOSÉ MARTÍNEZ RUIZ, “AZORÍN”  Destaca por obra como La voluntad , textos reflexivos y descriptivos, de lenguaje cuidado y temática autobiográfica 3MIGUEL DE Unamuno Es un novelista de tendencia filosófica que cuenta historias de personajes angustiados por sus creencias o sufrimientos. Rechaza como los demás la novela convencional y propone lo que él llamaba “nivola”: un texto donde el argumento y los personajes redondos de la novela realista ceden ante la reflexión filosófica, histórica y política. Entre sus obras destacan Niebla
4VALLE-INCLÁN  Este escritor gallego practica en la novela, igual que en el teatro, una literatura modernista. Compone historias esteticistas situadas en ambientes aristocráticos y que abordan temáticas amorosas y religiosas. Escoge un tiempo no contemporáneo y prefiere los elementos mágicos y legendarios entre otros lugares, de Galicia. Así ocurre en las Sonatas


TEMA 10: LA NOVELA ESPAÑOLA EN LAS TRES DÉCADAS POSTERIORES A LA Guerra Civil: CELA, Delibes Y MARTÍN SANTOS Rasgo esencial de la novela en la década de los 40 es la total desorientación, por falta de unidad generacional. Hasta 1945 hay una serie de narradores que cultivan una novela histórica, de exaltación, que evoluciónó posteriormente hacia una justificación ideológica y moral del régimen (Gironella en Los cipreses creen en Dios). Al mismo tiempo, dieron un primer paso hacia el Realismo crítico autores como Carmen Laforet y Miguel Delibes. Realmente, la historia de la novela española de posguerra se inicia en 1942 a partir de la obra de dos escritores: Camilo José Cela con La familia de Pascual Duarte, que inaugura una nueva corriente, el Tremendismo y Carmen Laforet con Nada (1945), dentro de lo que se considera el Neorrealismo. Las carácterísticas principales de estas novelas son:  reflejo de la vida de posguerra desde una perspectiva pesimista  los temas giran en torno a la amargura de la vida cotidiana  los personajes están desorientados, frustrados... A partir de 1960 comienzan a manifestarse síntomas de cansancio hacia el Realismo social, nuestros autores tienen cada vez más en cuenta las aportaciones de los grandes novelistas extranjeros, y pronto causará un fuerte impacto la nueva novela hispanoamericana. En 1962 surge Tiempo de silencio de Luis Martín-Santos, la crítica coincide en considerarla obra inaugural de la nueva etapa de nuestra narrativa.
El mérito de esta obra no está en los temas ni en el análisis social de la época; sino en el lenguaje y la explotación de las innovadoras técnicas narrativas. A lo largo de esta década, se suceden aportaciones decisivas en la línea de la renovación, incluso por parte de novelistas de la primera generación de la guerra: Cela, Delibes, Torrente Ballester que marca un hito fundamental en la trayectoria de nuestra novela con La saga/fuga de J.B. CAMILO JOSÉ CELA: (premio Nobel de Literatura en 1989). La familia de Pascual Duarte supuso el reconocimiento público de Cela como escritor. Se advierten en ella variadas influencias: la novela picaresca, los romances de ciego, las novelas naturalistas… Pero todo ello unido da como resultado una obra que, al seleccionar los aspectos más desagradables de la realidad y recrearse a veces en ellos, propone una nueva estética que, como ya se ha mencionado se denominó Tremendismo. Otras obras destacables: Mrs Caldwell habla con su hijo, La catira, San Camilo, 1936 que reitera temas obsesivos en Cela (la Guerra Civil, el sexo, la violencia…), Oficio de tinieblas 5, Mazurca para dos muertos (que regresa a los años de la Guerra Civil pero en el ámbito de la Galicia rural), etc. Miguel Delibes: Delibes cuenta con una obra narrativa amplia, continuada, que se inicia, en 1947 con La sombra del ciprés es alargada y termina en 1999 con El hereje. -
La siguiente etapa se abre con un libro de 1950, El camino, novela sobre el despertar a la existencia de un niño, Daniel el Mochuelo. La obra supone una metamorfosis en la obra de Delibes y entre sus logros destacan la expresión de la ingenuidad del mundo infantil y la acertada narración del paulatino descubrimiento de la vida. Otras obras: Parábola para un náufrago, El príncipe destronado, La guerra de nuestros antepasados, El disputado voto del señor Cayo, Los santos inocentes… Su última novela, la única novela de carácter histórico de Delibes, es, a su vez, una de sus mejores obras: El hereje, novela estructurada sobre la historia del Valladolid del Siglo XVI, de la que nos va presentando los cambios económicos, sociales, urbanos, de costumbres, etc., aunque tomando como eje la vida de Cipriano Salcedo que entrará en contacto con las corrientes protestantes que clandestinamente empezaban a introducirse en la Península. La obra es sobre todo un canto apasionado por la tolerancia y la libertad de conciencia, una novela inolvidable sobre las pasiones humanas y los resortes que las mueven. Luis MARTÍN SANTOS: La publicación de Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos, marcó un hito en la novela española contemporánea, no tanto por su argumento, vinculado al Realismo, como por la búsqueda de nuevas formas narrativas. En esta novela se ve la influencia de diversos novelistas extranjeros como Kafka, Faulkner y, especialmente, James Joyce. El asunto de la obra, si se reduce a su puro esqueleto, tiene mucho de relato folletinesco, con ribetes de novela negra. El tema de la novela es la frustración existencial de un investigador médico cuyo fracaso humano es consecuencia de la miseria social, del atraso científico que le rodea y de su propia debilidad para llevar a cabo su proyecto. Su gran novedad es la forma, el estilo, que supone una ruptura radical y definitiva con el Realismo convencional: en esta novela los diálogos no abundan, pero en cambio se explota el monólogo interior cuya función principal es caracterizar a los personajes; hay un constante cambio de narrador



LA NARRATIVA HISPANOAMERICANA DE LA SEGUNDA MITAD DEL Siglo XX 1. INTRODUCCIÓN La literatura hispanoamericana ha florecido desde los días de la colonización, aunque es en el Siglo XX cuando se ha verificado una ve4rdadera explosión literaria de enorme calidad. Los Premios Nóbel concedidos a algunos de sus autores así lo atestiguan (Gabriela Mistral, Miguel Ángel Asturias, Pablo Neruda, Octavio Paz y Gabriel García Márquez). Asimismo lo confirman los premios Cervantes (Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Mario Vargas Llosa, Juan Carlos Onetti, Guillermo Cabrera Infante… La narrativa hispanoamericana se sumerge en un proceso de americanización y Vanguardismo desde principios del Siglo XX, en el que el concepto de transculturación tiene gran importancia: la cultura de Iberoamérica es una mezcla y asimilación de entidades heterogéneas en continua proceso de mestizaje y mutua y continua transformación. El Realismo mágico En este marco socio-cultural es donde se produce la renovación de la narrativa hispanoamericana, iniciada por una generación de escritores nacidos a fines del Siglo XIX o principios del XX: Jorge Luis Borges, Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier. Jorge Luis Borges (Buenos Aires1899-Ginebra1986) Este escritor argentino es una figura de primer orden en la literatura contemporánea internacional. Además de destacado poeta es un extraordinario ensayista, aunque lo mejor de su obra son los cuentos: Historia universal de la infamia (1935) es un conjunto de biografías imaginarias, Ficciones (1944), El Aleph (1949). El tiempo es otro tema recurrente en sus obras, junto con la vejez y la muerte. El señor presidente es una novela de dictador inspirada en el Tirano Banderas de Valle-Inclán. Escribíó una novela negrista (sobre los cultos del sincretismo religioso afrocubano): Écue-Yamba-Ó. Los pasos perdidos está acreditada como una novela clave en la renovación narrativa de Iberoamérica. DEL “BOOM” A LA ACTUALIDAD La renovación de la narrativa hispanoamericana emprendida en los años cuarenta tuvo continuidad en las décadas siguientes en las obras de un excepcional grupo de narradores (Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Augusto Roa Bastos, Mario Vargas Llosa, Juan Carlos Onetti…) que se establecieron en Europa, especialmente en España, en el momento en que la novela española sufría un estancamiento por el agotamiento del Realismo social. Entre sus obras destacan Bestiario, un libro de relatos;



Los premios, novela en la que se cuenta como un grupo de agraciados en un concurso no pueden disfrutar del premio; Historia de cronopios y de famas, lleno de humor que trata lúdicamente el absurdo cotidiano; Rayuela, su obra más compleja y elaborada: los capítulos pueden leerse linealmente o al capricho del lector. Juan Rulfo (México 1918-1986) Es uno de los mayores renovadores de la narrativa hispanoamericana en el Siglo XX. Escribíó muy poco: El llano en llamas (un conjunto de cuentos) y Pedro Páramo (una novela corta). Los cuentos narran historias tristes y trágicas en un ambiente desolador del México posrevolucionario. Pedro Páramo cuenta la historia de Juan Preciado, quien se dirige a Cómala a buscar a su padre, Pedro Páramo, cacique local. En esta novela Rulfo nos presenta la soledad y el desarraigo del hombre y nos hace reflexionar sobre su existencia. Su primera obra editada es la novela corta La hojarasca, que presenta la existencia como algo inexplicable y desconcertante en un ambiente de soledad. La siguiente novela publicada es El coronel no tiene quien le escriba, historia de un coronel retirado acosado por la pobreza, la enfermedad de la mujer y la pobreza. Entre sus cuentos destacamos Los funerales de Mamá Grande, La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada, Todos los cuentos y Doce cuentos peregrinos. Mario Vargas Llosa (Arequipa, Perú 1936) Es otra de las grandes figuras de la narrativa hispanoamericana. También ha publicado ensayos sobre narrativa, obras de teatro y artículos en la prensa diaria. Otros autores Juan Carlos Onetti, nacido en Montevideo trabajó como periodista y destaca por su novela El astillero, además de sus colecciones de cuentos. Su novela más conocida es La muerte de Artemio Cruz, en la que a través de los recuerdos de un dirigente político se reconstruye la historia de México desde la revolución. ÚLTIMAS TENDENCIAS Después del esplendor de los años sesenta y setenta la narrativa hispanoamericana ha continuado aportando autores y obras de alta calidad. Entre los narradores recientes más

Entradas relacionadas: