Novela existencial de los años 40

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 4,99 KB

 
-La novela en los años cincuenta o la novela social:
Los autores de los cincuenta se sitúan en la tradición literaria del Realismo y adoptan los temas sociales, superando el individualismo existencialista de la década anterior. Es lo q se ha llamado la novela social. Para estos novelistas, la literatura debe comprometerse: tiene q reflejar las circunstancias del momento en q fueron escritas y tratar de transformar la realidad.
Sus temas principales son la falta de libertad, las injusticias sociales y, en general, las penosas condiciones de vida de la gente común en la España de la larga posguerra.  Los autores del medio siglo introducen una innovadora manera de contar las historias: el objetivismo. Consiste en describir la realidad de manera imparcial, como la grabación de una cámara de cine, p medio de un narrador en 3ª persona q se limita a describir los espacios, registrar los diálogos de los personajes y mostrar sus comportamientos. (Esta técnica relaciona las novelas de los cincuenta con el neorrealismo cinematográfico italiano. De hecho, a la narrativa española de esta época se le denomina tbn con ese término). La colmena de Camilo José Cela describe las rutinas cotidianas de una multitud de personajes de las clases humildes o de una burguésía con escasos recursos, q luchan p sobrevivir en un entorno de miseria económica y moral. La acción no se centra en cada personaje de forma individual, sino q el autor ofrece una visión realista de vida colectiva en la ciudad de Madrid en 1942, “ese sepulcro, esa cucaña, esa colmena”. Se trata, por tanto, de un protagonista colectivo. Esta visión de conjunto se consigue mediante la técnica del contrapunto: el relato está dividido en 215 fragmentos, como escenas cinematográficas, a lo largo de los cuales se desarrollan varias líneas argumentales simultáneas q se entrecruzan, como las vidas de personajes.
En El camino de Miguel Delibes aparecen temas recurrentes en otras obras suyas posteriores, como Las ratas o El disputado voto del señor Cayo: la dicotomía campo / ciudad, el cuestionamiento del progreso, la presencia del paisaje castellano y el universo de la infancia como un paraíso perdido.
La máxima expresión de la técnica del objetivismo es El Jarama de Rafael Sánchez Ferlosio. Un grupo de jóvenes madrileños disfrutan de un día festivo a la orilla del río. Predominan los diálogos, intrascendentes, q reproducen fielmente el habla real de la época y en ellos se muestra el tedio y la falta de inquietudes de la gente corriente de ese momento./ -La novela en los años sesenta: A principios de la década de los sesenta se produjo en España un amplio movimiento de renovación de la narrativa, pues las fórmulas de la narrativa social se percibían agotadas. Se trataba de poner al día la novela con respecto a la literatura europea y norteamericana (herederas de la obra de Kafka, Proust, Joyce o Faulkner) y también la influencia del boom hispanoamericano (Cortázar, García Márquez, Vargas Llosa). Se trata de la llamada novela experimental, q se desarrollaría a lo largo de los sesenta hasta mediados de los setenta. Según estos autores, el arte no debe supeditarse a la política, es decir, la función de la novela ya no será tratar de transformar la realidad, aunq estén presentes temas de contenido social. Desaparece el protagonista colectivo del Realismo social y cobran protagonismo los personajes fuertemente individualizados. La técnica del objetivismo ya no se considera la adecuada para reflejar el mundo, pues la realidad no son tanto los hechos como la manera en q los percibe el sujeto. Cobra + importancia el discurso, el cómo se narra, q la historia. Por ello, se emplean técnicas narrativas  nuevas y + complejas: el desorden cronológico, q convierte las novelas en puzles q el lector debe construir (Si te dicen que caí de Juan Marsé). El monólogo interior, q permite al lector sumergirse en la mente de los personajes, recurso presente en numerosas novelas. La multiplicación del punto de vista, q añade la perspectiva de otros personajes a la del protagonista. La inclusión de materiales diversos como esquemas, diagramas (La saga / fuga de J. B. De Gonzalo Torrente Ballester). Licencias ortográficas (Don Julián de Juan Goytisolo, organizada en secuencias sin puntos ni mayúsculas). 
La obra q marca el cambio en la tendencia de la narrativa española es Tiempo de silencio de Luis Martín Santos, en la q un joven investigador sumido en la desorientación existencial se ve involucrado en unos hechos dramáticos. Al final, derrotado p las circunstancias, se ve obligado a aceptar el opresivo y mediocre “tiempo de silencio” q le ha tocado vivir. En la novela encontramos ecos del 98: los personajes desorientados, los bajos fondos como en La busca.  Y novedades de estilo como el monólogo interior, digresiones, 


Entradas relacionadas: